sábado, 29 de abril de 2017

Manifiesto del PCE para el 1º de Mayo: “Por la Paz, por la derogación de las Reformas Laborales, por el Reparto de la Riqueza. ¡Basta de Estafas!”



¡Un primero de Mayo para la Paz! una reclamación histórica de la Clase Obrera que hoy más que nunca exigimos las trabajadoras y trabajadores de nuestro País. Mientras que las grandes corporaciones hacen la guerra buscando solo intereses geoeconómicos, la clase trabajadora ponemos los muertos.
Denunciamos que el mismo país (Arabia Saudí) que condena a sufrir latigazos en público a los trabajadores que piden aumento de sueldo y en el que los derechos de la mujer trabajadora prácticamente no existen, es el país que está subvencionando con armas a los grupos que están creando muerte y exilio a miles de trabajadores y trabajadoras en Siria. El mismo presidente (Donald Trump), que pretende eliminar los derechos básicos a los trabajadores y trabajadoras emigrantes es el que bombardea indiscriminadamente países causando más muertes a la clase trabajadora de esos países. En Europa, los mismos gobiernos (España y Francia) que apoyan los bombardeos en Oriente Próximo, sin la más mínima consideración a la vida de la población, son los mismos que están recortando en derechos laborales y condenando a los trabajadores y trabajadoras de su país a la precariedad, al desempleo, a la pobreza y recortado los derechos de una educación y sanidad pública de calidad o a una vida digna.
Por ello, desde los centros de trabajo, en las manifestaciones, en las asambleas, los trabajadores y trabajadoras de este país, gritamos NO A LA GUERRA Y POR UN PRIMERO DE MAYO PARA LA PAZ.
No es posible seguir tolerando que se esté vendiendo desde la derecha que se está creando empleo, cuando este empleo si existe, ni siquiera va acompañado de un salario digno que supere el nivel de la pobreza. No es posible seguir tolerando que en las distintas fases de las políticas neoliberales se haya condenado, en nuestro país, a las mujeres a soportar una discriminatoria brecha salarial cada día mayor, o a las trabajadoras y trabajadores de menos de 30 años, a unos salarios y una precariedad laboral inhumana, que anula cualquier posibilidad de futuro. No es posible que los empresarios se estén aprovechando de una reformas laborales desequilibrantes, que están utilizando para bloquear la negociación colectiva, eliminando los derechos recogidos en los tradicionales convenios colectivos, sobre todo en aquellas empresas y sectores productivos donde no existe fuerza sindical.
El gobierno del Partido Popular, sigue realizando reformas neoliberales de calado en el conjunto del Derecho Laboral Español. Al igual que con el Gobierno de Aznar, aprovecha la ley de acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado, para introducir nuevos recortes laborales, en propuesta para 2017 pone más dificultades para la remunicipalización de servicios, y establece la prohibición a los Gestores Públicos de establecer contratos indefinidos, salvo por sentencia judicial, condenando a la precariedad a miles de trabajadores y trabajadoras del sector público que llevan años con contratos temporales.
La reforma laboral del 2010 aprobada por el gobierno del PSOE y la del 2012 aprobada por el del PP, ha facilitado a los empresarios el conseguir beneficios a costa de los derechos laborales, económicos y sociales, y como consecuencia, se están disparando los niveles de desigualdad y pobreza. Ha sido el gobierno del PP el que ha desequilibrado las relaciones laborales en favor de los empresarios y ha degradado las condiciones de trabajo y de vida de la clase trabajadora.
Con estas reformas las trabajadoras tenemos que elegir entre desempleo o empleos precarios con salarios de miseria. Trabajar para seguir siendo pobres. El desempleo es la antesala de la pobreza y exclusión social. Están en riesgo de pobreza las personas que viven en hogares con una renta inferior al 60% de la media de la renta nacional, que es de 13.523, por lo cual el umbral de pobreza se fija en 8.114,2€. Por tanto, toda persona con una renta inferior a esta cifra se considera pobre. 1.332.000 personas están en riesgo de exclusión social. Más de 5,8 millones de trabajadoras cobran por debajo del salario mínimo interprofesional, de estos, 3.694.852 de trabajadoras ingresan menos de 300€ al mes.
Las pobreza se ha extendido a todos los ámbitos de nuestra vida, así a la precariedad laboral a la que nos han sometido las políticas de la derecha, hay que añadir la falta de recursos para cubrir los derechos básicos (energía, vivienda, sanidad, etc.) y el repago de los medicamentos que están perjudicando gravemente la salud de nuestros mayores.
Estamos en un Primero de Mayo donde a pesar de la resistencia en fábricas, a través de la movilización en sectores productivos, los poderes económicos y el régimen siguen acumulando riqueza a costa del sufrimiento de la clase trabajadora y de la mayoría social de este país, por lo que desde el PCE llamamos a la movilización continuada por el reparto de la riqueza.
En este Primero de Mayo donde los derechos de los trabajadores/as están acercándose más a los existentes en la primera mitad del siglo XX que al lógico desarrollo del siglo XXI. Nosotros y nosotras comunistas que nos reclamamos de la Clase Obrera y de la Revolución Socialista de Octubre, llamamos a la unidad de las luchas y de las movilizaciones obreras, huelgas sectoriales por la negociación colectiva, o movilizaciones sindicales y sociales de profundo contenido sociopolítico que pretende cambiar las políticas neoliberales y las imposiciones del Capital.
¡VIVA EL PRIMERO DE MAYO!
Manifestación en Málaga: a las 11:00 horas en Alameda Colón-Muelle Heredia (sede de Sindicatos). La militancia del PCA, UJCE, MDM e IULV-CA, nos veremos a 10:30 horas en la esquina C/ Duquesa de Parcent con Alameda de Colón.  
Así mismo, el Partido y las Juventudes organizan Mitin-fiesta, una vez acabada la manifestación, en sede “Marcelino Camacho” sita en C/ Cerrojo nº 44. Contaremos con las intervenciones  de colectivos de trabajadores en lucha, UJCE, MDMA, CC.OO. Por el Partido intervendrá Manuel García Morales (Comisión Internacional del PCE), Saray Pineda, Efraín Campos, Sº Político del C. Prov. PCA, y nuestra diputada la camarada Eva García Sempere. Hemos invitado a intervenir, asimismo a Alberto Montero, Secretario General de Podemos y diputado en el Congreso de Unidos Podemos. También habrá una Fideúa Popular, cocina, barra, mojitos y la actuación musical del Grupo The Primes and Boys.

viernes, 28 de abril de 2017

El PCE apoya las movilizaciones contra la corrupción y considera necesaria la presentación de una moción de censura



La situación política que se vive en estos momentos pone en evidencia, una vez más, lo pernicioso que es la continuidad del Gobierno del Partido Popular con Mariano Rajoy a la cabeza y la tremenda responsabilidad que en lo que está ocurriendo tienen quienes descabezaron al PSOE para impedir la formación de un Gobierno diferente.
Era ya evidente en Junio que el PP era un partido carcomido por la corrupción, que no es cuestión de cuatro o cinco chorizos sino una trama organizada, no sólo para conseguir financiación y sobresueldos sino para favorecer los intereses de un empresariado que se enriquece a costa de las concesiones administrativas y no sólo por la obra pública sino de aquellos que se benefician de las privatizaciones de los servicios públicos, las listas de espera en la sanidad y especialmente de las reformas laborales que recortan salarios y derechos a la clase trabajadora garantizándoles así el aumento de sus tasas de beneficio.
Un sector empresarial depredador que conforma la oligarquía de un país al que consideran su cortijo privado, herederos de los que alentaron el golpe de estado contra la República y el genocidio de los que la defendieron.
La corrupción no sólo supone saquear las arcas públicas para beneficio de unos pocos, supone también imponer toda una acción legislativa en favor a un empresariado que ha aprovechado la situación para mantener su dominio sobre la economía y la política. Desde las reformas laborales, hasta la ley mordaza pasando por las privatizaciones se impuso un marco jurídico cada vez mas represivo y antisocial a la medida del empresariado que paga y manda. La corrupción supone también sortear la separación de poderes para decidir quiénes deben acusar y juzgar y a quiénes.
La “Operación Lezo’ que ha llevado a prisión a Ignacio González, a su hermano y a una red de personas de confianza, en el momento en el que se está desarrollando la vista oral por el caso gurtel, es un hito más que desmonta el discurso desesperado del PP de que esto es cuestión de algunas manzanas podridas. La lista de casos e imputados del PP no para de crecer día a día.
Es evidente que el PP de Mariano Rajoy tiene incorporado en su funcionamiento una “red” de personalidades relacionadas con casos de corrupción que convierte esta situación en un “problema para la propia democracia”, como se ve en los múltiples casos que afectan casi a diario a importantes dirigentes de esta formación. De manera especialmente grave es el comportamiento de la Fiscalía Anticorrupción que el fiscal Anticorrupción, nombrado por el fiscal general del Estado, que tiene una afinidad estrechísima con dirigentes de este partido cuyo deber es combatir la corrupción y trabajar sin cesar contra ella, maniobre para que no se llegue hasta el fondo en la investigación de este caso es realmente grave y relaciona directamente este caso a nivel político con la mas “alta cúpula” del Partido Popular, incluido por supuesto el propio Presidente Rajoy.
Ante esta situación tan grave, es necesaria la reacción popular, la reacción de una ciudadanía que como el pasado lunes ante las puertas de Génova debe mostrar su rechazo a un partido y unas formas de hacer política que consideran nuestra democracia una tapadera para que algunos escondan sus negocios y corruptelas. Hay que sacar de la vida pública a quienes han llevado a este país no sólo a la ruina económica, sino a una ruina mucho peor, la ruina ética y moral.
Desde el Partido Comunista de España consideramos que la movilización popular debe ser un elemento fundamental en la construcción de la alternativa por lo que mostramos nuestro apoyo a las movilizaciones convocadas contra la corrupción por el Frente Cívico para el 15 de mayo, llamando a promover todo tipo de movilizaciones y concentraciones unitarias en ciudades y pueblos toda España, así como a la presentación de mociones en Ayuntamientos, Diputaciones y Parlamentos en apoyo a la iniciativa de moción de censura contra el gobierno del Partido Popular.
En el mismo sentido el Partido Comunista de España saluda y aplaude la iniciativa de Unidos Podemos de iniciar el camino hacia una moción de censura que saque del Gobierno al Partido Popular. Entendemos que no se puede mantener una situación que ya no debió de darse al inicio de esta legislatura. es el momento de hacer valer también la posibilidad de poner en marcha las iniciativas parlamentarias que sobre la derogación de las Reformas Laborales, Ley Mordaza, etc. el Partido Popular bloquea desde el Gobierno a pesar de su aprobación en el Congreso.
Madrid, a 27 de abril de 2017

Alberto Garzón explica que presentar una moción de censura contra Rajoy es una “obligación ética” y advierte de que la corrupción del PP ha llevado a una “situación de excepción”



El Coordinador federal y portavoz parlamentario de Izquierda Unida en el Congreso, Alberto Garzón, explicó en la mañana de ayer jueves, 27 de abril, que esta formación “comparte el análisis” hecho por todos los partidos y confluencias que conforman el Grupo Confederal de Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea para iniciar conversaciones con las formaciones políticas y representantes de asociaciones de la sociedad civil para presentar en la Cámara Baja una moción de censura contra el Gobierno de Mariano Rajoy. Garzón destacó que dar este paso es una “obligación ética” ante “la situación de excepción de Estado” a la que han llevado los casos de corrupción que a diario salpican al PP y por el papel que desarrollan los máximos representantes de algunas instituciones fundamentales, tanto políticas como judiciales, para taparlos.
El máximo responsable de IU expuso en nombre de esta formación su análisis ante este importante anuncio en una rueda de prensa en el Congreso en la que intervinieron también el presidente del grupo de Unidos Podemos-En Comú Podem- En Marea, Pablo Iglesias, así como el resto de portavoces/as de todas las confluencias.
“Este es un problema de país”, aseguró Garzón, que destacó también que “este país no aguanta más la corrupción del Partido Popular” porque con su continuo rosario de casos se ha convertido ya en una “amenaza para la democracia”.
Explicó que conseguir que salga adelante una respuesta a través de una moción de censura, como permite la legalidad vigente, impediría que el Ejecutivo de Rajoy siga degradando “la democracia y los servicios públicos”, por lo que reiteró que desde IU “haremos todo lo que esté en nuestra mano” para cambiar la actual situación política y económica.
Alberto Garzón expuso su opinión de que no sólo hay que conseguir el respaldo de otras formaciones políticas, sino también de los representantes de la sociedad civil para que esta actuación llegue a buen puerto. De ahí que, como adelantó, ya se haya puesto en contacto con los representantes, entre otros, de Ecologistas en Acción y de Attac para recabar su opinión al respecto, que consideró favorable. Indicó también que todas las federaciones de IU están también de acuerdo con dar todos los pasos necesarios.
El Coordinador federal de Izquierda Unida había iniciado sus explicaciones aludiendo al proceso de respuesta a la corrupción que cambió el escenario político italiano en los años 90, conocido popularmente como ‘tangentópoli’ -tangente significa soborno en italiano-, y que se llevó por delante a buena parte de la clase política y los partidos de ese país.
Recordó la denodada lucha de algunos jueces y fiscales contra el aparato político italiano y cómo la corrupción se había instalado en un gran número de las instituciones con el respaldo de buena parte de los principales partidos. “Eso no puede repetirse por culpa del Partido Popular”, sentenció.
Sobre el caso español, recordó cómo se ha llegado a desvelar que el fiscal jefe Anticorrupción está “maniobrando” para obstaculizar la denominada ‘Operación Lezo’ que investiga el desfalco del Canal de Isabel II y cómo, al tiempo, cada día se observa con más detalle que el PP “ha parasitado las instituciones”.

viernes, 21 de abril de 2017

Alberto Garzón señala que si Rajoy hubiera dimitido hace años habría ahorrado a todo el país “la vergüenza de ver cómo su presidente pisa un juzgado” por la corrupción en el PP



El Coordinador Federal de Izquierda Unida recuerda a “aquellos que hicieron que Rajoy fuera presidente”, ya que “PSOE y Ciudadanos son también corresponsables” de que a quien permitieron repetir gobierno pase ahora por un juzgado para ser “testigo de la corrupción”
El Coordinador Federal de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha afirmado que si el máximo responsable del Ejecutivo del PP, Mariano Rajoy, hubiera dimitido ya en 2013 por el denominado ‘caso Bárcenas’ de financiación ilegal de su partido, recogida en los ya famosos ‘papeles’ del ex tesorero y ex senador ‘popular’, hoy todo el país “no tendría que pasar la vergüenza de ver cómo su presidente del Gobierno pisa un juzgado”.
Alberto Garzón hizo estas declaraciones el pasado miércoles, 19 de abril, durante su estancia en Málaga en un encuentro con los medios de comunicación en la Facultad de Ciencias de la Información de la Universidad, tras mantener una reunión con representantes de diversos colectivos sociales y laborales con los que realizó un acto contra la precariedad en la misma Facultad, donde participaron entre otros los bomberos de Málaga, estibadores, las camareras de piso, miembros de las mareas de la educación y la sanidad, feministas, etc., ya por la tarde impartió una conferencia en el paraninfo de la Facultad de Económicas en la última sesión del X Seminario de Economía Crítica. Durante la misma trató el tema de la citación a Rajoy en el juicio de la ‘trama Gürtel’ en calidad de testigo.
Garzón calificó como “algo inaudito” que el líder del PP y del Gobierno español tenga que explicar a un tribunal como testigo qué conoce sobre la financiación ilegal del PP, ya que en ningún otro país esto sería así sin que fuera seguido de una dimisión inmediata. Lo contrapuso al hecho de que hay gobiernos en los que alguno de sus ministros se marchó por destaparse que había copiado una tesis doctoral.
“En nuestro país pasa absolutamente lo contrario. Un presidente de gobierno puede pasar por un juzgado, ser pillado mandando un SMS a un delincuente de sobra conocido (en referencia a Bárcenas) y no sucede nada”. De ahí que señalara que casos de corrupción como los que protagonizan los dirigentes ‘populares’ influyen en la “mala imagen” que ofrece España en el exterior, señaló el diputado comunista de IU en  Unidos Podemos.
Alberto Garzón no quiso olvidar a otros actores políticos y recordó a “aquellos que hicieron que Rajoy fuera presidente”, ya que “PSOE y Ciudadanos son también corresponsables” de que aquel al que ellos permitieron repetir gobierno con su apoyo u abstención pase ahora por un juzgado para ser “testigo de la corrupción”.
A preguntas de los periodistas sobre si Rajoy debería declarar en la misma sala del tribunal o por videoconferencia desde algún despacho, el coordinador federal de IU valoró que, como un “ciudadano más” que es, “no debería tener ningún privilegio” y que si el tribunal determina que vaya a la sala le parecería “adecuado”. 
Insistió en que para poner fin a la corrupción “hay que sacar al PP de los gobiernos”, con la vista puesta en 2019, fecha de las elecciones municipales y autonómicas, con las que se podrá empezar a “recuperar la democracia en nuestro país”. 
Garzón reclama al PP tras el arresto de González que “depure responsabilidades” en relación a Aguirre, porque “ya nadie se cree que no supiera nada de los que le rodeaban y están en la cárcel”
Alberto Garzón, ha reclamado del PP que “depure responsabilidades” y, por ejemplo, asuma “dimisiones como la de Aguirre” de su cargo público como portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid, al tiempo que aseguró que “ya nadie más se cree que Esperanza Aguirre no hubiera sabido absolutamente nada de todas las personas que le rodeaban y que ahora algunas están en la cárcel y otras en procesos judiciales que pueden terminar también en prisión”.
Garzón hizo esta valoración durante su visita en Málaga, donde conoció las detenciones practicadas por la Guardia Civil en el marco de la denominada ‘Operación Lezo’, dentro de la investigación que se sigue en la Audiencia Nacional por el supuesto desfalco del Canal de Isabel II. Entre los 12 detenidos están Ignacio González, ex presidente de la Comunidad de Madrid por el PP entre 2012 y 2015, y ‘hombre de confianza’ de Aguirre entre 2003 y 2012, cuando fue su vicepresidente en el Ejecutivo autonómico, además de presidente de la empresa que gestiona el abastecimiento de agua en la Comunidad. También están en la cárcel Pablo González, hermano del político, y su cuñado José Juan Caballero     
El máximo responsable de IU y diputado de Unidos Podemos señaló en relación a González y al partido que preside Mariano Rajoy que “no se trata ya sólo de un ático, que en esta provincia lo conocemos muy bien” -en alusión a la investigación sobre la forma en que el político ‘popular’ y su mujer se hicieron con la propiedad de un dúplex de lujo en Estepona-, sino que “se trata de que el PP ha evitado que conozcamos la verdad durante años”.
Para Garzón, estamos ante una prueba más de la “corrupción sistemática” dentro del Partido Popular y apostilló que “ya no se trata sólo de Murcia, de Valencia, sino también de Madrid, de Toledo. Allí donde el PP ha estado gobernando, al final produce privatizaciones, pérdida de la calidad de los servicios y procesos de corrupción que descubrimos ahora, pero que tuvieron su origen hace años”.
”No se trata de una manzana podrida -argumentó-, sino de una red que está dentro del PP”, un partido que acoge en su seno “una organización para el crimen organizado relacionado con la corrupción, con el saqueo de las cuentas públicas”.
Garzón quiso poner nombres y apellidos de los responsables políticos últimos de permitir esta trama en el seno del partido en el Gobierno y detalló que “es evidente que no se ha podido construir esta red sin, como mínimo, la complicidad de grandes responsables y estoy hablando en el caso de la Comunidad de Madrid de Esperanza Aguirre”. “Creo que el PP, si cree en la democracia, debería empezar a depurar responsabilidades y asumir dimisiones políticas, como la de Esperanza Aguirre”, sentenció.
 El Coordinador federal de IU insistió en que el partido de Rajoy “allí por donde pasa lo llena todo de procesos de corrupción que acaban en los juzgados aunque sea en procesos lentos”. En este punto, se felicitó de que su formación sea “responsable en gran medida de que se conozcan este tipo de circunstancias”, por lo que recordó la presentación de la querella criminal contra el PP por los denominados ‘Papeles de Bárcenas’ -en febrero de  2013- y que Izquierda Unida esté también personada como acusación en ‘caso Gürtel’.
Alberto Garzón invitó a que “uno de los deberes clarísimos por parte de la ciudadanía es ponerles nombres y apellidos a los responsables de esta corrupción, y que la izquierda tengamos la capacidad de convencer a los ciudadanos para echar a estos gobiernos que han saqueado las cuentas públicas”.
En clave política y social, razonó que “saquear las cuentas públicas como vemos en el caso del PP con Ignacio González y la Presidencia del PP en la Comunidad de Madrid tienen consecuencia en los servicios públicos, en este caso del agua, pero también en otros como los bomberos, la sanidad y la educación públicas”. Por ello, instó a todos a “hacer el trabajo bien para limpiar la corrupción de este país, algo que pasa por nuevos gobiernos diferentes a los del PP”, de los que dijo que hasta ahora han sido “una red de corrupción que gana elecciones”.