domingo, 21 de octubre de 2012

El PCA impulsa "aligerar la estructura burocrática" del sector público andaluz "reduciendo directivos, pero no empleados" y apoya la Huelga General



El PCA impulsa "aligerar la estructura burocrática" del sector público andaluz "reduciendo directivos, pero no empleados" y apoya la Huelga General.
El Partido Comunista de Andalucía (PCA) se muestra partidario de "aligerar la estructura burocrática" del sector público andaluz reduciendo para ello el número de directivos, "pero no de empleados" en el seno de aquellas empresas que se encuentren "más saturadas de burocracia".
Así lo ha señalado, el Secretario General del PCA, José Manuel Mariscal, en la reunión del Comité Central de este partido que tuvo lugar ayer sábado en la localidad malagueña de Humilladero, que estaba ampliado a las Agrupaciones de toda nuestra tierra y que contó con la presencia del Vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, y en la que los comunistas andaluces aprobaron el Informe Político que presentó y en el que se definen las líneas de acción que deberían servir a la Junta de Andalucía de "criterios" centrales a tener en cuenta para la elaboración de sus presupuestos de 2013 y que fue aprobado ayer por 45 votos a favor y 9 abstenciones.
Las prioridades del PCA siguen siendo las que ya figuraban en el pacto suscrito para formar Gobierno en Andalucía. El empleo, el mantenimiento de las políticas sociales, la defensa de los servicios públicos y la lucha contra la pobreza como el establecimiento de una renta de subsistencia, iniciativa que, José Manuel Mariscal, atribuyó al portavoz parlamentario de IULV-CA y Coordinador Provincial de Málaga, José Antonio Castro.
La "defensa del mantenimiento del servicio y el empleo público" supone, por tanto, el rechazo a cualquier "recorte en sanidad o servicios sociales", a pesar de saber que los Presupuestos del próximo año serán restrictivos como ha anunciado la Consejería de Hacienda, sobre la que recae, además, la responsabilidad de ajustar aún más el sector público andaluz.
Desde el PCA se lanzó ayer la advertencia de que antes de “reducir salarios” en las empresas participadas por la Junta, se haga un “mapa de la burocracia” y se eliminen “las redes clientelares creadas durante los 30 años de gobiernos socialistas”, dijo Mariscal. Este partido entiende que la senda a seguir es la marcada por la consejera de Fomento y Vivienda, Elena Cortés (IULV-CA), en la Empresa Pública de Suelo, una sociedad sin apenas actividad y que cuenta con 700 trabajadores. Desde que llegó Cortés, Fomento ha despedido entre cargos directivos intermedios y de alta dirección a 35 personas y prevé hacerlo también con los 68 que aún permanecen en sus puestos. “Nos parece que hay mucho coronel y poco soldado”, aseguró Mariscal.
Se trata, ha explicado Mariscal, de reducir un sector con empresas en las que "hay mucha saturación", todo ello sin llevar a cabo eliminaciones de entidades públicas como las anunciadas este viernes por el gobierno de la Comunidad Valenciana que dirige Alberto Fabra (PP), una decisión que en Andalucía sería vista por el PCA "no como una línea roja traspasada, sino como una bomba atómica".
Además, el Secretario General de los comunistas andaluces ha detallado que el mencionado informe, aboga también por materializar la concesión de una "renta social", como defiende IU, y por "dotar de contenido" la labor de la Junta contra los desahucios.
Igualmente, el PCA ha vuelto a reclamar la creación de una "banca pública" y ha abogado por reformar el sistema impositivo de la comunidad para "mejorar la recaudación" aumentando los tributos a los que "más tienen".
Este dirigente, también en tono de advertencia, dijo que llegado el momento si “desde Madrid” se imposibilita el cumplimiento del pacto de gobierno, el PCA pedirá convocar “un referéndum o una consulta” en Andalucía.
Por otro lado, el Comité Central del PCA también aprobó el apoyo del partido a la Huelga General convocada por los sindicatos de clase CCOO y UGT, así como los más de 150 colectivos sociales que componen la Cumbre Social, para el próximo 14 de noviembre, y para la que se pondrán "a las órdenes de los sindicatos".
En ese sentido, los comunistas, según Mariscal, han respaldado la idea sindical de convertir dicha jornada en un día de "Paro Cívico" en el que se "paren el consumo y toda actividad, y no sólo los trabajadores".
Por último, el PCA aprobó también en su Comité Central instar a la Junta de Andalucía a conceder, de cara al próximo 28 de febrero, el título de Hijo Predilecto a título póstumo al malagueño Manuel José García Caparrós, asesinado el 4 de diciembre de 1977 cuando participaba en una manifestación por la Autonomía de Andalucía. Asimismo, entre las tareas centrales que desarrollará el partido, está el homenaje a Rafael Alberti: 12 de enero en El Puerto de Santa María.

No hay comentarios: