miércoles, 18 de enero de 2012

Izquierda Unida de Málaga denuncia el afán privatizador del Ayuntamiento que está propiciando un mal servicio y agresiones laborales

El Grupo municipal de Izquierda Unida (IULV-CA) en el Ayuntamiento de Málaga ha pedido al equipo de gobierno que exija a la empresa concesionaria del servicio de mantenimiento de fuentes ornamentales y de agua potable que cumpla sus obligaciones con sus trabajadores y la propia ciudad.
En rueda de prensa ofrecida el lunes 16 de enero, junto a los trabajadores y trabajadoras de la empresa DFM Aguas SL, los concejales de IULV-CA, Pedro Moreno y Eduardo Zorrilla, han explicado que dicha contrata no presta el servicio adecuadamente y tiene a sus empleados cobrando mal, retirándole los derechos e incluso vejándolos.
Los trabajadores/as protagonizan concentraciones cada lunes y viernes en protesta por la situación que viven, que según José Guerra, Secretario provincial de Industria de CC.OO., es un problema que no sólo afecta a los empleados sino a la ciudad en general. La empresa ha dejado ocho meses sin cobrar a los trabajadores o cobrando irregularmente a pesar de que EMASA sí hacía sus abonos correspondientes.
Los trabajadores/as denuncian trato vejatorio, sanciones injustificadas y persecución continua. Asimismo, el representante este sindicato ha explicado que los 14 operarios de mantenimiento de esta empresa han recibido más de treinta sanciones por escrito por motivos injustificados, además de que las órdenes que reciben siempre son a voces y con descalificativos, por lo que el ambiente laboral para estas personas se ha vuelto insoportable.
La empresa no está aplicando ninguna normativa laboral, motivo por el que los trabajadores/as no tienen categorías, tablas salariales ni derechos a los que acogerse y por ello piden que se les aplique el Convenio Colectivo Siderometalúrgico de la provincia de Málaga y el Acuerdo Estatal del Sector del Metal que regula la clasificación profesional para que sus condiciones laborales estén reguladas por la legislación vigente.
Tampoco permite a los trabajadores/as disfrutar de sus vacaciones anuales y sólo están disfrutando de quince días en lugar de los treinta que les corresponden, no disponen de días en caso de enfermedad de un familiar o para asistir a consultas médicas y no están aplicando las medidas de prevención de riesgos laborales, agravado por la falta de mantenimiento de los vehículos de empresa que pone en peligro diariamente la vida de estas personas.
Pedro Moreno Brenes, portavoz de este Grupo político de izquierdas asegura que tanto el equipo de gobierno del PP como EMASA no han cumplido con su obligación de vigilar el cumplimiento del contrato suscrito con esta empresa y en ello se incluye el aspecto laboral. “Los trabajadores sólo defienden que se cumpla con la legalidad vigente, el estatuto de los trabajadores y el propio contrato. Parece, añade el edil de IULV-CA, que la crisis es patente de corso para desmantelar los derechos laborales”.
Por su parte, el concejal de IULV-CA, Eduardo Zorrilla, encargado de defender en la comisión de Medio Ambiente una moción para solucionar el conflicto ha recordado que estos sucesos son la consecuencia del afán privatizador del equipo de gobierno municipal, demostrándose que el servicio ha empeorado en lugar de mejorar. Zorrilla recuerda que el estado de las fuentes no es el adecuado y puso como ejemplo una de las que hay en los jardines de Pedro Luis Alonso que llevan un año en mal estado de conservación.
El edil añadió que la adjudicación no ha sido beneficiosa para la ciudad ni para los trabajadores/as y que la falta de control sobre la empresa ha permitido un mal servicio.
“Izquierda Unida ha denunciado en varias ocasiones el incumplimiento del pliego de condiciones y que este servicio de mantenimiento no se está controlando adecuadamente por el Ayuntamiento de Málaga, que no se está supervisando, no se está comprobando si los partes de trabajo se corresponden con lo realmente ejecutado. Las reparaciones por actos vandálicos y otras no incluidas en el pliego de condiciones, se pagan aparte a esta empresa sin que haya ningún tipo de control sobre si lo abonado por el consistorio se ajusta al coste real”.
El Grupo municipal de Izquierda Unida ha pedido en su moción que el  equipo de gobierno del PP exija a la concesionaria el cumplimiento del pliego de condiciones y en caso contrario, iniciar el trámite para rescatar el servicio y sacarlo nuevamente a concurso, asegurando la subrogación de los trabajadores en la nueva empresa adjudicataria que se haga cargo del mismo.
En cualquier caso, IULV-CA  reclama al equipo de gobierno, ya que se niega a municipalizar servicios en detrimento de lo público, que al menos haga cumplir a la empresa adjudicataria  sus obligaciones laborales, la mejora de las condiciones laborales y el abono puntual de sus salarios, que se resuelvan las situaciones que están padeciendo los trabajadores, para poder garantizar sus derechos laborales. También que se les aplique el Convenio Colectivo Siderometalúrgico de la provincia de Málaga y el Acuerdo Estatal del Sector del Metal que regula la clasificación profesional para que sus condiciones laborales estén reguladas por la legislación vigente.
Por último, IULV-CA insta  al equipo de gobierno a que proceda a mejorar el servicio de mantenimiento de fuentes ornamentales y fuentes de agua públicas, estableciendo mecanismos de control y supervisión de su conservación, y arreglando aquellas que se encuentren en mal estado.

No hay comentarios: