jueves, 14 de enero de 2010

El concejal de IULV-CA, Pedro Moreno, exige la eliminación de una vez de toda exaltación a la dictadura de la ciudad de Málaga

El portavoz municipal de IULV-CA, Pedro Moreno Brenes, ha presentado en la Comisión de Cultura del Ayuntamiento de Málaga una moción en la que se interesa por la parálisis actual de la comisión de Memoria Histórica que iba ha ser la que estudiara y definiera de una vez la eliminación de los numerosos vestigios de la dictadura franquista que aún existen en la ciudad, a pesar de haber transcurrido más de treinta años de su desaparición. Asimismo el concejal de las izquierdas ha preguntado por la situación en que se encuentra el proyecto de creación del centro documental de la Memoria que el Consistorio había aprobado, pero como todo lo que tiene que ver con “la memoria” cae en el olvido.
Como ha afirmado el concejal, Pedro Moreno, es que "no hay voluntad política para cumplir los acuerdos plenarios" y añadió que "nadie vea estas mociones con revanchismo, sino que hablamos de justicia independientemente de las ideologías. Nadie debería de tener que vivir o pasar por la calle de un torturador".
Es de justicia que se supriman de una vez toda huella fascista que ahogó en sangre a nuestro pueblo, entre ellos escudos, placas, bustos, monumentos, los títulos y honores, nombres de calles, barriadas o edificios e instalaciones públicas, concedidos a hombres como Franco, Queipo de Llano y demás criminales fascistas o a sus necesarios colaboradores. Pero también es igualmente de justicia que el horror pasado los republicanos y republicanas, es decir las torturas, humillaciones, hambre, prisión y muerte no sean olvidados y que la memoria democrática sea restituida al espacio público y colectivo. En ese sentido hay que recordar que IULV-CA en el mes de abril pasado consiguió que se aprobara una moción, por unanimidad, relativa a la ubicación de un centro documental de la Memoria Histórica dentro del proyecto de uso social de la antigua Prisión Provincial. "La antigua cárcel alojaría la sede de la Asociación contra el Silencio y el Olvido, por la Recuperación de la Memoria Histórica de Málaga, una biblioteca temática y un espacio expositivo para mostrar los ajuares y piezas recuperados en las excavaciones de las fosas comunes de San Rafael", ha comentado a la prensa el vicepresidente de esta asociación, José Galisteo. Por esta prisión pasaron 30.000 malagueños. "Allí nuestros familiares pasaron sus últimas horas de vida antes de morir fusilados o a garrote vil", ha señalado José Dorado, presidente de la organización.
A continuación reproducimos la moción en cuestión.
MOCIÓN
Que presenta el portavoz del grupo de Izquierda Unida Los Verdes–Convocatoria por Andalucía, Pedro Moreno Brenes, a la Comisión de Pleno de Cultura, Educación, Turismo y Deportes, relación a la comisión municipal de la Memoria Histórica y situación del centro documental de la Memoria.
En abril de 2008, en una moción a la comisión de cultura, propusimos que como en otras ciudades, se constituyera una comisión para abordar las obligaciones del consistorio en los que respecta a la ley de la memoria histórica, y en el pleno de mayo de 2008 presentamos otra moción, directamente al pleno municipal, en la que instamos al equipo de gobierno al cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica.
El Ayuntamiento de Málaga, informó que iniciaría el proceso de retirada de los símbolos de la dictadura franquista inmediatamente después de que se desarrollara reglamentariamente la Ley de la Memoria Histórica, según nos señaló el delegado.
En la Comisión de Cultura, en respuesta a la moción presentada, el Sr. Briones nos indicó que la Ley 5/2007 estaba pendiente de desarrollo reglamentario y cuando esto se produjera habría mayor seguridad jurídica para llevar a cabo la retirada de los símbolos, que, como recordó, requeriría la elaboración de un inventario que respete los términos de dicha normativa. Además, nos precisó que se debía esperar al desarrollo normativo a los efectos del establecimiento del marco competencial de cada una de las administraciones públicas.
En ese sentido, apuntó que en ese momento, en el que habrá una cooperación de todas las administraciones, el Ayuntamiento procederá a la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos alusivos a la época de la dictadura.
Finalmente, en noviembre de 2008 se aprobó la creación de la comisión de la memoria histórica del Ayuntamiento de Málaga y la elaboración del catálogo de los elementos franquistas y establecimiento de un plan para ir retirándolos, así como la elaboración como directriz de obligatorio cumplimiento municipal de una relación de calles con denominaciones franquistas y su sustitución por otras democráticas.
Tras el nombramiento de nuestro representante en la comisión municipal de la Memoria Histórica, la misma tuvo su primera reunión en diciembre y luego tan sólo otra reunión en marzo. En este momento la Comisión está paralizada.
La Comisión se encuentra paralizada y a la espera de un listado de calles, de placas y otros símbolos de la dictadura que aún existen en la capital. El resultado es que, hasta ahora, no se ha cambiado el nombre a ninguna calle ni se han retirado ningunos de los símbolos de la dictadura militar que existen en la capital. A fecha de hoy desconocemos si la Universidad de Málaga ha elaborado el informe que se pidió.
La comisión municipal de la memoria histórica cuenta para su trabajo con una lista de cerca de cinco mil calles, un listado de entidades y corporaciones desde 1930 a 1970 que tiene los nombres de alcaldes, gobernadores civiles y militares, jefes del movimiento, jefes del sindicato vertical, presidentes de la Diputación, así como jefes responsables de departamentos ministeriales, concluyendo con la de hijos adoptivos y predilectos de la ciudad.
En una aproximación, ciframos en más de cien el número de calles existentes en nuestra ciudad. En Málaga, todavía existe una calle con el nombre de Generalísimo Franco que se encuentra en la barriada de Olías, donde otras calles siguen recordando las figuras de Queipo de Llano o Ruiz de Alda.
En la capital propiamente dicha perviven calles que recuerdan a los principales artífices de la sublevación militar del 18 de julio de 1936 como las calles General Mola o General Sanjurjo, en la zona de Gamarra.
Buena parte de los barrios construidas en época franquista conservan todavía los nombres de la época, como las conocidas como XXV años de Paz, barriada Girón o Sánchez Arjona. Además una buena parte de sus calles conservan los nombres de personajes del anterior régimen.
Así, en la barriada Girón, existe una placa con el escudo de Falange, podemos adentrarnos en las calles Francisco Ballesteros o Martos Escobar, o en las calles Fernández-Nespral, José Croque o Manuel Assiego, de la Falange o la División Azul.
En XXV años de Paz, la mayoría de las calles hacen referencia a militares de la División Azul, como calle Comandante Román o sargento Crooke López, Sargento García Noblezas y Soldado Muñoz Cañero. La barriada Haza de Cuevas o Nuestra Señora de la Victoria, mantienen el nombre de personajes de la dictadura militar. Los nombres de todas sus calles corresponden a militares que lucharon en el bando franquista. Allí se hallan Capitán Huelin, Alférez Luis Escassi o Alférez García Valdecasas. Las barriadas como Gamarra o Haza del Campillo, tienen más de 20 calles con nombres de dirigentes de Falange como las dedicadas a Mola y Sanjurjo.
Además de todo esto, existen muchas placas, escudos o pequeños bustos de estética franquista se pueden ver en edificios, iglesias y calles de Málaga.
El 3 de noviembre de 2009, registramos una pregunta plenaria que aún no se nos ha contestado, al amparo del Reglamento Orgánico, pese que ya han trascurrido los 45 días preceptivos para su contestación.
Entonces Preguntamos: cuál es la situación se encuentra la comisión; por qué se encuentra paralizada; cuál era el motivo del retraso; por qué se han interrumpido los trabajos de la misma; por qué no ha seguido reuniéndose; qué informes faltan; por qué no se ha finalizado el inventario; mientras porque no se ha ido trabajado; cuando se prevé convocar; qué medidas tiene previsto tomar para cumplir con la ley de memoria histórica; cuándo prevén iniciar los cambios de nombres de las calles y la retirada de símbolos; qué plazos de tiempo se barajan para su finalización.
Por otro lado, en el pleno municipal ordinario del mes de abril se aprobó una moción por unanimidad relativa a la ubicación de un centro documental de la Memoria histórica dentro del proyecto de uso social de la antigua prisión provincial en la que contemplaba la creación un Centro Museo Documental de la Memoria Histórica dotado de un espacio dentro del equipamiento público previsto en la cárcel de Málaga. Para nosotros es necesario impulsar este proyecto para su ejecución lo antes posible.
En atención a todo lo anterior, solicitamos la aprobación de los siguientes
A C U E R D O S
1.- Instar al equipo de gobierno municipal a retirar cualesquiera símbolos de exaltación de la sublevación militar, la Guerra Civil o la dictadura que aún perduren en nuestro término municipal, en edificios públicos o privados de acuerdo con el artículo 15 de la Ley 52/2007. A este respecto, se considerarán incluidos como símbolos de exaltación los nombres de vías públicas del municipio dedicados a hechos o personas directamente relacionados con la sublevación militar, la Guerra Civil o la represión franquista. Por ello, se insta igualmente al equipo de gobierno municipal a someter al Pleno Municipal en el plazo máximo de tres meses, una relación de nombres que sustituyan a los que deban ser eliminados de la nomenclatura de vías públicas de nuestro Ayuntamiento.
2.- Instar al equipo de gobierno municipal a retirar cualesquiera subvenciones a los propietarios privados que no actúen de conformidad con el artículo 15 apartado 1 de la Ley 52/2007. Se insta igualmente al equipo de gobierno municipal a adoptar las medidas adecuadas para la conservación de los documentos a que se refiere el artículo 22 de la Ley 52/2007 y que se hallen en dependencias municipales y en los archivos privados radicados en este término municipal.
3.- Se declarará, en correspondencia con los artículos 2, 3 y 4 de la Ley 52/2007, radicalmente injustos cualesquiera acuerdos de este Ayuntamiento durante la Guerra Civil y la dictadura, por los que se sancione por motivos políticos, ideológicos o religiosos a vecinos de este municipio por defender la legalidad institucional anterior, pretender el establecimiento de un régimen democrático en nuestro país o intentar vivir conforme a opciones amparadas hoy por la Constitución.
4.- Se declarará, en correspondencia con los artículos 2, 3 y 4 de la Ley 52/2007, radicalmente injustos cualesquiera acuerdos de este Ayuntamiento durante la Guerra Civil y la dictadura, por los que se sancione a funcionarios públicos de este Ayuntamiento por razones políticas, religiosas o ideológicas. Como consecuencia, el Pleno Municipal acordará reintegrarles en sus honores y en sus condiciones plenas como funcionarios municipales.
5.- A fin de dejar constancia de las declaraciones de los dos puntos anteriores, se realizará en la Casa Consistorial un acto expreso de reparación de los vecinos y funcionarios que se hallaren en los supuestos que contemple la Ley 52/2007. Así como se facilitará la documentación a que hubiera lugar, a aquellas personas que deseen obtener del Ministerio de Justicia la Declaración de reparación y reconocimiento personal a que da derecho el artículo 4 de la Ley 52/2007 y la documentación a que hubiera lugar para obtener las pensiones y prestaciones reconocidas en los artículos 5, 6 y 7 de la citada Ley.
6.- Instar al equipo de gobierno municipal a que impulse, dentro del proyecto de uso social de la antigua prisión provincial, la creación un Centro Museo Documental de la Memoria Histórica, dotado de un espacio dentro del equipamiento público previsto en la cárcel de Málaga.
Pedro Moreno Brenes, Portavoz
Málaga, a martes 12 de enero de 2010

No hay comentarios: