lunes, 27 de septiembre de 2010

Izquierda Unida hace un llamamiento a todos los trabajadores y trabajadoras, a la ciudadanía en general a apoyar la Huelga General del 29-S


La Presidencia Federal de Izquierda Unida, se reunió en Zaragoza, ha debatido y aprobado por 23 votos a favor, 0 en contra y 2 abstenciones una Resolución de “absoluto” apoyo a la Huelga General del 29-S y de “llamamiento explícito a todos los trabajadores y trabajadoras, a toda la ciudadanía, a participar activamente” tanto en la propia Huelga como en las “movilizaciones convocadas por CC.OO y UGT, coincidiendo con las movilizaciones en toda la Unión Europea”.
El Coordinador Federal de IU, Cayo Lara, y el responsable de Economía y Empleo, José Antonio García Rubio –encargado de presentar la propuesta- han destacado el compromiso adquirido por toda la organización a través de esta resolución para “comprometer ante los trabajadores la actividad de sus representantes en las instituciones para defender allí los objetivos de la Huelga, muy especialmente en el Congreso, el Senado y en los Parlamentos Autonómicos”.
Tanto en las intervenciones producidas como en el documento se plasma explícitamente que la Huelga “no es el final de las movilizaciones, sino el principio” de cara a la firme oposición de IU en los próximos meses a las políticas de ataque a los trabajadores y a los derechos sociales que encabeza el Gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.
La primera plasmación futura de todo ello “se concretará en la discusión de los Presupuestos Generales del Estado y de los diferentes presupuestos de las distintas CC.AA., así como en los debates del Pacto de Toledo para la reforma de las pensiones, en las propuestas legislativas necesarias para lograr una salida social de la crisis”.
“Izquierda Unida, única fuerza estatal que comparte incondicionalmente los objetivos de la Huelga General se pone a disposición de los trabajadores y trabajadoras y de sus sindicatos”, señala el documento aprobado.
Izquierda Unida deja sentado, no obstante, que el rival político no son sólo las políticas neoliberales y el giro a la derecha demostrado por el Gobierno socialista. Por ello, advierte de que “la derecha política y la gran patronal tienen miedo a los resultados de la Huelga. Han perdido la esperanza de pescar en río revuelto y encabezan un ataque extremista contra los trabajadores, sus representantes y sus sindicatos”.
La Presidencia Federal de IU valora la Huelga General como “una batalla cívica en defensa propia”. Por ello, plantea transforma el paro del 29-S en “un gran Paro Cívico”.
Tanto en la intervención política de Cayo Lara como en el documento se expresa con claridad que Rodríguez Zapatero “ha decidido salir de la crisis del brazo de los banqueros españoles y de los principales especuladores internacionales” a quienes ha ofrecido “las excelentes perspectivas de negocio que ofrecen sus reformas, dejando definitivamente de lado a los millones de hombres y mujeres del pueblo que le llevaron al Gobierno”.
“Frente a estas medidas de Rodríguez Zapatero –incluye la Resolución- no hay salida por la derecha, porque su política es la misma pero con el estilo de Aznar, de Camps, de Esperanza Aguirre o de Mariano Rajoy”.
La Presidencia Federal de IU también repasó la buena marcha del proceso de Refundación abierto tras la IX Asamblea de 2008 y que se enmarca en la “salida a la crisis que exige movilización y una izquierda alternativa más fuerte, más organizada y movilizadora, y con mayor presencia institucional”.
“Con esa finalidad –señala la Resolución aprobada- estamos desarrollando un proceso de Refundación abierto a cuantos quieran participar en él, que avanza paso a paso, y que va a materializar la incorporación a los órganos de dirección de Izquierda Republicana y el acuerdo de elaboración programática conjunta con Los Verdes-Grupo Verde”.
“Entendemos que hoy más que nunca sumar es multiplicar, y que la división sólo resta fuerzas para la defensa de los intereses de los trabajadores, así como que ese proceso de Refundación debe considerar como escenario determinante el conflicto social en el conjunto del Estado español y como objetivo programático la superación de políticas de las políticas neoliberales. Esto incluye, lógicamente, un nuevo modelo productivo basado en un desarrollo humana y medioambientalmente sostenible”, ha considerado la Presidencia Federal.
En la misma reunión fue aprobado el informe político del Coordinador federal -23 votos a favor, 0 en contra y 2 abstenciones-, además de una resolución de análisis e impulso del proceso de Refundación, ésta con 21 apoyos, 1 voto en contra y 1 abstención.

No hay comentarios: