sábado, 27 de febrero de 2010

IULV-CA apoya las reivindicaciones de los vendedores autónomos ambulantes ante la aplicación de la directiva Bolkestein

El Coordinador General de IULV-CA, Diego Valderas, junto al parlamentario José Manuel Sánchez Gordillo y al primer teniente de alcalde y portavoz municipal de IULV-CA en el Ayuntamiento de Sevilla, Antonio Rodrigo Torrijos, apoyaron con su presencia la manifestación de los miles de vendedores ambulantes, convocados por la Plataforma en Defensa del Comercio Ambulante de Andalucía, entre ellos centenares de malagueños y malagueñas pertenecientes a CEMPE, Confederación de Pequeñas Empresas y Autónomos de Andalucía, donde se integran las organizaciones de venta ambulante como AVAM (Asociación de Vendedores Ambulantes de Málaga), que se concentraron en las puertas del Parlamento de Andalucía para reclamar la retirada del Decreto Urgente por el que se traspone en la Comunidad Autónoma la Directiva Bolkestein de comercio interior de la UE y que tiene en este colectivo a uno de sus mayores afectados.
En este sentido, Valderas pidió en su intervención en la protesta que la Junta no golpee con esta nueva regularización a un sector de la economía social como el de los mercadillos y la venta ambulante, ya que afectaría a más de 40.000 autónomos en toda Andalucía y a sus respectivas economías familiares.
El Coordinador Andaluz de IULV-CA lamentó que de nuevo las políticas neoliberales afecten a los más débiles de la sociedad. Por ello, el parlamentario andaluz se comprometió a defender en la Cámara Andaluza todas las reivindicaciones que les entregó el colectivo de los vendedores ambulantes y aseguró que ayuntamientos donde la coalición gobierna como Córdoba y Sevilla trabajarán, dentro de sus competencias, en mitigar los efectos negativos de la normativa si definitivamente la Junta de Andalucía decide seguir adelante con esta negativa normativa.
Según la formación, la Directiva obliga a que cada vez que los comerciantes ambulantes se vean obligados a renovar sus licencias tengan que someterse a un concurso en igualdad de condiciones con cualquier solicitante de la Unión Europea, sea o no profesional del sector, y sin tener en cuenta los años que el comerciante ambulante lleve desempeñando su profesión en el mercadillo del municipio de que se trate.
De esta forma, se crea entre los comerciantes una grave situación de inseguridad, ya que no sabrán qué número de mercadillos les tocarán cada año, y si serán los mismos de los que llevan décadas vendiendo. Circunstancias que afectarán a la profesionalización de un sector que no se podrá desarrollar con perspectiva de futuro y donde todas estas familias estarán aún más precarizadas.En este sentido el pasado jueves 25 de febrero fue aprobada por la unanimidad del pleno del Ayuntamiento de Málaga una moción que recoge las reivindicaciones del sector de que en adelante, no se recurriese al sistema del "sorteo" para la concesión de licencias para ocupación de la vía pública a disfrutar por comerciantes ambulantes y feriantes, además de tener en cuenta la enmienda de IULV-CA instando a que entre los criterios alternativos a la “antigüedad” se incluyesen factores sociales.

No hay comentarios: