viernes, 18 de marzo de 2016

EL PCA celebra su Conferencia, previa al XX Congreso del PCE, con el objetivo de hacer un Partido fuerte y unido para impulsar la revolución democrática

El Partido Comunista de Andalucía celebra mañana, en la Casa de la Cultura de Albolote (Granada) su Conferencia Política de federación, previa a la celebración del XX Congreso del Partido Comunista de España que se desarrollará el próximo día 9 de abril en Madrid.
El PCA debatirá en su Conferencia de este sábado todas aquellas enmiendas que, debatidas y aprobadas en las agrupaciones de base y conferencias provinciales, se han presentado al Informe de coyuntura realizado por la dirección del PCE  así como a las Tesis sobre las políticas de alianzas del partido, sus implicaciones organizativas y estatutarias.
La Conferencia Andaluza al XX Congreso del PCE estará compuesta por 310 delegados y delegadas. De ellos, son delegados y delegadas aquellos miembros que forman parte de la Comisión Permanente del PCA, los y las secretarios provinciales del PCA y los miembros de la dirección de la Unión de Juventudes Comunistas de Andalucía UJCE) que suman 31 miembros. La UJCE cuenta además con 10 delegados y delegadas y 269 delegados elegidos por las provincias, en proporción al número de militantes de cada una.
Además, la Conferencia Andaluza del PCA elegirá mañana, de entre las candidaturas que se presenten, a las delegadas y delegados que representen a Andalucía en el XX Congreso del PCE, a quienes se sumarán aquellos delegados elegidos directamente por las provincias. Así, del total de delegados que participen en el Congreso del PCE, 117 serán andaluces, 58 elegidos en la Conferencia Andaluza y 59 elegidos por las provincias.
Este proceso congresual, en su primera fase del Congreso del PCE, como señalan nuestros camaradas José Luis Centella y José Manuel Mariscal, “debe ser útil en primer lugar al propio Partido, porque sin un PCE fuerte, activo, capaz de implicarse en el conflicto social, no es posible una izquierda que confronte con el capitalismo. Pero también debe ser útil a la configuración de la Unidad Popular que hoy necesitan la clase trabajadora y las capas populares para disputar la hegemonía al neoliberalismo”.
Por ello, el PCE debe afrontar este debate desde “la necesidad de hacerlo sin intermediarios, con plena personalidad y toda la energía de la que hemos sido capaces la militancia comunista en los momentos más difíciles de nuestra historia. Vamos a defender el Partido de Dolores y Pepe Díaz, el Partido del Frente Popular, que antepuso la unidad de las fuerzas republicanas al sectarismo de quienes buscaban la división”.

Porque “las posibilidades de victoria en la lucha de clases se incrementaran si sabemos adecuar nuestra estrategia y nuestra táctica política al ciclo largo de luchas que parece abrirse: un ciclo largo en el que la derrota y el miedo aún pueden cambiar de bando”.

No hay comentarios: