martes, 30 de junio de 2015

El PCE denuncia como golpe de estado la intención del Eurogrupo de imponer sus medidas al gobierno de Grecia sin dejar celebrar el referéndum

El Partido Comunista de España (PCE) rechaza las imposiciones de la llamada Troika al pueblo griego, entre las que se encuentran los recortes de las pensiones, el aumento del IVA, el aumento de la edad de jubilación entre otras, todas fuera del programa que a Syriza le llevó a ganar las últimas elecciones en Grecia.
Los resultados de la Comisión de Estudio sobre la Deuda, demostrando como gran parte de ella es ilegal e inmoral y que por tanto debería producirse una sustancial quita por parte de los responsables de la Unión Europea, junto a la decisión del Gobierno de Grecia de no renunciar a su compromiso electoral, ha llevado al Eurogrupo a plantear una ofensiva que trata de hacer claudicar al único gobierno europeo que se le ha rebelado.
La propuesta del Gobierno griego, de realizar un Referéndum ante una imposición que pretende cambiar su programa de Gobierno, es la única salida democrática del presidente Griego frente a la posición de la UE de rechazar su propuesta de ampliación de la negociación. Aceptar las propuestas de la Troika, tal como hizo en España Rodríguez Zapatero en 2010, no sería otra cosa que traicionar las promesas que hicieron al pueblo griego y dejar la puerta abierta para el triunfo del fascismo en Grecia.
El Partido Comunista de España reafirma su solidaridad con el Pueblo griego y con su lucha por la dignidad y la democracia, y muestra así mismo nuestra colaboración con Syriza y con todos los que en Grecia den la batalla por la defensa de una salida digna, solidaria y social de esta situación.
Entendemos que no se puede aceptar el chantaje financiero para evitar el referéndum griego, y denunciamos que el anuncio del Banco Central Europeo de recortar la liquidez financiera a los Bancos Griegos este lunes, se convierte en la avanzadilla del chantaje financiero del Eurogrupo contra la República de Grecia, después de que el Gobierno y el Parlamento griego decidiera someter a consulta del pueblo mediante referéndum las propuestas de austeridad exigidas a Grecia.
Para el PCE no se puede jugar con la vida de los trabajadores, jubilados, familias griegas, no se pueden utilizar sus depósitos bancarios como rehenes para tratar de evitar que se celebre el referéndum, por lo que ha obligado al Gobierno de Grecia a tomar el control de los capitales.
Denunciamos que la Troika que trata de sustituir la soberanía de los pueblos por la dictadura del capital se asusta ante la posibilidad de que un Gobierno dé la posibilidad de que su pueblo decida sobre las políticas europeas, creando un peligroso precedente para quienes intentan dominar la economía y la vida de la gente al margen de cualquier control democrático.
Denunciamos que estamos ante la posibilidad de un verdadero Golpe de Estado al sustituir el Eurogrupo la voluntad democrática del pueblo griego de tener una salida social de la crisis, expresada libremente en las últimas elecciones griegas, por la imposición de medidas de austeridad y recortes decididas por el poder financiero que fueron precisamente las que perdieron esas elecciones.
Alexis Tsipras acaba de enviar una solicitud para extender el programa financiero al presidente del Consejo Europeo, a los 18 jefes de Estado de la zona euro, la dirección del BCE, la Comisión Europea y al Parlamento Europeo.
El Partido Comunista de España entiende que nuestro gobierno debe responder inmediatamente de forma favorable a esta llamada, no podemos permitir que este chantaje obstaculice la libre elección del pueblo griego y llevar al conjunto de Europa a una crisis de gravísimas consecuencia. Denunciaremos al Gobierno de España en todos los ámbitos posibles si sigue formando parte de un frente antidemocrático contrario a los propios intereses de los españoles.
Por último, el PCE hace un llamamiento al Pueblo español, a sus representantes institucionales, a respaldar y promover todo tipo de acciones públicas en defensa del derecho del pueblo griego a decidir su futuro, a no someterse al chantaje de la Troika. En este sentido, nos reafirmamos en la necesidad de configurar un gran bloque social y político de Unidad Popular que gane las próximas elecciones generales para unir fuerzas al gobierno griego en la defensa de una Europa al servicio de los pueblos, democrática, social y solidaria.
29 de junio de 2015.

Partido Comunista de España