viernes, 22 de marzo de 2013

Izquierda Unida de Málaga inicia una campaña de información sobre el cumplimiento de los compromisos adquiridos con el comercio ambulante para darle estabilidad


Izquierda Unida ha iniciado esta mañana, viernes 22 de marzo, una campaña en la provincia de Málaga para ofrecer información a vendedores y usuarios de los mercadillos sobre las reformas legales introducidas desde el Gobierno andaluz que permiten a los comerciantes ambulantes obtener sus licencias por un periodo mayor al estipulado hasta ahora.
La transposición de la directiva Bolkestein a la normativa española dejaba a esta parte del tejido económico en una situación precaria, ya que las licencias tenían una vigencia de entre uno y cuatro años, algo irracional, en palabras de la diputada andaluza de IULV-CA por Málaga, Dolores Quintana. “¿A qué negocio le ponen esta caducidad?”, explicó la también portavoz del consejo provincial de IULV-CA en Málaga quién ha añadido que lo que ha hecho el gobierno andaluz modificando la normativa es acabar con la inseguridad de los comerciantes, de las familias que dependen del sector, a la vez que se amortiza la inversión, se crea empleo y se permite el relevo generacional.
Izquierda Unida se había comprometido con las asociaciones del sector a cambiar la normativa y eso ha hecho desde sus responsabilidades de gobierno modificando el texto de la Ley de Comercio Interior, lo que permite que las licencias tengan un plazo de quince años prorrogables a otros quince.
Ahora, IULV-CA inicia una campaña informativa bajo el lema “Izquierda Unida cumple con el comercio ambulante”, que ha comenzado en el mercadillo de  Los Corazones de la capital, junto a concejales del Grupo municipal y militantes de la asamblea del distrito donde tiene lugar.
El portavoz del Grupo municipal de Málaga, Eduardo Zorrilla, ha destacado el compromiso de la izquierda que representa con el pequeño comercio y el ambulante, cumpliendo con un acuerdo electoral que permite “despejar incertidumbres” entre estos profesionales. Zorrilla ha enfrentado este modelo que promueve IULV-CA en el gobierno andaluz con el del PP en el Ayuntamiento de la capital y el propio Estado,  “que parece querer favorecer únicamente a las grandes superficies comerciales”.
En Andalucía viven del comercio ambulante entre 35.000 y 40.000 familias y se estima que una 15.000 están en Málaga, que es también la provincia que más mercadillos tiene de los 841 que hay en nuestra Comunidad.

No hay comentarios: