miércoles, 27 de enero de 2010

Marchando contra la corrupción y en apoyo al alcalde de IU en Seseña


Como bien dice Cayo Lara, nuestro Coordinador General de IU, esta movilización pretende ser “una llamada de atención al conjunto de los ciudadanos sobre un cáncer que corroe a la democracia”: la corrupción. Una corrupción extendida y alimentada por un entorno económico de “desarrollo urbanístico salvaje” donde, que como bien sabemos en Málaga y su costa, la voluntad especuladora a esquilado suelos, espacios naturales, paisajes, contaminado aguas y tierras, degradado la calida de vida de los ciudadanos y ciudadanas, así como a saqueado e hipotecado a buena parte de nuestro pueblo.
La corrupción a penetrado hasta lo más hondo de instituciones, entidades, financieras, empresas, …, e incluso en el sentido común general. El “pelotazo” urbanístico era obra de “linces” de los negocios y en realidad no era mal visto por una ciudadanía que en ocasiones las a incluso llevado con sus votos a las corporaciones municipales, el caso del “gilismo” fue un caso sintomático del mismo, pero que no ha acabado sino que sigue teniendo su expresión diaria en multitud de ciudades de nuestra geografía. Dándose la paradoja que donde se resisten a la recalificaciones de los especuladores les llueven querellas y amenazas, es el caso del compañero alcalde de Seseña donde es acosado, con ya 14 querellas y enjuiciado con una fianza estrambótica e injusta, por el denominado “pocero” por no seguirle el paso en sus labores especulativas.
A este respecto no podemos olvidar la labor intensa y sin cuartel que ha llevado siempre nuestro Secretario político de Málaga, Antonio Romero, denunciando estos casos en la Costa del Sol y sus conexiones con las mafias organizadas.
Manifiesto de apoyo a la Marcha contra la corrupción.
El fenómeno de la corrupción está íntimamente ligado al modelo productivo dominante en España en estos últimos años, en donde algunas políticas desplegadas en los ámbitos municipales, autonómicos y central, no han hecho nada más que abonar este hecho, poniendo en grave peligro la democracia y alejando a los ciudadanos de las instituciones. Los costes sociales y medioambientales que conlleva son y serán soportados por la mayoría de la ciudadanía actual y futura.
Son numerosísimos los ejemplos de corrupción en nuestro país. Algunos de ellos han saltado a la opinión pública, mientras que muchos otros no han tenido ninguna trascendencia.
Pero una característica común a todas ellas, y que se encuentra instalada en la opinión pública, es el de la impunidad de sus autores.
Ante esta situación, la imagen de pasividad de los poderes públicos frente a la corrupción, a la ciudadanía no le queda otra salida que rebelarse, levantar su voz contra la injusticia, y exigir que se adopten las medidas necesarias para evitar la “berlusconización” de la política española.
Izquierda Unida ha llevado al Congreso de los Diputados 48 propuestas para combatir la corrupción, con la pretensión de aunar las voluntades del resto de las formaciones políticas. Pero ello no será posible sin que estas fuerzas políticas sientan el aliento del pueblo, sin que comprueben que la ciudadanía no permitirá por más tiempo como los imputados entran y salen de la cárcel, sin cumplir condenas y sin que devuelvan las inmensas fortunas que han acumulado con este tipo de prácticas. Endurecimiento de las penas, la agilización de los procesos judiciales y el establecimiento de responsabilidades para los bancos que permitan o colaboren en estafas o fraudes son algunas de las mediadas que se deben tomar.
Por ello, el Partido Comunista de España lanzó una propuesta a Izquierda Unida para que creara una plataforma que fuera altavoz de todas aquellas asociaciones, sindicatos, colectivos y personas a nivel individual que articulara a la sociedad civil frente a la corrupción y exhibiera su absoluto rechazo.
En este marco, para escenificar esta hartura, y como primer paso para que las fuerzas políticas pongan los medios necesarios que eviten que la corrupción anide en ellas o en las Administraciones Públicas, y en defensa para que se adopten políticas claramente combativas contra la corrupción, se ha organizado una marcha ciudadana contra la corrupción y por la democracia.
La marcha, tendrá su inicio el sábado 30 de enero desde la Plaza Bayona de Seseña, ciudad emblemática de la lucha de un pueblo contra la corrupción, y finalizará el domingo 31, a las 12.00 horas en Madrid, en las puertas del Congreso de los Diputados.
Por todo ello, por que es de justicia, y por que la democracia española lo necesita, se hace un llamamiento a todas las asociaciones, sindicatos, colectivos y ciudadanos y ciudadanas en general, para que apoyen y participen en la marcha, y que sean representación de una sociedad que no soporta y no calla ante la injusticia, no resignándose a ser los paganos de las fortunas que se amasan a través de prácticas corruptas.

No hay comentarios: