martes, 3 de julio de 2012

Izquierda Unida denuncia la "burbuja eléctrica" y los continuos "tarifazos" del Gobierno y reivindica el control público y la planificación del sector energético


El responsable federal de Medio Ambiente, Energía y Transporte de Izquierda Unida, Adolfo Barrena, ha denunciado hoy la “burbuja eléctrica” que está provocando el Gobierno del PP debido a las reiteradas subidas del recibo de la luz, así como el “drama y los muchos problemas sin resolver” que esta actuación acarrea a la ciudadanía.
Barrena compartió hoy rueda de prensa en la sede federal de IU en Madrid con el Coordinador Federal, Cayo Lara, para tratar distintos temas competencias de su secretaría. Entre ellos, y a raíz de la subida que entró ayer en vigor de la Tarifa de Último Recurso (TUR) de la electricidad en un 3,95% de media, y del gas en un 2,26%, señaló la necesidad de recuperar el control público del sector energético, como ocurre en Alemania o Italia, y una planificación energética para “evitar el desastre que se avecina”.
“Nos encontramos –dijo el dirigente federal- ante una ‘burbuja eléctrica’ que no sabemos cuando se terminará de pinchar”. Respaldó esta afirmación recordando que el recibo eléctrico ha subido un 70% en los últimos cinco años.
Adolfo Barrena alertó de que “la subida va a afectar a 20 millones de contratos de suministro eléctrico” que corresponden, en su mayoría, a “las familias, los pequeños y medianos empresarios, los trabajadores autónomos y los ayuntamientos”. Sobre estos últimos clientes, criticó que es “inaceptable” que se pague lo mismo por la luz en un instituto público “que en un club de yates de lujo”.
Para el responsable de Energía de IU la subida ejecutada ahora, la segunda en 2012 y que calificó como “nuevo ‘tarifazo’ de Mariano Rajoy”, se ha hecho “con la justificación de que hay que resolver el problema del déficit tarifario, que no se está resolviendo, sino que se está agravando”.
Responsabilizó de la actual situación al sistema energético y tarifario que implantaron tanto los gobiernos de José María Aznar, que lo ejecutaron, como en la posterior etapa de los ejecutivos de José Luis Rodríguez Zapatero, que fueron incapaces de resolver el problema del déficit tarifario. Explicó que con este sistema “la energía que se consume cada día se pasa al recibo al precio del kilowatio que haya salido más caro de producir ese día”.
Barrena exigió que se acabe con el modelo actual, que obliga a pagar la energía al mismo precio a todos los consumidores, independientemente de que el uso sea doméstico o empresarial, mientras que el “precio especulativo” de la luz lo marcan las multinacionales.
Advirtió de que hoy “es imposible que compitan las renovables con las otras energías que ya están completamente amortizadas. Tenemos un sistema falsamente liberalizado. No hay tampoco una política fiscal adecuada”. Indicó que el nuevo modelo pasa por gravar los consumos eléctricos abusivos y suntuarios, así como primar los consumos que se centren en el ahorro energético.

No hay comentarios: