.

.

lunes, 4 de abril de 2016

IU-Málaga para la Gente consigue que el Ayuntamiento de Málaga apruebe por unanimidad condenar el golpe militar del 18 de julio y que se conmemore el 85 aniversario de la II República

En el último pleno del Ayuntamiento de Málaga del pasado viernes, 1 de abril, se aprobó de forma parcial la moción que presentó el Grupo municipal de IU-Málaga para la Gente relativa a la conmemoración del 14 de abril, proclamación de la II República, condena de la sublevación militar fascista del 18 de julio de 1936 contra el gobierno democrático legalmente constituido.
La moción presentada por los ediles de izquierdas, Eduardo Zorrilla y Remedios Ramos, señala como “El próximo día 14 de abril se cumplirán 85 años de la proclamación de la II República, un periodo democrático de nuestra historia en el que se instauró un verdadero Estado de Derecho y proclamó una constitución democrática de España”.
Una República fundamentada en el principio de igualdad de todos  los españoles ante la ley, al proclamar España como “una república de trabajadores de toda clase que se organiza en régimen de Libertad y de Justicia”, el principio de soberanía popular, establece el sufragio universal para hombres y mujeres mayores de 23 años, en economía la propiedad privada quedó sujeta a los intereses de la economía nacional, se constituyó  un “Estado integral,  compatible  con la autonomía  de los Municipios  y las Regiones”,   el   principio   de   laicidad   “el   Estado,   las   regiones,   las   provincias   y   los   Municipios,  no mantendrán, favorecerán, ni auxiliaran económicamente a las Iglesias, Asociaciones e Instituciones religiosas”, además se reconoció el matrimonio civil y el divorcio así como la enseñanza primaria laica, gratuita y obligatoria, y se reconoció la libertad de cátedra.
La II República suponía un extraordinario avance en la transformación de nuestra sociedad, en la defensa de las libertades individuales y colectivas, y en la consecución de la justicia social.
Este sistema democrático y de derecho fue cercenado por un golpe militar y la derrota en una cruenta Guerra Civil y abrió paso a casi 40 años de dictadura fascista bajo la égida de Franco y sus aliados, las élites de este  país, banqueros, grandes empresarios,  latifundistas, sectores eclesiásticos, etc., que mediante la represión y el crimen sistemático ahogó nuestro país en sangre y dolor.
Para IU- Málaga para la Gente “El 14 de abril tiene que ser una fecha reivindicativa para reclamar el derecho a un Estado Republicano y rendir un homenaje a todos los alcaldes y concejales de los ayuntamientos de aquel periodo, así como condenar el golpe de estado franquista contra la II República”.
Por lo que la izquierda malagueña que representa Izquierda Unida-Málaga para la Gente, que apoya y de la cual forma parte el PCA, promovió tres elementos a la consideración del Pleno, de los que se aprobaron dos y siendo rechazao otro punto por parte del PP y Cs, referente a “Que el 14 de abril ondee la bandera constitucional republicana en la sede consistorial y en la plaza de la Constitución, para rendir homenaje a todas las personas que defendieron la II República así como al periodo democrático que se inauguró”.
Sin embargo, si fueron aprobados por unanimidad “Condenar el alzamiento militar del 18 de julio de 1936 contra el gobierno legítimo de la II República española”  y “Que el Ayuntamiento de Málaga organice actos conmemorativos y divulgativos del 85 Aniversario de la proclamación de la II República, así como promover actividades encaminadas a la rehabilitación política y cívica de todos aquellos ciudadanos y ciudadanas que fueron víctimas de la represión franquista ya fuese durante el alzamiento militar, o durante la posguerra”.

Desde el PCA saludamos que tras casi cuarenta años de recuperación de las libertades, se haya podido efectuar este simbólico acto de condena de la traición al pueblo y del horror que supuso el levantamiento militar fascista. Es un pasito más en la recuperación de la memoria democrática y antifascista de Málaga, Andalucía y España, tan necesaria para construir un nuevo país.