domingo, 24 de enero de 2010

Miguel Esteban, vicepresidente de la Diputación de Málaga por IULV-CA presenta una campaña de solidaridad con Haití que impulsa la Corporación

La Diputación Provincial de Málaga ha puesto en marcha una campaña en la que moviliza a los municipios malagueños en solidaridad con Haití, después del terremoto sufrido el pasado 12 de enero y en la que se estima que hubo unos 100.000 muertos.
Así, el vicepresidente segundo de la Diputación de Málaga y diputado responsable de la Oficina de Cooperación Internacional, Miguel Esteban Martín (IULV-CA), presentó hoy el Plan Provincial de Solidaridad con Haití para articular y coordinar la colaboración de la provincia tanto en la situación de emergencia humanitaria como en las futuras tareas de reconstrucción de las áreas afectadas por el terremoto.
"Estamos ante una de las mayores catástrofes que la humanidad haya conocido en los últimos tiempos", aseveró Martín, quien añadió que desde la Oficina de Cooperación Internacional de la Diputación provincial de Málaga junto con el Fondo Andaluz de Municipios por la Solidaridad Internacional, donde la Diputación ostenta una vicepresidencia, "vamos a impulsar esta campaña".
En la campaña provincial se movilizará a los ayuntamientos malagueños --101 municipios que conforman la provincia de Málaga-- y se transmitirá la necesidad de solidaridad con el pueblo de Haití.
En este sentido, informó de que se enviará una carta personal, que ya está redactada y firmada, para que cada ayuntamiento en pleno apruebe una resolución que contenga entre otros puntos, expresar la solidaridad con Haití y asumir en el pleno municipal el compromiso de apoyo con las acciones de emergencia y con la reconstrucción, así como, asumir el compromiso de promover acciones tendentes a movilizar la solidaridad de la ciudadanía de cada ayuntamiento y municipio, además de apoyar las acciones e iniciativas solidarias que la Diputación y el Fondo Andaluz de Municipios por la Solidaridad Internacional lleven a cabo.
Por otro lado, otro de los puntos de la campaña es crear un fondo común por parte de Fondo Andaluz de Municipios por la Solidaridad Internacional y la Diputación, con el objetivo de recoger fondos que se destinarán a paliar los efectos inmediatos del terremoto y para programas más amplios de reconstrucción. Este fondo provincial se integrará en un fondo andaluz.
Para ello se habilitará una cuenta y se espera que en una semana esté abierta para que se puedan hacer las aportaciones, anunció Martín. El diputado responsable de la Oficina de Cooperación Internacional aseguró que su departamento ha dispuesto una partida de 150.000 euros para la campaña.
Martín aseguró también en rueda de prensa que en la convocatoria de subvenciones destinadas a Organizaciones No Gubernamentales (ONG) se dará prioridad a proyectos que se presenten para la reconstrucción de Haití.
Por último, otro de los pilares de la campaña provincial es la constitución de una mesa provincial de diálogo con ayuntamientos, agentes sociales y ONG de ayuda al desarrollo para concretar y coordinar acciones de sensibilización de la población malagueña y para decidir el destino final de los fondos.
"Esta catástrofe tenemos que afrontarla desde una responsabilidad humanitaria histórica, no sólo en la provincia de Málaga sino también para la comunidad internacional" y añadió que los fondos que se aporten tienen que "ser útiles" para "reconstruir el país" y para "reconstruir y establecer nuevos cimientos para un nuevo sistema social y político en Haití mucho más justo".
Por otro lado, el coordinador de la Oficina de Cooperación Internacional, Andrés Falck, resaltó como aspecto importante la "enorme movilización que se está produciendo en la provincia desde el ámbito social e institucional" con el pueblo Haití y señaló que "lo más importante es conseguir que haya una solidaridad sostenida".
Por otro lado, Martín recordó que Haití "es uno de los países más pobres del planeta" ya que antes del terremoto había un 80 por ciento de la población que sufría paro, "un inmenso analfabetismo" y la mayoría de los niños están sin escolarizar, por lo que "la miseria era enorme". Además, "un país saqueado históricamente tanto desde el punto de vista económico como ecológico" y uno de los 10 países más "corruptos del planeta". Por otro lado, actualmente, tras el terremoto, según Martín, se estima en más de 100.000 los muertos, y Puerto Príncipe --la capital-- es un "cementerio a cielo abierto". También recordó que se estiman en 3.000.000 los damnificados que necesitan comida, ropa, medicamentos o gasolina. Además de los miles de edificios destruidos o dañados

No hay comentarios: