viernes, 9 de abril de 2010

Erain Campos: Carta a la militancia del PCA de Málaga

A raíz de las informaciones aparecidas en prensa en el día de hoy, jueves 8 de abril, como secretario político provincial del PCA quiero hacer las siguientes declaraciones:
El PCA, junto con otras fuerzas políticas y sociales, forma parte de IULV-CA desde su fundación. Los comunistas andaluces nos hemos volcado en la construcción de una alternativa política en Andalucía y en el Estado Español, y consideramos que IU es actualmente la única opción viable en la construcción de un modelo anticapitalista en nuestra sociedad. Es por ello que seguiremos trabajando en el afianzamiento de la refundación este movimiento político y social.
Los problemas surgidos a raíz del comportamiento del ex militante de IULV-CA, Antonio Serrano, se resolvieron de una forma natural por los cauces estatutarios regulados en nuestra organización; en virtud de esto, se resolvió que los hechos por los que se acusaba a Antonio Serrano quedaban prescritos y no se tomaban medidas contra él, medidas que, por otro lado, no se habían llegado a ejecutar ni en Andalucía, ni en la provincia de Málaga, ni en la capital. Prueba de ello es que Serrano seguía hasta el día de ayer formando parte del Consejo Municipal de IULV-CA y era el coordinador local del Distrito Cruz de Humilladero, es decir, de la máxima dirección en los distintos niveles, cosa que no sería posible si se hubiera conculcado alguno de sus derechos como miembro de IULV-CA.
No obstante, con la información de la que dispongo, es el mismo Serrano el que no cumplía sus deberes como militante, dirigente y como cargo público de nuestra formación. Como dice nuestro himno, La Internacional, en una de sus estrofas finales: “no más deberes sin derechos, ningún derecho sin deber”. Entiendo que este principio es de obligado seguimiento para cualquier persona que se considere de izquierdas y quiera militar en una organización que busque la superación del sistema capitalista. Serrano se ha negado a cumplir los acuerdos emanados de los órganos de dirección de IULV-CA y de IU, ha votado en contra de mociones presentadas por el grupo municipal de IULV-CA en el ayuntamiento de Málaga, ha utilizado los medios de comunicación para mantener la dinámica del enfrentamiento con la dirección sin hacer uso de los cauces orgánicos de los que disponemos todos los militantes, y así podría seguir enumerando hasta la saciedad, por citar el último ejemplo, la dirección de IULV-CA se entera a través de los medios de comunicación de su salida de Izquierda Unida.
Frente a todo esto la actitud de la dirección de IULV-CA en Málaga ha sido mantener una actitud de conciliación y de intentar llegar a puntos de acuerdo con los que avanzar en la resolución del conflicto, pero la callada o el golpe en la espinilla ha sido siempre la respuesta.
Desde la dirección provincial del PCA quiero felicitar a los militantes y a la dirección de Málaga por la prudencia política demostrada en este conflicto y por la búsqueda del consenso en aras de un avance de la alternativa anticapitalista. Ha sido Antonio Serrano el culpable de la situación en la que se encuentra y es curioso que su salida se produzca poco antes de la asamblea municipal de IULV-CA donde se va a elegir a la cabecera de las listas para las próximas elecciones municipales, donde se encontraría muy por debajo de los apoyos que alcanzó hace 4 años la lista encabezada por Isabel Martínez y en la que él era número dos.
Finalmente, como representante de los comunistas en la provincia de Málaga, considero necesario exigirle a Antonio Serrano que ponga a disposición de la organización de IULV-CA el acta de concejal que obtuvo gracias a los votos de miles de ciudadanos que apostaron en la Ciudad de Málaga por Izquierda Unida, por la necesidad de una alternativa a las opciones políticas como PP y PSOE, y que no votaron a personas, si no a un proyecto transformador que no tiene en cuenta las caras, si no el trabajo colectivo. Si Serrano ha abandonado las ideas de justicia social, democracia real y no representativa, la necesidad de instauración de la República en nuestro país, y tantas otras que se defienden desde IU, debería tener conciencia que los que votaron en las elecciones municipales la lista en la que era número dos, merecen un respeto, los votos no son mercancías con las que traficar en función de intereses personales, en esta sociedad son la máxima expresión de la Democracia y como tales deberían tratarse .
Sin más, camaradas, Salud y República.
Efraín Campos Vidal

Secretario Político Provincial del PCA en Málaga

No hay comentarios: