sábado, 27 de febrero de 2010

Más de 11.000 trabajadores y trabajadoras se manifestaron en Málaga en contra del retraso de la edad de jubilación hasta los 67 años


Más de 11.000 trabajadores y trabajadoras de Málaga acudieron a la manifestación convocada por los sindicatos de clase CC.OO. y UGT para protestar ante los intentos del Gobierno de Zapatero de retrasar la edad de jubilación a los 67 años y aumentar el computo de años necesarios para percibirla en su integridad, lo que significaría una rebaja importante de las cuantías que percibirían todos y todas. Esta movilización obrera contaba con el apoyo expreso de las direcciones provinciales y locales de IULV-CA, las JCA y el PCA.
La cabecera de la manifestación partió de Muelle Heredia, a las 19:30 h., bajo el lema “En defensa del sistema público de pensiones” en una pancarta que portaban, entre otros sindicalistas, los secretarios provinciales de CC.OO. y UGT., Antonio Herrera y Manuel Ferrer respectivamente, y donde estuvo el portavoz del Grupo Municipal de IULV-CA, Pedro Moreno Brenes, que ha presentado en el Ayuntamiento de Málaga una moción contra el “pensionazo” del Gobierno y que ha sido aprobada.
Encabezaba la comitiva dos coches con las banderas de CC.OO. y UGT, así como unos obreros vestidos de religiosos que cargaban un ataúd adornado con velas y corona que con el lema “obrero jubilado” y un cartel en la tapadera que presidido de un enorme R.I.P., decía: “Zapatero no me des más trabajo, hoy no cobro”, simbolizaban como quieren que los obreros se mueran antes de cobrar las pensiones.
En esta masiva manifestación que quiere ser una llamada de atención al Gobierno que inicie un proceso movilizador contra las políticas de ajustes que contra el pueblo trabajador quieren aplicar el Gobierno y sus aliados de la derecha nacionalista, el PP con la boca pequeña y los poderes económicos y financieros del país, tuvo una gran presencia de los diversos sindicatos sectoriales, de las organizaciones de parados y de la izquierda alternativa y comunista malagueña. Así la MCA de industria de UGT llevaban una pancarta que se preguntaba: “¿Qué hace un trabajador con más de 60 años trabajando en una obra?” y reivindicaba “60 es de justicia”. Otra pancarta de UGT y CC.OO. reivindicaba “Por la integración de los trabajadores/as agrícolas en el Régimen General” una de las promesas pactadas e incumplidas por el Gobierno. Los trabajadores y trabajadoras de Isofotón acudieron para reclamar el futuro de sus empleo con una pancarta que señalaba: “Por la defensa del empleo en Isofotón. Apoyo firme de la Junta de Andalucía con proyecto de futuro”. También estuvieron los sufridos trabajadores y trabajadoras del Hotel Los Monteros de Marbella encabezados por su Comité de Empresa que denunciaban en su pancarta como llevaban 14 meses sin cobrar por culpa del desaprensivo y “mafioso” patrón E. Malyshev.
La comitiva de la izquierda la encabezaba una roja pancarta IULV-CA que bajo el lema “Hay Alternativa” reivindicaba una salida de izquierdas a la crisis y donde se situaron el Secretario General del PCA de Málaga y presidente de la Red Municipalista por la III República, Antonio Romero; el parlamentario andaluz y Coordinador Provincial de IULV-CA, José Antonio Castro; el Vicepresidente de la Diputación provincial y concejal de Pizarra, Miguel Estebán; el director del CEDMA y concejal de Torremolinos, Félix Martín y miembros de la dirección local de IULV-CA como Toni Valero.
El Comité Provincial del PCA de Málaga portaba una pancarta que reivindicaba: “Por el empleo digno y con derechos. No a la precariedad”, donde se situaba el Secretario General del PCE, José Luis Centella y la Secretaria Federal de movimiento republicano, Gloria Aguilar; además del Secretario Local del PCA de Málaga, Adolfo Mira; el coordinador Municipal de IULV-CA, Eduardo Zorrilla y numerosos militantes de las agrupaciones y asambleas territoriales del PCA y de IULV-CA, como Pedro Romero, Paco Reyes o Toni Morillas de la Agrupación “Marcelino Camacho” del PCA; el artista plástico Segundo Castro, el sindicalista de CC.OO., Víctor Suanez, Eva Rodríguez, Lola Ruiz, Carmina González o el histórico ferroviario Manuel Millán de la agrupación “Julián Grimau”; Eva García y Luis Cerdera de la Agrupación “Paco Toro”; sindicalistas de la Agrupación de “Mundo del Trabajo” como Paqui Marín, Rosa Ortuño, Miguel Angel Ojeda, Oliver,…, también de las agrupaciones malaguñas “Dolores Ibarruri” y “Andrés Rodríguez”; Inma o Javier Campos de las UJCE y así un largo etcétera.
La voz de los parados y paradas de Málaga también se dejó oír en esta manifestación, así los miembros de la Agrupación de Parados de la carretera de Cádiz, Pedro Francisco Sánchez y Antonio Cámpón, entre otros, portaban una pancarta de la Coordinadora de asociaciones de desempleados de la provincia de Málaga que decía: “Contra el Paro, por el empleo” que iban junto a los compañeros de la Asamblea de ferrallas y encofradores con una pancarta que reivindicaba un escueto “Por el empleo”. Allí con sus voces a favor de un empleo digno y una solución urgente a la difícil situación por la que atraviesas para evitar embargos y que caigan irremediablemente en la pobreza absoluta, hacía expresión viva del drama por el que atraviesa España. Ellos que se situaron al final debieran haber estado los primeros.
Además estuvieron los alcaldes comunistas de IULV-CA de Humilladero y de Torrox, Félix Doblas y Toñi Claros, así como numerosos cargos públicos, concejales y militantes de las asambleas y agrupaciones de estas organizaciones en los diferentes pueblos de la provincia de Málaga. Así como representantes de diferentes colectivos sociales malagueños como miembros de AlQuds Málaga, Francisco Guerrero, de la Asociación de Amigos del Pueblo Saharaui; Mili Durán de la Asociación de Amistad Hispano Cubana de Málaga, etc. También estuvieron los camaradas del PCPA, Manolo Picón, Gloria Fernández o Greco. Se oyeron gritos a favor de la Huelga General y se corearon: “Hace falta ya una huelga, una huelga. Hace falta ya una huelga general”; “Si esto no se arregla, guerra, guerra, guerra” y “Si esto no se apaña, caña, caña, caña”.
Antonio Herrera, secretario provincial de CC.OO., aseguró en su intervención en la plaza de la Constitución que la propuesta del Gobierno de Zapatero es "injusta, inmoral e innecesaria", ya que "El dinero de las pensiones es nuestro y no lo vamos a consentir. O se retira o haremos una huelga general", amenazó Herrera. El líder sindical de CC.OO. de Málaga, agradeció la presencia de sindicalistas de la Policía Nacional y la Guardia Civil, y acusó a las entidades financieras de "haber usado el dinero de la gente para hacer una gran estafa mundial" y criticó que, en lo que él denominó "crisis de los mangantes", "nos quieren decir que somos nosotros los que hemos causado la crisis y que la tenemos que pagar cuando han sido los bancos". Herrera también se mostró en contra de la reforma laboral y de una flexibilización del despido. "¿Qué más flexibilidad quieren si hay más de 175.000 personas en el paro?", se preguntó.
El secretario provincial de UGT, Manuel Ferrer, advirtió al Gobierno del PSOE que “no vamos a permitir que recorte gastos sociales" y animó a Zapatero a que "le diga a los albañiles que estén trabajando en el andamio hasta los 67 años mientras ellos están sentados. No hay derecho". Ferrer señaló como “las pensiones son nuestras y no nos pueden robar la cartera” y afirmó que "los trabajadores son los que dominamos este país y sin nosotros no hacen nada". Agradeció la presencia de IU por estar en la manifestación y echó en falta la asistencia de significados del PSOE. Ferrer criticó tanto a “los socialistas” como al PP y abogó por un gobierno "que defienda a los trabajadores.
Por otro lado,miles de trabajadores y trabajadoras recorrieron las calles de las diferentes provincias andaluzas para manifestarse contra la propuesta del Gobierno de retrasar la edad de jubilación. La manifestación ha sido calificada por las centrales sindicales CC.OO. y UGT como "rotundo éxito", cifrando la participación en más de 10.000 personas en Sevilla y más de 50.000 en todas las capitales andaluzas.
Una vez finalizado el recorrido, el secretario general de CC.OO. de Andalucía, Francisco Carbonero, que ha participado junto a su homólogo en CC.OO. de Sevilla, Alfonso Vidán, y al secretario general de UGT de Andalucía, Manuel Pastrana, ha aseverado que estas movilizaciones son "una advertencia al Gobierno" y un "no rotundo" a sus intenciones de reformar el sistema público de pensiones, "uno de las mayores conquistas de los trabajadores y trabajadoras que no nos arrebatarán".
El Secretario general de CC.OO. de Andalucía, Francisco Carbonero, afirmó que "hoy es un día importante porque salimos a la calle para defender uno de nuestros mayores derechos y conquista, el sistema de la Seguridad Social". El líder sindical ha lamentado que "se siembren dudas sobre este sistema" y ha indicado que tras esta incertidumbre "hay muchos interesados en sacar beneficios a costa de nuestras pensiones".
Carbonero ha advertido "El Gobierno no debe confundirse, las centrales sindicales somos responsables pero no seremos pasivas cuando se quiere atacar los derechos de los trabajadores", ha aseverado. En este sentido, ha asegurado que "no permitiremos que con el discurso de proteger el sistema lo maten, dañando con ello a millones de trabajadores".
Del mismo modo, el líder de CC.OO. se ha dirigido a los partidos políticos para recordarles que "las recomendaciones del Pacto de Toledo no pueden ir en contra de los trabajadores".
El dirigente sindical ha demandado que "antes de reformar nada deben cumplir con lo firmado en 2006, mediante la integración del REASS y del Régimen de Empleadas del Hogar en el Régimen General, la separación definitivas de las fuentes de financiación del sistema y la determinación de los coeficientes reductores para profesiones penosas y peligrosas".
Carbonero también ha apostado por mejorar los ingresos del sistema "aunque de eso no le interesa al Gobierno hablar". "Es necesario, además de la separación de las fuentes, una mayor integración laboral de mujeres y jóvenes, aumentar el Salario Mínimo, favorecer la permanencia de los trabajadores de más edad en el empleo, combatir decididamente la economía sumergida y aumentar los salarios", ha reclamado.
Para finalizar, el responsable de CC.OO. ha afirmado que "es una cuestión ideológica y no nos van a desmoralizar por muchos intereses que haya detrás de esto", al tiempo que ha insistido en que "seguiremos luchando por defender a los nuestros, a los trabajadores, y sin renunciar a vivir una jubilación en dignidad".

No hay comentarios: