lunes, 1 de abril de 2013

El puerto deportivo del Morlaco: un megaproyecto innecesario, insostenible e inviable

Eduardo Zorrilla
Portavoz del Grupo de IULV-CA en el Ayuntamiento de Málaga y Coordinador Local de IULV-CA
Recientemente, el alcalde de nuestra ciudad volvía a sorprendernos al anunciar públicamente su intención de impulsar un viejo proyecto rescatándolo del cajón de los olvidos: la construcción de un puerto deportivo en El Morlaco.
El proyecto, una vieja aspiración de Francisco de la Torre, prevé 485 puntos de atraque, un parking con 230 plazas, y un coste de 28 millones de euros. En 2007 fue presentado por el Ayuntamiento a la Agencia Pública de Puertos de Andalucía, y condicionado por ésta a la redacción de la Declaración de Impacto Ambiental y otra serie de consideraciones técnicas. Desde entonces, la crisis económica había dejado este proyecto en el olvido.
Ha de recordarse que es un Proyecto con gran oposición ciudadana, como demuestran las 1673 alegaciones que diferentes colectivos y ciudadan@s presentaron en su contra durante la tramitación del PGOU, y que fue rechazado anteriormente por la propia Junta de Andalucía (PGOU 97 y 99) y por el Ministerio de Fomento, y desaconsejado por la Agenda 21.
Sin embargo, para el alcalde, la demanda de puntos de atraque en el litoral de nuestra ciudad justifica su ejecución. Incluso aventura que, en caso de no haber empresas interesadas inicialmente, el Ayuntamiento lo iniciaría directamente.
Para IZQUIERDA UNIDA el proyecto del puerto deportivo en El Morlaco no es ni necesario, ni sostenible, ni económicamente viable.
En primer lugar, el Alcalde omite que los estudios de demanda de puntos de atraque en el litoral de Málaga a los que alude, aparte de ser poco creíbles, fueron realizados en 2007, antes de la actual crisis económica. Con seguridad, en la actualidad la demanda ha descendido enormemente. De hecho los concesionarios del puerto deportivo en San Andrés (GEA 21 y Marinas del Mediterráneo) no han iniciado aún las obras, a pesar de habérsele adjudicado en 2009, por la falta de financiación y de expectativas de rentabilización.
Además, y aunque fuera cierta, que no lo es, la existencia de una gran demanda de puntos de atraques en el litoral de la ciudad, ésta estaría cubierta con los nuevos puntos de atraque ya realizada en los muelles 1 y 2, y los 900 puntos de atraque previstos y adjudicados en la plataforma de San Andrés.
Por otro lado, la construcción de un puerto deportivo en El Morlaco tendría un enorme impacto ambiental. Efectivamente, en 1995 el Centro de Experimentación Científica del Estado, a partir de las simulaciones realizadas, ya advertía que el puerto deportivo de El Morlaco, con un dique previsto de 500 metros de longitud, alteraría de forma importante las dinámicas del litoral, y pondría en peligro el proyecto de regeneración de los Baños del Carmen. En 1997 cuando se aprobó inicialmente aquel PGOU, los informes destacaban que tendría un impacto medioambiental severo. Con la redacción del actual PGOU, en 2007 también se puso de manifiesto el impacto ambiental sobre la playa de, la fauna y la flora de la zona (incluyendo el limonium malicitanum, la “siempreviva malagueña”, en peligro de extinción y con importante presencia en la zona).
De esta forma, de llevarse a cabo este proyecto se destrozaría la biodiversidad de la zona, y la regeneración de las playas aledañas, con aceites, residuos pesados, contaminación acústica ambiental y submarina, y la alteración de las corrientes marinas. Además, aumentaría notablemente el  flujo de tráfico a esta zona, con un Paseo Marítimo Pablo Picasso ya saturado que cuenta con varios carriles destinados al tráfico de vehículos y muy poco espacio para el tránsito peatonal o en bici.
Pero además, el proyecto del puerto deportivo de El Morlaco es hoy por hoy inviable. Según el equipo de gobierno, no hay dinero para acometer la necesaria y tan postergada regeneración de los Baños del Carmen, valorada en 14 millones de euros. Tampoco se ha acometido la actuación urgente de “adecentamiento” del balneario, prometida por el alcalde el año pasado y valorada en 740.000 euros, y que no aparece siquiera en los presupuestos municipales de este año. Y aun así, pretende hacernos creer el Alcalde que el Ayuntamiento podría emprender en solitario un proyecto valorado en más de 28 millones de euros, si no hubiera inversores privados interesados en inicio.
Por eso desde IZQUIERDA UNIDA pensamos que el Alcalde está “vendiendo humo” con el anuncio de este megaproyecto, y que pretende desviar la atención de los problemas que verdaderamente preocupan hoy a la ciudadanía. En este sentido, este proyecto merece un lugar destacado en la galería de megaproyectos irrealizables del PP de Málaga, como el puente sobre la bahía, o el funicular a Gibralfaro, entre otros.
Para IZQUIERDA UNIDA, sin embargo, la prioridad debe ser la recuperación y restauración ambiental de los Baños del Carmen, su preservación como espacio singular y su rehabilitación como lugar emblemático del patrimonio natural, histórico, cultural y social (una playa natural con bosque y roquedal en el seno de un casco urbano, arraigada en la memoria  colectiva), con el objetivo de lograr un entorno saludable, que sirva de espacio recreativo para la ciudadanía y visitantes de la ciudad, contribuyendo a una ciudad más habitable y amable. Todo ello, asegurando el uso público de una zona única dentro de nuestro litoral.

No hay comentarios: