domingo, 10 de junio de 2012

Centenares de estudiantes, profesores, sanitarios, empleados públicos,…, se manifiestan contra los recortes en Málaga



Las políticas de recortes y de agresiones constantes al pueblo que trabaja están viéndose confrontadas con numerosas movilizaciones sectoriales impulsadas por los sindicatos de clase y diferentes colectivos sociales que defienden los servicios y el empleo público como base imprescindible que sustenta la democracia y la justicia. En una Andalucía donde uno de cada tres personas está en paro y donde más de la mitad de la población está precarizada, la pérdida sustancial de la educación y la sanidad, supondría llevar a la más absoluta pobreza al pueblo andaluz. De ahí que su defensa es una exigencia histórica e irrenunciable.
En este sentido, los sindicatos CCOO y UGT el pasado lunes 4 de junio llevaron  a cabo nuevas concentraciones en la provincia de Málaga contra los recortes de los servicios públicos y así lo hará todos los lunes del mes de junio hasta que se consiga un acuerdo que conlleve medidas que impacten lo menos posible al empleo y se garantice la prestación de servicios públicos de calidad a la ciudadanía.
En concreto, el primer acto se ha celebrado con una concentración realizada entre las 10:00 y las 11:00 horas en la Delegación Provincial de Educación donde más de 300 personas han protestado en defensa de los servicios públicos de la Junta de Andalucía. Más tarde, entre las 11:30 y las 12:00 horas también se han convocado concentraciones en las puertas de los centros hospitalarios y de atención primaria de toda la provincia las cuales han sido secundadas por unas 2.000 personas. Entre las 12:00 y las 12:10 horas se ha convocado un paro en la entrada de la Facultad de Derecho de la Universidad de Málaga donde cerca de 300 personas han protestado contra la subida de tasas en la universidad pública y en defensa de la enseñanza.
Más de 300 personas participan en la cacerolada de Málaga
Más de 300 manifestantes convocados por CCOO y UGT se concentraron el miércoles 6 de junio a las 20:00 horas ante la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en la alameda Principal de Málaga para manifestar su rechazo a los recortes impuestos con una ruidosa cacerolada.
El Área Pública de CCOO de Andalucía,conformada por las Federaciones de Educación, Servicios a la Ciudadanía y Sanidad y Sectores Sociosanitarios, continúa con la movilizaciones que viene desarrollando contra el plan de ajuste presupuestario anunciado por la Junta de Andalucía y que se encuentra paralizado pendiente de que se negocie con los diferentes colectivos sociales y sindicatos para  que los servicios públicos y el empleo no se vean injustamente afectados.
Los golpes a cacerolas y bocinazos han servido para dejar  patente el evidente malestar de los trabajadores y trabajadoras de la Junta de Andalucía en la provincia de Málaga por la nueva merma de sus salarios y condiciones laborales. Durante la concentración, en la que estaban los secretarios generales de la provincia de CCOO y UGT, Antonio Herrera y Manuel Ferrer, respectivamente, los manifestantes desplegaron una gran pancarta en la que podía leerse: ‘Empleados públicos=trabajadores en peligro de extinción’.
En dicho acto estuvieron presentes también destacados militantes de IULV-CA y del PCA, como el portavoz del Grupo municipal de IULV-CA, Pedro Moreno, y la también edil y portavoz en la Diputación provincial, Antonia Morillas, evidenciando la voluntad de IULV-CA de estar siempre con los trabajadores y trabajadoras, hasta en las más adversas y complicadas situaciones políticas, sabiendo que la izquierda que representa, aunque forme parte en este momento del gobierno andaluz, necesita una creciente y masiva movilización de todo el pueblo en defensa de sus derechos sociales y laborales, para hacer cambiar realmente las políticas que hasta ahora han prevalecido y que con el “rescate” de 100.000 millones de euros, anunciado el sábado 9 de junio, se verán multiplicadas las amenazas y recortes contra el pueblo.
El siguiente acto de protesta convocado por CCOO se va a realizar el lunes, 11 de junio, entre las 10:00 y las 11:00 horas ante la Delegación Provincial de Educación
La marea verde se extiende a Málaga
El pasado jueves 7 de junio, más 600 alumnos, profesores y demás personal, participaron en la manifestación convocada por la Asamblea de la Universidad de Málaga (UMA), para exigir al Gobierno que “no acabe con la Universidad pública” con su políticas de recortes en materia social y educativa. En concreto, los manifestantes protestaron contra el aumento de las tasas universitarias, la reducción de las becas para el próximo curso y la no contratación de nuevo personal.
La manifestación se inició en las Facultades de Ciencias de la Educación y Psicología y  acabó en la Plaza de la Constitución aproximadamente a las 20.30 horas, lugar donde había concentradas más de 300 personas que recibieron a la marcha en defensa de la educación y la universidad pública. Durante la marcha y la posterior concentración pudieron verse a numerosos militantes de las UJCE, muy implicados en la lucha universitaria, y a miembros destacados de IULV-CA y del PCA, entre ellos Pedro Moreno, portavoz municipal de IULV-CA en el Ayuntamiento de Málaga, o el Secretario Local del PCA, José Manuel Luque.
Durante la manifestación se gritaron consignas muy en la línea del 15M y exigiendo una democracia digna de tal nombre y otras referentes a la educación tales como “no es un gasto, sino una inversión”, “no es un lujo, es un derecho”, “que no, que no, que no nos privaticen”, “la educación no se vende, se defiende” o “educación en ruinas, peligro de derrumbe”.
Ya en la Plaza de la Constitución se leyó un manifiesto para dar a conocer a la ciudadanía en general el descontento de la comunidad universitaria española con el desastre social que supone la política de “recortes”, que “ayudarán a aumentar la brecha y la desigualdad de la sociedad, consiguiendo atentar contra unos derechos básicos y hacer cada vez más elitista el acceso a la Universidad pública”.

No hay comentarios: