domingo, 11 de mayo de 2014

Tenemos que recuperar el sueño de la izquierda de una Europa al servicio de las personas y no de las grandes corporaciones financieras

Rafael Rodríguez Bermúdez, responsable malagueño de la Ejecutiva Andaluza de IU y Consejero de Turismo y Comercio de la Junta, ha invitado a la mayoría social, al pueblo, a recuperar la Europa que soñó la izquierda al servicio de la gente y no al de las grandes corporaciones financieras y económicas que las expolia.
El dirigente andaluz rememoró aquel sueño de la izquierda “que trabajó, peleó y se movilizó para que Europa pudiera ser una realidad económica y política y lo hicimos pensando que sería una garantía para los derechos básicos, para avanzar hacia una sociedad cada vez más justa en una nave pilotada por personas. La izquierda movilizó a millones de personas en Europa para que surgiera con voz propia en el mundo, imponiendo unas nuevas relaciones económicas e internaciones.” Pero Rodríguez ha lamentado que eso no existe hoy en día, porque está “secuestrada por las oligarquías financieras y económicas”. Ha reclamado que esa Europa de la Revolución Francesa, de la Comuna de Paris, y cuna de los Derechos Humanos y la Democracia “no esté prisionera de las oligarquías que no responden a ningún poder surgido de las urnas”.
Rafael Rodríguez ha alertado de cómo está construida la UE, con un presidente de la Comisión que es dirigente del PP y votado por los socialistas. En la Comisión Europea, añadió, hay veinte comisarios de derechas y siete del partido socialista, al que pertenece el vicepresidente, Joaquín Almunia. “Europa está prisionera y ha sido robada al pueblo por parte de ambos. Por eso es importante que en las elecciones se diga ¡basta! que las personas recuperemos nuestro poder y protagonismo porque no podemos resignarnos que  un grupo de hombres de negro, sin escrúpulos y con ideas y proyectos negros, rijan nuestro destino, que marquen las directrices que están arruinando la economía española, que desregula el mercado laboral, arruina a las pequeñas empresas y nos han llevado a una inadmisible desprotección social…”
Rodríguez Bermúdez ha añadido que a estos poderes económicos no les interesa que los ciudadanos decidan en las urnas, porque quieren “seguir mangoneando”, y ha hecho un llamamiento al voto para IU que garantiza que el poder de la gente rompa las mordazas que aprisiona a la Unión Europea.
Izquierda Unida quiere importar a Europa líneas de trabajo que ha puesto en marcha ya en el Gobierno Andaluz  dentro de las consejerías que ostenta y que están destinadas a los pequeños y medianos empresarios, los autónomos y los comerciantes, es decir, los que son capaces de generar economía y que menos trabajo destruyen. “La Directiva Bolkestein surge al dictado a los intereses de grande las grandes firmas comerciales y corporaciones que no quieren límites a sus planes de expansión, de avasallamiento al pequeño comercio, que está al pie del cañón y manteniendo abierta la vida en las ciudades”.
Rafael Rodríguez hizo estas declaraciones a los medios de comunicación durante un acto organizado en el centro de la capital, en calle Carretería, el pasado viernes, acompañado de la responsable provincial de Política Institucional y edil malagueña, Toni Morillas, quien ha señalado que  la alianza de los dos grandes partidos promueve una política económica que defiende a las grandes multinacionales del Ibex 35, que han obtenido un incremento de beneficios de 7.500 millones de euros en detrimento de las pequeñas empresas, generadoras de  empleo. “Esta política económica de Europa provoca que más del 90 por ciento de estas pequeñas empresas cierren en su primer año de vida, porque no pueden tirar, y el bipartidismo lo avala”.

Morillas ha recordado que Izquierda Unida desde el Parlamento Andaluz consiguió frenar el impacto que la Directiva Bolkestein tiene sobre el comercio ambulante, y cómo PP y PSOE han evitado en el Congreso que se debata la convocatoria de un referéndum para que los ciudadanos puedan conocer los efectos que tendrá en ellos al tratado de libre comercio entre la Unión Europa y Estados Unidos. “Frente a todo esto, desde Izquierda Unida apostamos por un modelo económico productivo que pueda establecer lazos de cooperación y abandone ese lugar periférico al que la UE ha relegado la economía española”.

No hay comentarios: