martes, 24 de enero de 2012

IULV-CA y el PCA muestran su apoyo a Josefa Medrano en el juicio por impedir un homenaje al falangista Agustín de Foxa

El Coordinador General de IULV-CA, Diego Valderas, ha sido uno de los cargos de la federación de izquierdas concentrados a las puertas de los juzgados de lo Penal de Sevilla en señal de apoyo a la portavoz adjunta de la agrupación en el Ayuntamiento hispalense, Josefa Medrano --enjuiciada este lunes tras su procesamiento por impedir, cuando era concejal de Participación Ciudadana, la celebración de un homenaje en octubre de 2009 al escritor falangista Agustín de Foxá en el Centro cívico Tejar del Mellizo--, a la que ha considerado "casi como nuestro Garzón andaluz".
En declaraciones a los periodistas, Valderas --que ha comparecido acompañado de otros destacados miembros de la organización como el Coordinador Local de IU de Sevilla ciudad y ex compañero de gobierno de Medrano, José Manuel García; el Secretario general del PCE y diputado nacional por Sevilla, José Luis Centella; el Secretario general y parlamentario andaluz, José Manuel Mariscal; Felipe Alcaraz o el portavoz municipal de la agrupación, Antonio Rodrigo Torrijos--, ha señalado que "nunca pensamos que defender la democracia frente a actitudes o elementos fascistas pudiera tener tanto costo y riesgo".
Ha criticado que quien defiende la memoria histórica "con la ley en la mano" esté encausada en un hecho que ha enmarcado en la "defensa total de la democracia", razón por la que ha asegurado que los miembros de la federación se sienten "muy orgullosos, y también enjuiciados por la actitud valiente que mantuvo Pepa en su momento".
Por ello, y tras recordar que se vive un momento en el que "en este país se atenta directamente contra aquellas personas que han defendido con plenitud la Ley de Memoria Histórica", Valderas, sin querer hacer un elemento comparativo directo, si ha identificado a Medrano con el juez Baltasar Garzón.
"Estamos comprometidos con la idea de impedir que el fascismo pueda anidar en cualquier mente o actitudes de grupos o personas que lo miran con cierta nostalgia", según el Coordinador general de IULV-CA, que ha expresado "solidaridad, apoyo y compromiso total" con la concejal.
José Manuel García, de su lado, ha expuesto que lo que hizo Medrano fue no ceder un local público municipal a "unos grupos de extrema derecha sevillanos que querían hacer un homenaje a un destacado fascista español fallecido", sin que "en ningún momento" se pusiera de manifiesto el componente literario del acto de homenaje. En cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, "no podía permitir que se hiciera, en un sistema democrático, una apología del fascismo".
Por otra parte, José Luis Centella ha manifestado que el caso de Medrano "no es personal" ni supone "un juicio por un tema cultural, sino porque alguien se ha negado a que se defienda el fascismo", y que "algo marcha mal en esta democracia cuando los demócratas son juzgados mientras los fascistas hacen homenajes". "Hay que hacer una transición en la Justicia, y que quienes pisen los juzgados no sean los demócratas, sino los que en su día defendieron la dictadura y cometieron crímenes, aun no juzgados", ha apostillado.

No hay comentarios: