sábado, 13 de febrero de 2010

CC.OO y UGT convocan movilizaciones en defensa del sistema público de pensiones y contra el retraso de la edad de jubilación

El Secretario General de CC.OO., Ignacio Fernández Toxo, junto a su homólogo de la UGT, Cándido Méndez, han llamado ante los medios de comunicación a la participación en las casi 100 manifestaciones que los sindicatos han organizado en las capitales de provincia y en las principales ciudades del país para la última semana de febrero y la primera de marzo, así como a las asambleas y concentraciones previas.
Toxo, tras calificar de "ajustada" la respuesta de los sindicatos a la pretensión de retrasar la edad de jubilación, ha destacado que el sistema público de pensiones "goza de buena salud", y que por ello resulta "imprudente" generar alarma sobre el estado del sistema, como ha hecho el Gobierno con sus propuestas. "Vincular el futuro de las pensiones al Plan de Austeridad como mínimo es una temeridad", ya que lanza una señal de alarma a los mercados, añadió."La Seguridad Social es la institución más solvente de nuestro país", ha asegurado el secretario general de CC.OO., quien ha defendido el consenso para acometer cualquier reforma. Para Toxo no se puede actuar bajo la idea del recorte de las prestaciones sociales, porque si algún problema hay con las pensiones en nuestro país es su cuantía, que son más bajas que las de los países de nuestro entorno.Además de la mejora de las pensiones mínimas, el secretario general de CC.OO., se mostró partidario de actuar sobre los ingresos, en lugar de hacerlo únicamente sobre la reducción de gastos. Así, citó la culminación de la separación de fuentes, más empleo y de calidad, reduciendo la temporalidad, y la mejora del Salario Mínimo Interprofesional para tener bases de cotización más sólidas, como medidas que contribuirían a mejorar la financiación del Sistema de Pensiones.
Finalmente, Toxo manifestó que antes de iniciar la negociación de otros acuerdos se deberían cerrar los temas pendientes del Acuerdo de Pensiones de 2006: la integración en el Régimen general de los trabajadores del Régimen Especial Agrario y del Régimen Especial de Empleadas de Hogar, así como rebajar la edad de jubilación de los trabajadores sometidos a condiciones de trabajo penosa o peligrosas.
Por su parte los secretarios generales de CC.OO. de Andalucía, Francisco Carbonero, y de UGT, Manuel Pastrana, han anunciado que el próximo 24 de febrero a las 19:30 horas se movilizarán en todas las capitales andaluzas contra la propuesta del Gobierno de retrasar la edad de jubilación a los 67 años y de aumentar tanto el número de años de cotización como el período para calcular las pensiones de 15 a 25 años, al considerar que se trata de una medida "sin argumentos ni justificación que busca más el impacto mediático que la viabilidad de un sistema que es de los trabajadores y trabajadoras porque se financia con las rentas del trabajo", ha afirmado Carbonero. Asimismo, ha definido el sistema público de la Seguridad Social como "el mejor convenio firmado nunca por CC.OO. y la columna vertebral del estado de bienestar".
Los dirigentes sindicales han mostrado su "total rechazo" a la reforma propuesta por el Gobierno en relación al sistema público de pensiones y han anunciado que llevarán a cabo movilizaciones en todas las capitales andaluzas el miércoles 24 de febrero para decirle al gobierno que "no vamos a permitir que se ponga en entredicho la viabilidad del sistema para generar alarma social en la población haciéndole el juego a las entidades financieras y a las aseguradoras, que quieren convertir el sistema público en un gran negocio lucrativo", ha declarado Carbonero.
Asimismo ha insistido en que es una "contradicción" decir que está en riesgo el sistema cuando en el fondo de reserva hay más de 60 mil millones de euros y 2009 se ha cerrado con un superávit de 8 mil millones más. "De lo que ahora habrá que estar vigilantes es de para qué se usan esos 68 mil millones de euros porque lo que está claro es que no pueden ser usados para la especulación".
En cuanto a las propuestas de CC.OO. ante este tema, el dirigente sindical ha aseverado que "queremos que se cumpla lo que queda pendiente de los acuerdos firmados en el Pacto de Toledo en 2006". En concreto, se ha referido a la necesidad de integrar el Régimen Especial Agrario (REASS) y el de empleados del hogar en el Régimen General de la Seguridad Social (RGSS), a crear un coeficiente reductor de la edad de jubilación para los trabajos penosos y peligrosos, y a avanzar en la separación de fuentes del sistema "de manera que todo el dinero de las cotizaciones sociales se destine al pago de las pensiones contributivas, y las no contributivas vayan a cargo de los impuestos".
En ese sentido, Carbonero ha sido muy crítico al recordar la "discriminación" que sufren los trabajadores y trabajadoras del REASS, cuyas pensiones medias son de 569 euros frente a los 1.089 de las pensiones de jubilación del RGSS. Al mismo tiempo, ha advertido de que la economía sumergida supone entre un 20% y un 25% del PIB del país. "Siempre hemos estado dispuestos a buscar la viabilidad del sistema pero no queremos hablar solo de gastos como hace el Gobierno, queremos hablar de ingresos porque los hay y de la compensación y equilibrio de ambos depende esa viabilidad".
También ha resaltado el sindicalista en sus declaraciones la "solidaridad" de Andalucía con el resto de España ya que, según ha explicado, "de los 8.600.000 pensionistas, el 15,9% son andaluces, un 2% menos que la media nacional, lo que supone que nuestra comunidad es la que está realizando una mayor aportación a la bolsa de las pensiones, mientras que, paradójicamente, la cuantía media estatal es de 861 euros y en Andalucía es de 802 euros".
Por último, el secretario general de CC.OO. ha reiterado que "no hay razones para alertar porque el sistema es viable y sostenible" y, ha lamentado que "se esté creando la idea de que todo el mundo se jubila a los 50 años cuando la media es de 63 años y 8 meses".

No hay comentarios: