miércoles, 8 de mayo de 2013

La Unión de Juventudes Comunistas de España (UJCE) ante la huelga educativa del 9 de mayo: ¡Vaciemos las aulas, llenemos las calles!


¡Nos están quitando la educación! Han pasado unos cuantos años desde que estallara la crisis capitalista y desde entonces los pueblos en Europa y en nuestro estado no han dejado de sufrir el expolio de derechos y servicios sociales a través de las denominadas políticas de ajuste que se imponen desde la troika europea e internacional.
La educación ha sido uno de los servicios públicos más afectados por estas medidas, y desde 2011 se han recortado más de 5000 millones de euros en política educativa. Pero la educación sufre hoy una doble crisis, puesto que nos encontrábamos con una profunda crisis de la educación tiempo antes de que el ciclo de acumulación capitalista comenzara a hacer aguas.
Para el actual capitalismo neoliberal y depredador incluso en sus épocas de bonanza económica la educación no es un servicio rentable. Ejemplo de ello son las políticas privatizadoras y mercantilizadoras aplicadas desde hace décadas por los distintos gobiernos de turno, incluidos aquellos que se autodenominaban de izquierdas como los del PSOE. Todas estas reformas tenían dos objetivos claros: segmentar a la población a través del impedimento a los sectores populares del acceso a los diferentes niveles de educación, y precarizar las condiciones de estudio de los sectores sociales más humildes que conseguían alcanzar los niveles educativos superiores.
Además de este escenario de crisis sistémica de la educación bajo el neoliberalismo se suma la coyuntura de crisis sistémica capitalista. Una de las vías de la oligarquía para continuar obteniendo beneficios es incrementar el nivel de ataques a la educación pública, por ello en los niveles inferiores y medios de la enseñanza se ha producido un brutal recorte de infraestructuras y decenas de miles de despidos en el profesorado, por ello el gobierno ha presentado la LOMCE, una ley que diferencia socio-económicamente al estudiantado e impone trabas para su promoción en el sistema educativo.
En la Universidad el panorama es igual de desalentador, la subida de tasas y el endurecimiento del acceso a becas, sumado a la supresión de las becas Séneca y a la más que posible reforma de la LOMLOU en un sentido antidemocrático y mercantilista muestran cómo el capital necesita que la enseñanza superior sea un espacio donde cada vez quepan menos y en el que el estudiantado sea segregado en cualificación académica entre una elite preparada y una masa precarizada.
Todo este panorama deja ver que capitalismo y educación pública son incompatibles hoy por hoy, que los gestores de la crisis ya sean de PP o PSOE no hacen sino aplicar los mandatos del capital monopolista y financiero que destruyen día a día la educación pública. Es por esto que luchar hoy por la educación pública es luchar contra el capitalismo, luchar por los derechos sociales y democráticos del conjunto de la ciudadanía que se ven igualmente amenazados por las políticas de ajuste.
Por ello la Juventud Comunista y el Partido Comunista llaman al conjunto del estudiantado y de la comunidad educativa a secundar masivamente la jornada de huelga general en educación el 9 de mayo por la educación pública, y llaman así mismo al conjunto de sectores juveniles y sociales empobrecidos por la política de recortes a secundar esta jornada de lucha por un futuro digno para el conjunto de la juventud y de la clase trabajadora.
¡Todas y todos a conquistar educación para el pueblo! ¡Vaciemos las aulas, llenemos las calles!

No hay comentarios: