domingo, 24 de marzo de 2013

Eduardo Zorrilla: “La necesaria municipalización de LIMASA”


Eduardo Zorrilla, Coordinador Local y portavoz del Grupo IULV-CA en el Ayuntamiento de Málaga

Finalmente, y afortunadamente, ha sido desconvocada la anunciada huelga de limpieza durante la Semana Santa, una huelga no deseada por nadie y que hubiese perjudicado a tantas personas que encuentran un pequeño alivio a su situación económica gracias a un empleo temporal o a una actividad económica en estas fechas.
La huelga se ha evitado merced al esfuerzo y los sacrificios realizados por la plantilla de LIMASA, y a costa del desempleo de l@s eventuales, y provocará el empeoramiento del ya deficiente servicio de limpieza.
Con la modificación de vacaciones, descansos en domingos y festivos, etc, la empresa se ahorrará seis millones de euros enviando al paro a 300 trabajadores/as eventuales. Además, supondrá retirar unos 160 operari@s diarios de la calle, provocando un empeoramiento del servicio de limpieza de la ciudad, ya bastante deficiente como demuestran todas las encuestas, en las que la ciudadanía opina mayoritariamente que Málaga está sucia o muy sucia. Y ello a pesar de ser la ciudad de España que más gasta en limpieza por habitante (163,4 €/año), por encima de ciudades como Barcelona (161,7 €) o Sevilla (139,8€), esta última íntegramente municipal.
¿Cómo será ahora ese servicio de limpieza con 160 efectivos menos cada día? El Gerente de LIMASA ha llegado a plantear la posibilidad de suprimir la recogida diaria de la basura en algunas zonas, reducir la flota de vehículos entre un 5% y un 7%, y la recogida de contenedores diaria del 80 al 60%. Todo ello se notará especialmente en los barrios y en la periferia.
Como ocurrió en febrero del 2012, el conflicto se ha cerrado en falso, y deja sin resolver el problema de fondo del servicio de la limpieza en Málaga, es la necesaria revisión de un modelo de gestión del servicio ruinoso para la ciudad. Es falso que la causa del alto precio de la limpieza sea el “alto” coste salarial de la plantilla, como pretenden hacernos creer el Alcalde y el PP. La causa está en los beneficios de la parte privada que vampirizan las arcas municipales, además de la irresponsable gestión empresarial, y la absoluta falta de control por el equipo de gobierno del Ayuntamiento de Málaga.
En 2001, tras quedar desierto el concurso para elegir los socios privados de LIMASA, el Alcalde instó a los concursantes FCC, URBASER y SANDO a constituir una UTE que convirtió por adjudicación directa en socios mayoritarios de LIMASA III, con el 51% de las acciones. En 2003 se firmó un nuevo acuerdo por el cual se garantizaba a los socios privados unos beneficios no inferiores al 2% de la cifra de negocios, sin el IVA.
De esta forma insólita, sea cual sea la gestión empresarial y los resultados, los socios privados aseguran sus beneficios millonarios. Por supuesto, si se sobrepasa ese porcentaje de beneficios, no hay contraprestación alguna al Ayuntamiento. A estas cantidades hay que añadir las obtenidas en concepto de “Asistencia Técnica” y “Costes de estructura”, y “Costes Financieros”; lo que ha supuesto para FCC, SANDO y UBASER unos beneficios de más de 50 millones de euros en los últimos ocho años (según datos de su propia Memoria).
El año pasado, el Alcalde anunciaba su Plan de Ajuste Municipal, en el que planteaba rebajar 6 millones de euros en la factura del servicio de la limpieza (de 192 a 186 millones de euros). El conflicto ha surgido este año, tras el incumplimiento de los acuerdos firmados en 2012, y cuando FCC, SANDO y URBASER, y el propio alcalde, han pretendido que la rebaja de 6 millones en la factura de la limpieza a pagar por el Ayuntamiento, recayera únicamente en el coste salarial. Sin embargo, el contrato con los socios privados no se ha modificado, ni hay intención de hacerlo.
Desde IZQUIERDA UNIDA siempre hemos defendido que la municipalización de LIMASA es la única solución para tener un servicio de limpieza en Málaga más barato para l@s contribuyentes, y más eficiente. Pero no lo decimos sólo nosotros: un informe interno de LIMASA fija un ahorro de hasta 47 millones de euros si se municipalizara ahora la empresa (eliminación del IVA, rebaja del coste de los alquileres, además de los beneficios y costes de la parte privada). Así, la factura de LIMASA podría bajar de los 86,8 millones actuales a los 40 millones, un 54% menos. El informe abogaba por llegar a un acuerdo de rescisión del contrato con los privados, vigente hasta 2017, sin coste alguno para el Ayuntamiento.
FCC, URBASER y SANDO guardan silencio, y el Alcalde rechaza la municipalización, porque tendría que abonar los 40 millones de euros adelantados por FCC al Ayuntamiento, a cuenta de la factura de 2012, según se refleja en las cuentas anuales de 2012.
Desde IZQUIERDA UNIDA planteamos la necesidad inaplazable de la municipalización del servicio de limpieza, situando como prioridad el interés general: un servicio de limpieza más económico para la ciudadanía, y una Málaga más limpia.
Lo hemos vuelto a plantear como moción en el Pleno del Ayuntamiento de 21 de marzo pasado, y el PP lo ha vuelto a rechazar, pareciera que menos preocupado por la limpieza de la ciudad y el bolsillo de la ciudadanía, que por no contrariar a SANDO, FCC y URBASER. Casualmente, por supuesto, SANDO y URBASER aparecen entre los presuntos principales donantes del PP en los papeles contables atribuidos al extesorero del PP, Luís Bárcenas.

No hay comentarios: