martes, 13 de mayo de 2014

Izquierda Unida se solidariza con los despedidos de Gamesa y denuncia la Europa de los mercados que permite a las grandes empresas despedir impunemente a sus trabajadores

Dirigentes y cargos públicos de Izquierda Unida han visitado hoy a los trabajadores que realizaban el trabajo de mantenimiento del Parque Eólico de Campillos que permanecen acampados en las oficinas regionales que la empresa Gamesa tiene en Torremolinos, para mostrarles su apoyo y solidaridad en sus justas reivindicaciones.
Entre los presentes en el encuentro estaban Amanda Meyer, secretaria de Vivienda de la Dirección Federal de IU y Coordinadora del Área Externa Andaluza y dirigente del PCA, la diputada andaluza, Dolores Quintana; Begoña Romero, portavoz del Grupo municipal en Torremolinos, y Antonio Gallegos, Coordinador Local de IULV-CA.
“Es una lucha por la dignidad”, refiriéndose a la acampada de estos trabajadores, ha afirmado la parlamentaria, Dolores Quintana, quien recuerda que esta empresa cotiza en bolsa con grandes beneficios al igual que ocurre con otras del Ibex 35 que han despedido a 121.000 trabajadores. Quintana añade que no es una reivindicación de 14 trabajadores, los que han sido despedidos, sino de otros muchos malagueños y malagueñas. “Las reformas laborales de Zapatero y Rajoy han traído 370 expedientes de regulación de empleo en Málaga en el último año y han enviado a su casa a unos 5.000 trabajadores sin apenas indemnización y, lo que es peor, con un futuro incierto”.
Quintana explicó que los despidos no se producen por cuestiones económicas, sino por ataques a la actividad democrática. En esa misma línea se ha pronunciado el portavoz de los acampados, Jordi Luque, que califica los despidos como una represalia sindical ya que en cuanto eligieron a los delegados sindicales “empezaron a maniobrar para echarnos”.
Los trabajadores han presentado los oportunos recursos y seguirán ante la sede de la empresa Gamesa hasta que les den razón, “porque la tenemos”. De momento no les han permitido instalar tiendas de campaña en la vía pública, lo que habla de la insensibilidad y mentalidad antidemocrática de quienes dicen “gobernar”, como es el caso del PP, por lo que duermen al raso, pero estos trabajadores que combaten la injusticia de que son víctimas están satisfechos por el apoyo que están recibiendo del pueblo sencillo. El portavoz de los despedidos afirma que la empresa funciona tan bien hasta el punto de que tras echar a la calle a estos 14 trabajadores, se han contratado hasta 36 empleados más.
Al mismo tiempo, Dolores Quintana ha alertado y denunciado que las empresas no pueden mal usar el dinero público para despedir trabajadores, “y Gamesa ha recibido mucho. Esto es lo que está pasando, que las empresas despiden a trabajadores fijos y contratan sin derechos ni seguridad a otros. No es verdad que haya recuperación, lo que hay es trabajadores pobres y eso no se puede permitir con dinero público”.
Por su parte Amanda Meyer, responsable federal y andaluza de Izquierda Unida, ha acusado al partido socialista y al PP de poner en marcha sus respectivas reformas para limitar los derechos con total impunidad y advierte que no es un caso exclusivo de España. “Estamos construyendo la Europa de los mercados, dándoles privilegios a las grandes empresas a costa de los trabajadores y de los derechos fundamentales conquistados por ellos”.
Meyer recordó que con las elecciones del 25 de mayo hay una oportunidad de presentar “una moción de censura a las políticas neoliberales” que defienden los dos grandes partidos dentro y fuera de nuestras fronteras.
Desde Comunistas de Málaga, aprovechamos la ocasión para mostrar nuestra solidaridad con los trabajadores y trabajadoras de Gamesa en su lucha por defender sus empleos y salarios frente a la inhumana crueldad de una patronal explotadora e indigna que se aprovecha de la legalización que les regalan PP y PSOE para que sigan expoliando a las trabajadores y trabajadoras de sus derechos laborales y libertades.
¡Viva la lucha de los trabajadores de Gamesa por el empleo digno!
¡Readmisión de los 14 despedidos, yá!

¡Solidaridad!

No hay comentarios: