jueves, 31 de marzo de 2016

Izquierda Unida acusa al Gobierno andaluz de ser “insumiso” a lo acordado por el Parlamento sobre el conflicto laboral del 061 y 112 y exige el rescate del servicio

José Antonio Castro exige la recuperación del servicio ya que “es incompatible la atención del 061 a la ciudadanía con la obtención de beneficio privado.”
El parlamentario de IU Andalucía, José Antonio Castro ha acusado al Gobierno de la Junta de Andalucía de “ser insumiso” al Parlamento, al  “estar haciendo caso omiso” a los acuerdos adoptados sobre los conflictos de 061 y el 112, que instan al gobierno a solucionar ambos conflictos laborales y a recuperar el servicio cuando finalice la concesión administrativa por la que se privatizó.
Castro ha comparecido ante los medios junto con Lola Bueno, del colectivo de trabajadoras del 061 de Málaga en huelga indefinida desde junio de 2015 y una de las 8 trabajadoras despedidas como represalia de la empresa y con el Secretario general de la CGT-Andalucía, Miguel Montenegro, sindicato mayoritario en la empresa, ya que el conflicto sigue adelante, la Junta no interviene para solucionarlo y “hace todo lo contrario”.
En este sentido el parlamentario de IU ha denunciado que el Gobierno de Susana Díaz de “compadrear con la empresa privada” y “actuar en los procesos judiciales para todo lo contrario, agudizando el conflicto y dando la razón a la empresa privada”, explicando que la Junta está implicando a empleados públicos para que declaren en contra de las trabajadoras.
Castro ha insistido en la necesidad del rescate del servicios: ¿Cómo es posible que  si la plantilla del 061 trabaja en centros de la Junta, con material, personas y medios técnicos de la Junta el servicio esté en manos de una empresa de telemarketing que sólo busca el beneficio económico?”. “Se debe llevar desde lo público, son trabajadoras públicas”, enfatizó el parlamentario de IULV-CA por Málaga.
Como ha explicado Lola Bueno, el conflicto comenzó hace más de un año cuando las trabajadoras reclaman el cumplimiento del convenio de venta telefónica “en el que está encubierta la plantilla”. Ante la movilización la empresa comisionistas despide a 8 trabajadoras como represalia y sigue incumpliendo el convenio “afectando gravemente a la prestación del servicio” y “poniendo en riesgo la vida de los pacientes” dado el papel fundamental que desempeñan.
En la actualidad la plantilla reclama la readmisión de las 8 compañeras despedidas y denuncia su situación como una cesión ilegal de trabajadores reclamando la recuperación del servicio y señalando a la Junta como “responsable de lo que está ocurriendo”.

Por su parte Miguel Montenegro, Secretario general de la CGT-Andalucía ha anunciando la intención del sindicato de extender la huelga del 061 a todos los centros de Andalucía para reclamar el cumplimento de los acuerdos del Parlamento , que será valorada en una próxima asamblea andaluza. Igualmente, Montenegro ha explicado que las plantillas del 061 y el 112 van a seguir enlazando sus movilizaciones ya que comparten problemas y objetivos.

No hay comentarios: