miércoles, 27 de abril de 2016

Antonio Romero: “Un fantasma recorre las tertulias”

Carta abierta a la ciudadanía
Estimado ciudadana, estimada ciudadano:
Desde que saltó la noticia, se desataron los rumores y a continuación se anunciaron y vaticinaron todas las desgracias, incluidas las diez plagas de Egipto (aquí solo hemos tenido históricamente la pertinaz sequía). Ahora por lo visto, vamos a vivir, terribles y cuantiosas consecuencias. Todas ellas negativas para España, si se forma una coalición electoral entre IU y Podemos. Lo dicho, se trata de la definición que el catecismo hace del infierno “un conjunto de males sin mezcla de bien alguno”. La derecha capillita Española, tiene la misma definición para referirse a la izquierda.
El miedo se torna a pánico en cuanto se echan los números y pueden salirse las cuentas a la izquierda decente y transformadora de este país, convirtiéndose en terribilitis. No hay que olvidar que no le han salido las cuentas para formar Gobierno a Mariano Rajoy, que continúa en Las Ventas, aculado en las tablas, herido de muerte  y esperando el descabello. Tampoco le han salido los números a Pedro Sánchez, que bajo la tutela de Felipe González y la vieja guardia, le han acotado y blindado el acuerdo con C’s para vetar a Podemos.
C’s que recuperará su soltería, después del  apasionado romance con el PSOE.
Los votos ‘gratis total’ que quería Sánchez para afianzar el bipartidismo, la monarquía y la Transición del 78, constituían o eran la hoja de ruta del IBEX 35, los poderes fácticos y la monarquía. Ahora vemos a los tertulianos de la derecha muy nerviosos, porque la unidad solo desde el punto de vista técnico y en acuerdo con lo que establece la Ley electoral, se obtendrían entre 25 y 30 diputados más, eso convierten a las elecciones próximas no en una repetición de las elecciones anteriores, sino en unas nuevas elecciones  que convierten a la unidad IU-Podemos en el polo triunfador que disputará el Gobierno a un PP con Caja B, sobres B, financiación B, empresarios B, papeles en Panamá, despidos en diferido, la mitad en la cárcel y la otra en búsqueda y captura. ¡Levantó el PP la veda a la corrupción total con el Tamayazo!
Solo con pensar, brota el entusiasmo en la unidad electoral, que traerá un programa de emergencia social que aborde para el pueblo: renta básica, derogar la reforma laboral, regeneración ética, abordaría el derecho a decidir de Cataluña, derogación de la ‘Ley mordaza’ y nombraría una ponencia para hacer un borrador de nueva constitución en un Proceso constituyente. Derogación de la Ley electoral con el sistema D’Hondt y el reparto de diputados por circunscripciones provinciales, para que todos los votos tengan el mismo valor. No participaría en ninguna guerra y diría no a las políticas de la troika y de austeridad, lucharía contra la pobreza energética y contra el hambre.
Una vez que queda patente ante los españoles que los que van de patriotas con el dinero criminal en los paraísos fiscales, hay que expulsarlos de la política e impedir que se presenten a ningún proceso electoral.
La historia de España ha sido la historia de un saqueo permanente, las oligarquías de este país, han estado siempre con un pulmón que le garantizaba la respiración asistida desde el Estado. Hoy tratamos de levantar acta definitiva del agotamiento del régimen surgido de la Transición del 78 y además levantamos acta final del franquismo que aún continúa entre nosotros. Estamos en un tiempo nuevo, él que no lo vea, es que no tiene ojos para ver, o sus intereses le deslumbran. Un discurso que no insulte la inteligencia de los ciudadanos y que sitúe la batalla política en las próximas elecciones generales, como una batalla clave en la historia de España, para instalar la decencia y la justicia social. ¡Si ellos no paran de robar, nosotros no pararemos de luchar!
Unos de los objetivos de los tertulianos que ven fantasmas y chándales bolivarianos por todos los sitios, es desganar a la población para que se abstenga, con esa cantidad de información enorme y sesgada.
Nuestro pueblo, nuestra tierra, nuestra gente es el pueblo más alegre de Europa, al que parece que la suerte le hubiera esquivado siempre, ha sufrido mucho y como dijera José Saramago en su libro “El Evangelio según Jesucristo”, refiriéndose a la resurrección de Lázaro dijo, “ningún hombre debe morir dos veces”. Nosotros y nosotras queremos una España para vivir, donde las políticas criminales sean derrotadas y se construya la democracia de lo común.
Antonio Romero Ruiz
Presidente de Honor PCA
Exparlamentario de IU
Coordinador de la Red de Municipios por la III República