miércoles, 9 de marzo de 2016

Izquierda Unida y el PCA de Málaga promovieron un 8 de marzo de reflexión y denuncia del aumento de la desigualdad y discriminación de las mujeres con las políticas de recortes

Ayer, 8 de marzo, Izquierda Unida de Málaga, el MDM, la UJCE  y el PCA han protagonizado numerosos actos de reflexión y denuncia por la provincia, como en Marbella, Antequera, Arriate, Alozaina, etc.,  que culminó en la capital con una importante manifestación para conmemorar el “Día Internacional de la Mujer Trabajadora” que impulsó la dirigente comunista alemana Clara Zetkin para recordar a las 129 obreras fallecidas en 1908 en Nueva York durante una huelga en una fábrica de Sirtwoot Cotton,  en un incendio que se atribuyó al dueño de la fábrica como respuesta a la huelga. Reclamaban la igualdad salarial, la disminución de la jornada laboral a 10 horas y un tiempo para poder dar de mamar a sus hijos.
No hay nada que celebrar y mucho que pelear
Este carácter de clase se expresa como día de todas las mujeres cada 8 de marzo y es central para comprender el carácter liberador del socialismo, que está indisolublemente ligado al feminismo. 
“Hay poco que celebrar ya que las mujeres siguen padeciendo los mismos problemas que generaciones anteriores”, denunció Amanda Meyer, responsable de Áreas, Programas y Convergencia de ILV-CA, que junto a Remedios Ramos, portavoz de IU-Málaga para la Gente del Ayuntamiento de Málaga y dirigentes políticas e institucionales de Izquierda Unida en Málaga participaron ayer en un acto reivindicativo que tuvo como protagonistas a las trabajadoras de los centros de atención especializada de Diputación Provincial, cuya representante sindical ha remitido una carta al Presidente del ente para reclamar que no sólo hable de derechos de la mujer, sino que los aplique allí donde tiene oportunidad de hacerlo.
Las trabajadoras le recriminan al presidente de Diputación, Elías Bendodo, que haya superávit a costa de recortar en el capítulo de personal, de no contratar a trabajadoras para dar una atención digna a las usuarias, las cuales, no tienen psicólogas, terapeutas, trabajadores sociales, etc.
En esa misma línea, la portavoz adjunta de IULV-CA en la Diputación, Teresa Sánchez, ha agradecido a estas mujeres su labor, aún con malas condiciones laborales y ha recordado que con su lucha no sólo reclaman derechos, sino también una vida digna para las pacientes que residen en estos centros, una gran parte dependientes profundas. . Sánchez dijo que los reconocimientos y premios a las mujeres de la provincia son loables e Izquierda Unida apoya que Diputación lo haga, pero le recuerda al presidente y a su vicepresidenta que tienen una gran oportunidad de llevar a la práctica las políticas de igualdad que aprueban y defienden en los medios de comunicación.
Amanda Meyer señaló que la brecha salarial se sitúa en el 25%, que el paro afecta al 50% de las trabajadoras andaluzas y que “las que tienen trabajo, lo tienen precario y que tanto una como otras tienen que asumir las cargas familiares”. “En pleno siglo XXI, Andalucía tiene en la exclusión a la mayoría de las mujeres”, recalcó Meyer.
“Esto es lo de siempre”, lamentó Amanda Meyer, “lo que vivieron nuestras madres, nuestras abuelas, lo que vivimos nosotras y lo que vivirán las siguientes generaciones si no luchamos”. En este sentido la dirigente de IU planteó que “las condiciones creadas por la crisis de 2008 que empeoran la vida de las mujeres, han venido para quedarse y será así si las mujeres no están en la agenda política como protagonistas”.
Meyer ha sido crítica con el papel de los principales líderes parlamentarios en los debates de investidura, ya que “la situación de las mujeres ha estado ausente” y reivindicó el papel “de las mujeres que luchan” haciendo referencia a las trabajadoras del 061 y del Centro Guadalmedina de Málaga, “a las mujeres que paran desahucios y luchan por mejorar las condiciones de vida”, ya que gracias a ellas, “las mujeres están en la agenda política”.
Por último, ha planteado que el Gobierno andaluz no asume las políticas necesarias para mejorar las condiciones de vida de las mujeres. “¿A qué espera?”, se preguntó la líder andaluza
Remedios Ramos denuncia como el Ayuntamiento de Málaga aumenta cada año el recorte de sus presupuestos para las mujeres
La viceportavoz del Grupo municipal de IU-Málaga para la Gente, Remedios Ramos, ha criticado hoy que el equipo de gobierno del PP en el Ayuntamiento de Málaga haya recortado nuevamente las partidas destinadas para la mujer para este año, acumulando un recorte del 36,2 por ciento en los últimos ocho años, siendo este presupuesto el más bajo de toda la historia para las mujeres desde que existen estas partidas como tal.
Así en el proyecto de presupuestos  que el equipo de gobierno pretende aprobar para 2016,  la partida de gasto social dirigido a la mujer incluye una dotación económica de tan solo 1.133.519 euros, lo que supone 27.345 euros menos que en 2015 y 73.438 euros por debajo de lo recogido en los presupuestos de 2014. La partida está incluso por debajo de la de 2013, cuando se presupuestaron 1.173.074 euros. Y muy lejos de los 1.778.593 euros que se presupuestaron en 2009, de los 1.494.745 euros de 2010, de los 1297.123 euros de 2011, o de los 1.252.153 euros de 2012.
"Estos datos confirman el escaso interés del señor De la Torre en promover una igualdad real y efectiva entre mujeres y hombres en la ciudad de Málaga. A pesar de las declaraciones grandilocuentes, no se apuesta por verdaderas políticas transversales de género, muchas veces todo se queda en propaganda y discursos vacíos de contenido, como el que mañana escucharemos de cara al 8 de marzo, día de la mujer trabajadora, pero lo primero que se recorta es el presupuesto para la mujer”, subrayó Ramos.
Según la concejala Remedios Ramos, este recorte sufrido en los últimos 8 años evidencia la parálisis del equipo de gobierno del PP para enfrentar los problemas sociales que sufren las mujeres cuando más lo necesitan, ya que las mujeres han sido las principales víctimas de la crisis. “No podemos olvidar que no han  parado de aumentar el desempleo y la pobreza  entre las mujeres, y que son éstas las que más acuden y cada vez en una mayor proporción a los Servicios Sociales. Las atenciones a mujeres con problemas de todo tipo no ha hecho sino aumentar cada año”.

Ramos insiste en que no se puede seguir recortando aún más estas partidas, sino que  debería de aumentarse el presupuesto para luchar por la igualdad de género y contra la violencia de género, “porque es uno de los principales problemas que tenemos en la actualidad, hay que dotar estas políticas de género de un presupuesto suficiente para enfrentar estos graves problema sociales".

No hay comentarios: