martes, 12 de enero de 2010

El concejal de IULV-CA, Pedro Moreno, avisó al alcalde del estado de la red de saneamiento en la zona inundada de la barriada de Dos Hermanas

El portavoz de IULV-CA en el Ayuntamiento de Málaga, Pedro Moreno Brenes, avisó que la red de saneamiento en Cañada de Mejías estaba taponada, a través de una carta fechada en 23 de octubre, antes de las fuertes lluvias, en la que alertaba al alcalde que esto podría provocar acumulación de aguas e incidentes en la zona.
El Grupo de IULV-CA mostró entonces su preocupación porque las lluvias de ese mes habían provocado acumulación de agua en las entradas de los inmuebles y aceras que provocaban situaciones de insalubridad. Este hecho es causado por el estado de taponamiento o clausura de la red de saneamiento público, como consecuencia de las obras del soterramiento.
Por ese motivo, Moreno Brenes pidió el 23 de octubre al alcalde, Francisco de la Torre, que realizara las gestiones oportunas al objeto de solventar las deficiencias lo antes posibles, sin embargo, "aunque nos contestaron que se resolverían los problemas parece no que no lo han hecho como se ha demostrado tras la tromba de agua del pasado jueves". El concejal de izquierdas, ante esto, ha solicitado la comparecencia de De la Torre en la Comisión de Pleno de Sostenibilidad y Medio Ambiente para que informe de por qué no se actuó para solucionar las deficiencias detectadas.
El Grupo de IULV-CA alertó al alcalde de lo que podía ocurrir después de recibir quejas de los vecinos de la zona, que le informaron que las obras de soterramiento de las vías ferroviarias que trascurren paralelas a sus viviendas, situadas en C/ Cañada de Mejías, a la altura de la barriada de Dos Hermanas, en el Distrito Municipal de Carretera de Cádiz, estaban provocando deficiencias en viviendas, calles y espacios públicos de la barriada.
El alcalde de Málaga, Francisco de la Torre, con posterioridad y sin haber hecho el mínimo caso a los vecinos y a los avisos de IULV-CA, no tuvo el menor empacho de visitar la barriada de Dos Hermanas, una de las zonas más afectadas por las fuertes lluvias caídas en estos días en la ciudad. En dicha zona, se han visto afectadas una veintena de viviendas por la entrada de agua y barro procedente de las obras de soterramiento del ferrocarril de Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), según el Consistorio.
El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) por su parte, contestando al alcalde, ha señalado que la situación producida hoy en la zona del soterramiento de las vías del tren en el barrio de Dos Hermanas de Málaga por las lluvias "no tiene ninguna relación con el estado de las obras".
Por su parte, el subdelegado del Gobierno en Málaga, Hilario López Luna, ha asegurado en un comunicado que De la Torre, "aprovecha cualquier situación para confrontarse con las otras administraciones, lo que demuestra falta de lealtad institucional".
En este sentido, López Luna ha recordado que la reunión mantenida en diciembre entre Adif, la Junta y el Ayuntamiento se acordó crear una comisión entre las administraciones para buscar una solución sobre los terrenos del bulevar, cuyo proyecto es responsabilidad del Consistorio, quien debe consensuarlo con el Gobierno andaluz y darlo a conocer a Adif, "hecho que aún no se ha producido".
Una vez más el alcalde se desentiende de los problemas y se los endosa a otra Administración. La pelota va de un tejado a otro. Mientras tanto, los problemas que tienen los ciudadanos y ciudadanas de los barrios malagueños siguen sin solucionarse. Evidentemente que el estado de la red de saneamiento y del orden urbano es responsabilidad municipal, aunque el alcalde no se halla dado cuenta todavía después de tantos años, que parecen “siglos”, en el sillón del Consistorio. Articular soluciones a posibles problemas que pueden causar unas obras es responsabilidad de la empresa constructora y la administración que lo contrata y supervisa, incluido el Ayuntamiento que debe vigilar el correcto funcionamiento de los servicios que ofrece a sus conciudadanos. Pero nadie quiere saber nada de nada. Los vecinos de Dos Hermanas no pueden esperar, exigen soluciones de una vez y no volver a sufrir el suplicio de una nueva tromba de agua que les pueda inundar sus casas.
Izquierda Unida y su concejal, Pedro Moreno Brenes, siempre estarán alerta y dando voz a los vecinos y vecinas, llevando los problemas de todos al edificio Consistorial y exigiendo respuestas a favor de toda la ciudadanía y en especial a las barriadas obreras como las de la Carretera de Cádiz.

No hay comentarios: