miércoles, 23 de diciembre de 2009

Representantes sindicales de CC.OO. en Cassa pasarán la “Nochebuena” encerrados en la fábrica de la Araña

Los representantes sindicales de CC.OO. en Cassa han decidido pasar la “Nochebuena” encerrados en la fábrica de cementos de la Araña para exigir que este grupo de trabajadores sean absorbidos por el Grupo Financiera y Minera (FYM), tal y como ha ocurrido en el resto de provincias españolas donde esta empresa tiene actividad.
El pasado lunes, 21 de diciembre, trabajadores y patronal tenían prevista una reunión para intentar llegar a un posible acuerdo. Desconocemos hasta el momento si ello ha sido posible. En todo caso si no hay acuerdo estos compañeros y compañeras se encerrarán en su empresa esta fecha tan señalada para exigir un acuerdo justo.
Cassa es la empresa que se dedica a las labores de administración en las instalaciones de la fábrica y pertenece al Grupo Italcementi, propietario de Financiera y Minera. Actualmente, realiza tareas tanto para los centros de trabajo en Andalucía como para las fábricas del País Vasco y de las oficinas centrales de Madrid.
Los trabajadores de los centros de Madrid y País Vasco "sí pertenecen a la empresa matriz FYM", al contrario de lo que ocurre en Málaga.
Desde principios de este año, los representantes de CC.OO. en Cassa han mantenido varias reuniones con la dirección del Grupo FYM con el fin de que "aceptaran las reivindicaciones que desde hace años mantienen los trabajadores", quienes reclaman que el Grupo Financiera y Minera "realice toda la administración de la empresa y no haga parte de ella a través de Cassa, ya que esta situación supone perjuicios para todos los trabajadores del Grupo".
El convenio colectivo de los trabajadores de Cassa culminó el 31 de diciembre de 2008, por lo que los empleados reivindican ser absorbidos por el Grupo FYM y quedar así regidos por el convenio de esta última empresa.
Ante esta situación, este colectivo de trabajadores iniciaron a mediados del pasado mes de septiembre una serie de concentraciones todos los miércoles en la puerta de la sede para exigir que los trabajadores de Cassa sean absorbidos por FYM y tras no haber alcanzado aún ningún acuerdo, según indicó el delegado sindical de CC.OO. en Cassa, José Antonio Gil, "los representantes sindicales hemos decidido por unanimidad realizar un encierro en Nochebuena en la empresa con el fin de mostrar nuestra discrepancia", apostilló.
A continuación publicamos un artículo del delegado de personal de CC.OO. en Cassa, José A. Gil, que se encuentra en el blog de estos trabajadores y trabajadoras de Málaga: http://ccoofymsur.blogspot.com/
David contra Cementos Goliat
Desde hace varios meses, los trabajadores de CASSA, se concentran en la puerta de las oficinas ubicadas en las instalaciones de la fábrica de cementos que Financiera y Minera tiene en La Araña. CASSA es la empresa que realiza labores de administración para Financiera y Minera, tanto para la Fábrica de Málaga como para las dos que la compañía tiene en el País Vasco. Pero al contrario de lo que ocurre en Málaga, los trabajadores administrativos del País Vasco o de las oficinas centrales de Madrid sí pertenecen a la empresa matriz, FYM.
Los representantes de CC.OO. en CASSA han mantenido varias reuniones desde principios de año con la dirección del Grupo FYM con el fin de que aceptaran las reivindicaciones que desde hace años mantienen los trabajadores.
Esta misma situación, provocó hace dos años el encierro de los trabajadores durante 15 días en las instalaciones de la empresa. Dicho encierro culminó con la firma del convenio y un acuerdo de creación de una mesa de negociación sobre el futuro de CASSA. Pero después de un año negociación, las expectativas creadas han defraudado de nuevo a los trabajadores.
Esta situación supone perjuicios para todos los empleados, tanto para los de FYM como para los de CASSA. Como ejemplo, hace unos días se despidió en Málaga a un trabajador con contrato fijo en la sección de administración de compras en FYM argumentando la dirección falta de trabajo existiendo contratos eventuales en CASSA, es decir el hecho de que existan dos empresas que realizan labores de administración supone en este caso una destrucción por parte de FYM de empleo fijo.
Ante esta situación, este colectivo de trabajadores está realizando entre otras medidas, concentraciones todos los miércoles en la puerta de la sede bajo el lema Fin a CASSA, CASSA a FYM para exigir que los trabajadores de CASSA sean absorbidos por la empresa matriz. Si la situación se mantiene, no descartan incrementar las movilizaciones. Los trabajadores afectados están recibiendo múltiples muestras de apoyo por parte de los trabajadores del Grupo FYM.
Financiera y Minera obtuvo el año 2008 unos beneficios de 34 millones de euros.
Sección Sindical CC.OO. grupo FYM

No hay comentarios: