viernes, 24 de mayo de 2013

A propuesta de Izquierda Unida el Parlamento andaluz se posiciona a favor de la “despenalización total” del aborto frente a la reforma del PP



La diputada de IULV-CA, Alba Doblas señala como “violencia institucional” aquella ejercida sobre las mujeres que optan por la interrupción del embarazo y acusa a Gallardón de querer poner el aparato coercitivo del Estado al servicio de la moral católica.
El Pleno del Parlamento andaluz pide que el Gobierno central "no atente" contra los derechos fundamentales de las mujeres y, por lo tanto, no modifique de manera "restrictiva" la actual ley Orgánica 2/2010 de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo (IVE), en virtud de una proposición no de ley presentada por IULV-CA que ha contado con los votos en contra del PP-A y el apoyo del PSOE-A.
La Cámara andaluza reclama también que el Ejecutivo de Mariano Rajoy que se amplíen los derechos reconocidos en el texto vigente para que se reconozcan, entre otras, la despenalización total de aborto voluntario, sacándolo definitivamente Código Penal; asegurar la plena capacidad de las mujeres, incluyendo las jóvenes, para tomar decisiones sobre su maternidad y sobre sus vidas; y garantizar a las inmigrantes que se encuentran en situación administrativa irregular.
También se señala la inclusión de los derechos sexuales y reproductivos en los estudios de medicina, enfermería y otros estudios que capaciten para la práctica de la interrupción voluntaria del embarazo, tanto quirúrgica como farmacológica y la elaboración de un protocolo común para todo el Sistema Nacional de Salud (SNS), que asegure el derecho efectivo a la interrupción voluntaria del embarazo a través de la prestación íntegramente financiada por el SNS.
De igual modo, el Parlamento ha aprobado instar a la Junta de Andalucía a que se comprometa, dentro de las competencias que le son propias, a asegurar que la interrupción voluntaria del embarazo se financie íntegramente por el Sistema Sanitario Público de Andalucía, en tanto no pueda asegurarse en los términos exigidos al Gobierno central.
"VIOLENCIA INSTITUCIONAL"
La diputada de IULV-CA Alba Doblas, portavoz en materia de igualdad,  fue la encargada de defender la proposición no de ley y lo hizo, tal y como indicó en su intervención, “como madre y como mujer que ha tenido que enfrentarse en la adolescencia al pánico de no saber por qué narices no me bajaba la regla si había usado medios". "Ese miedo es algo que ustedes, señorías del sexo masculino, no lo vivirán jamás", justificó.
"Les hablo por tantas adolescentes que se sienten solas y que no están preparadas para un embarazo", ha afirmado Doblas, quien también se ha referido a las mujeres que descubren su cáncer pasadas las 22 semanas de gestación y se ven obligadas a seguir con el embarazo a riesgo de su propia vida, o a la adolescente violada que cree que es su culpa y deja pasar las semanas de embarazo "aterrada" por lo ocurrido.
La parlamentaria de IULV-CA, que ha defendido que el punto de partida ha de ser la libertad y la capacidad para elegir y que imponer la maternidad a quien no la quiere es un "acto de violencia institucional", ha insistido también en que las mujeres son seres autónomos y que sus vidas y sus cuerpos no pueden estar tutelados por elementos ideológicos, administrativos, políticos y, mucho menos, religiosos. "Intentar gobernar nuestro cuerpo en nombre de dios se llama Inquisición", ha manifestado.

No hay comentarios: