miércoles, 1 de diciembre de 2010

Diego Valderas, Coordinador de IULV-CA, denuncia en nuevo “zapaterazo” contra la clase trabajadora, mientras se pone de rodillas ante los poderosos

El Coordinador General de IULV-CA, Diego Valderas, ha criticado el "nuevo zapaterazo" del presidente del Gobierno con el anuncio de nuevas rebajas fiscales para las pequeñas y medianas empresas y la eliminación de la ayuda de 426 euros a los parados que hayan agotado su prestación cuando expire el último plazo marcado (febrero), decisiones que, en su opinión, son reflejo del encuentro que mantuvo el pasado sábado con los presidentes o máximos responsables de las 30 primeras grandes empresas españolas.
En rueda de prensa, Valderas ha manifestado que "si Zapatero sigue produciendo recortes a los derechos sociales y de los trabajadores habrá una nueva huelga general", ya que las medidas anunciadas por el jefe del Ejecutivo no sólo son "bochornosas y vergonzantes para la izquierda" sino también "muy conservadoras", al punto que ha considerado que Zapatero "debería pedir el carné del PP".
En este sentido, ha comentado que España se encuentra "ante una nueva sumisión del presidente del Gobierno ante los poderes fácticos y ante otro zapaterazo", puesto que las medidas fiscales para las pymes suponen "otro hachazo a las conquistas de los trabajadores".
Por otro lado, Valderas ha indicado que la no renovación de la ayuda de los 426 euros a los desempleados sin ingresos a partir de febrero supone que "los trabajadores cuenten cada vez con más recortes y que los ricos tengan que pagar menos impuestos" y ha aludido a que, por ejemplo, se eliminará la obligatoriedad a todas las empresas de pagar cuotas a las Cámaras de Comercio.
Además, y atendiendo al nuevo paquete de medidas fiscales, el líder andaluz de IU que el Gobierno central se encuentra "en el camino de cargarse el Servicio Andaluz de Empleo (SAE) con las empresas de contratación privada".
Asimismo, se ha referido a que, después de estas medidas, la Administración "se pone de rodillas al Fondo Monetario Internacional (FMI) y de los poderes fácticos del país" al tratarse de medidas "claramente conservadoras", las cuales "el PP sería incapaz de tomar", ha apostillado.
"ABOCADOS A UNA HUELGA GENERAL"
Así las cosas, el líder de IULV-CA ha asegurado que, "de seguir con esta política de recortes sociales, el país se va a ver abocado a convocar una nueva huelga general". Por el momento, ha manifestado su intención de apoyar la Iniciativa Legislativa Popular (ILP) que plantean los sindicatos para que se debata en el Parlamento andaluz y en el Congreso la reforma laboral, la cual "debe ser rectificada por su carácter negativo". De esta forma, ha afirmado que IULV-CA va a mantener una conexión directa con CCOO-A y UGT-A "al más alto nivel" con el objeto de evitar "más recortes sociales" y, además, según ha señalado el secretario de Organización de IULV-CA, José Luis Pérez Tapias, el partido está "decidido a participar activamente en las movilizaciones que se van a realizar el próximo día 18" estableciendo una "alianza estratégica con los sindicatos" en protesta a la reforma, así como en las asambleas que se lleven a cabo el día 15 de este mismo mes de diciembre, ha concluido Pérez Tapias.
Izquierda Unida en la Cortes contra las nuevas medidas contra el pueblo
Por otro lado el portavoz parlamentario de IU, Gaspar Llamazares, auguró un "invierno caliente" tras las nuevas medidas "de ajuste antisocial" anunciadas por el presidente del Gobierno en el Congreso de los Diputados.
El "ruido de capitales" pone nervioso a Zapatero y le lleva a improvisar En una rueda de prensa celebrada en la Cámara Baja, Llamazares dijo que el "ruido de capitales" está causando en Rodríguez Zapatero un "nerviosismo" que le lleva a "improvisar" iniciativas que "profundizan" la crisis, "estancan" la economía y hacen que la salida a la situación actual "sea más antisocial y provoque más sufrimiento" en aquellos que no tienen empleo
"Son medidas que no sólo deprimen más la economía, sino que abren un invierno caliente de conflicto social", añadió Llamazares, quien reprochó al Ejecutivo que sea "fuerte con los débiles, con los desempleados, y débil con los fuertes y con los empresarios con los que se reunió el sábado".
Para el portavoz de IU, medidas como la supresión de los 426 euros o las privatizaciones —que "malbaratan" la propiedad pública— suponen un ataque a los más débiles y demuestran que son los capitales y los mercados quienes marcan "una agenda ultraconservadora y antisocial inaceptable para cualquier dirigente de la izquierda.

No hay comentarios: