viernes, 29 de enero de 2010

Pedro Moreno, exige al Alcalde y al PP que cumpla la legislación de memoria histórica en Málaga y le retire la calle a Franco y los golpistas

El concejal de IULV-CA del Ayuntamiento de Málaga, Pedro Moreno Brenes, a presentado una moción al plenario para que se cumpla de una vez la denominada “ley de Memoria histórica”, y que al menos se empiecen a retirar de las calles de nuestra maltratada ciudad los nombres que rememoran y “glorifican” a los bárbaros criminales fascistas, y sus aliados, que pululan por toda la urbe malagueña. Este hecho que ya ha supuesto la aprobación, por parte del propio plenario, de mociones al respecto, sin embargo el equipo de gobierno, con su alcalde a la cabeza, se resisten “como gato panza arriba”. Con suma contumacia obvian lo que aprueban y con rudimentarias maniobras dilatorias mantienen a sus “notables” guardando los luceros, como recordará de sus años mozos, más bien zagalones, D. Francisco. No lo decimos por Franco sino por el sr. De la Torre.
Pedro Moreno, se niega rotundamente a dejar pasar el incumplimiento sistemático de la legalidad respecto a nuestro pasado más terrible y al menos plantea que este Ayuntamiento se comprometa en erradicar del callejero malagueño los infames nombres de Franco, Queipo, Mola y Sanjurjo, así como que en un plazo de tres meses se digne en presentar una relación de nombres para que sean sustituidos próximamente. Para ayudarle en tan ímproba tarea, el concejal comunista de IU, le ha presentado una lista de unos setenta nombres.
Para algunos esta modestísima lista les ha hecho llevarse las manos a la cabeza, aún no entienden el porqué cambiar esos nombres. Precisamente esto último nos hace insistir aún más en la necesidad de que se recupere la memoria democrática de España, y por ende de nuestra ciudad. Alguien puede creer que los títulos otorgados por el municipio, por poner un ejemplo, a José María Pemán se deben a sus dotes literarias, de mayor o menor gusto, pero la realidad no es esa los honores se le conceden nada más entrar las tropas de general Borbón y del fascio italiano con sus tanquetas experimentando la guerra celere en Málaga, en concreto al mes de entrar en la ciudad el 13 de marzo de 1937, ese mismo día eran fusilados al menos 42 demócratas y patriotas republicanos en las tapias del cementerio San Rafael. Los honores concedidos por la Comisión Gestora falangista a Pemán es por cantar a la aventura criminal fascista y darle al crimen la pomposa denominación de “gesta heroica”, otros la llamaron impúdicamente “Cruzada”. Estos miserable honores aún perduran, la memoria de los 42 asesinados no, seguramente estarán cobijados entre los nobles huesos de sus compañeros, sobre el suave manto de los sueños de sus familiares en una cajita de madera recién exhumada en San Rafael.
E. del Rosal.
Secretaría de Memoria Histórica del PCE de Málaga
Seguidamente reproducimos la moción presentada:
MOCIÓN
Que presenta el portavoz del grupo de Izquierda Unida Los Verdes – Convocatoria por Andalucía, Pedro Moreno Brenes, a la consideración del Pleno del Ayuntamiento, relativa al cambio del nombre de 4 calles dedicadas a los principales generales del golpe militar que dio origen a la Dictadura y a la retirada de los títulos a Francisco Franco y Gonzalo Queipo de Llano.
El artículo 15 de la Ley 52/2007, aprobada hace dos años, recoge la obligación de retirar cualesquiera símbolos de exaltación de la sublevación militar, la Guerra Civil o la dictadura que aún perduren en nuestra ciudad. A este respecto, se considerarán incluidos como símbolos de exaltación los nombres de calles dedicadas a personas directamente relacionados con el golpe militar, la Guerra Civil o represión franquista.
A lo largo del periodo democrático han sido varias las mociones encaminadas a retirar nombres de calles y elementos de la dictadura franquista. Así en junio de 1979 el pleno, con la abstención de la UCD, sustituyó tres nombres de calles: la plaza José Antonio pasó a llamarse de la Constitución; la avenida del Generalísimo pasó a ser la Alameda Principal y la plaza Queipo de Llano se convirtió en la plaza de la Marina.
En 1996, el pleno municipal, con la abstención del PP, ya aprobó una moción de IU para sustituir los nombres de las calles de los militares que participaron en el golpe de Estado de julio de 1936. Después de 13 años y medio, no se ha cambiado ni un sólo nombre y estos aún perduran. En casi 14 años no se ha cumplido el acuerdo.
En este mandato municipal se han aprobado mociones en ese sentido, por lo tanto, no es que se vayan a discutir mociones para aplicar la Ley de la Memoria sino que ya se discutieron y se aprobaron, pero el equipo de gobierno se niega a aplicarla porque no tiene voluntad política.
Lo que se pedía es que el Ayuntamiento de Málaga cumpliera con la Ley de la Memoria Histórica, y esa Ley es incompatible con el hecho de que en las calles de la capital se resalten a las personas que tuvieron protagonismo en el golpe de estado de 1936 y posterior dictadura franquista.
La comisión municipal de la Memoria Histórica, que se creó a instancias de la oposición, se encuentra actualmente paralizada, mientras que en otras ciudades de España y Andalucía ya están funcionando, y ya se han cambiado nombres de calles.
La comisión se creo en noviembre de 2008 y nuestro grupo presentó un listado de calles, barriadas y símbolos donde queda constancia de la dictadura franquista y de la represión, pero hasta ahora no se ha cambiado el nombre de ninguna calle ni se han retirado ninguno de los símbolos de la dictadura militar que existe en la capital.
La última reunión fue hace casi un año, nosotros dimos una relación de barrios o calles concretas, en la que había más de 100 calles contabilizadas. Además de que existen numerosas placas, escudos y otros elementos franquistas que se pueden ver en edificios y calles de Málaga. Desde marzo de 2009 no se ha hecho nada.
El resultado es que, hasta ahora, no se ha cambiado el nombre a ninguna calle ni se ha retirado ningún símbolo de la dictadura militar que existen en la capital.
El 3 de noviembre de 2009, registramos una pregunta, aún sin contestar, para saber que medidas tiene previsto tomar para cumplir con la ley de memoria histórica, y cuándo prevén iniciar los cambios de nombre de las calles y la retirada de símbolos.
Fuentes de la UMA nos han informado que a principios de año pasado llegó una carta del Ayuntamiento, en la que se pedía colaboración para elaborar un catálogo de los elementos. El departamento de Historia Contemporánea contestó que necesitaba información más concreta sobre lo que se quería y que había que financiar el estudio o becarlo. Sin embargo, hace un año y no se ha contestado ni dicho nada a la UMA.
El caso es que en la capital perviven calles en que se recuerda a los principales artífices de la sublevación del 18 de julio, como las calles del General Mola o General Sanjurjo, o la dedicada a Queipo de Llano o al mismo Generalísimo Franco.
Por otro lado, el artículo 15 de la Ley 52/2007, aprobada hace dos años, incita a que las Administraciones Públicas a tomar las medidas oportunas para la retirada de las menciones conmemorativas de exaltación de la Guerra Civil y de la represión de la dictadura. Este es otro aspecto, que aún no se ha cumplido totalmente en Málaga.
Málaga nombró Hijo Predilecto e Hijo Adoptivo de la Ciudad a Francisco Franco el 20 de marzo de 1937. El 29 de noviembre de 2007, con la abstención del PP, se revocaron estos títulos del dictador. Previamente, la propuesta había sido rechazada por el PP, con el argumento de que la petición se hizo sobre la base de la Ley de Memoria histórica que todavía no estaba en vigor.
El militar Gonzalo Queipo de Llano, general en jefe del ejército sublevado del Sur, da nombre a una calle de nuestra ciudad.
Este militar golpista dirigió las operaciones de la ocupación de Málaga en enero de 1937, con la ayuda de tropas italianas fascistas mecanizadas al mando del general Roatta, que concluyó con una de las mayores matanzas civiles de toda la guerra.
Queipo de Llano contempló el bombardeo de nuestra ciudad a bordo del buque Canarias. En ese momento llegó a decir lo siguiente: "A los tres cuartos de hora, un parte de nuestra aviación me comunicaba que grandes masas huían a todo correr hacia Motril. Para acompañarles en su huida y hacerles correr más aprisa, enviamos a nuestra aviación que les bombardeó, incendiando algunos camiones".
Similar juicio nos merece personajes como los Generales Mola y Sanjurjo.
En Málaga, la Memoria Histórica ya no puede esperar más, estamos hablando de justicia. Pedimos que se cumpla la Ley de Memoria Histórica, la moción también va encaminada a reactivar la comisión de memoria histórica, pero podemos avanzar en eliminar ahora las huellas del franquismo que más daño hacen a los supervivientes.
En atención a todo lo anterior, solicitamos la aprobación de los siguientes:
A C U E R D O S
1.- Instar al equipo de Gobierno a someter al Pleno en el plazo máximo de tres meses, una relación de nombres que sustituyan a los que deben ser eliminados de la nomenclatura de las vías públicas del Ayuntamiento, de acuerdo a la Ley 52/2007.
2.- Instar al equipo de Gobierno a sustituir de una manera inmediata las calles de los principales artífices del golpe de estado y la posterior dictadura franquista, esto significa cambiar la denominación:
C/ Generalísimo Franco
C/ Queipo de Llano
C/ General Mola
C/ General Sanjurjo
Pedro Moreno Brenes
Portavoz de IULV-CA
Málaga a 22 de enero de 2010

No hay comentarios: