viernes, 26 de junio de 2015

El Comité Local del PCA de Málaga considera imprescindible impulsar la movilización y la unidad popular desde abajo para construir un nuevo país

El pasado jueves, 18 de junio, tuvo lugar el plenario del Comité Local del PCA de Málaga en el Centro Social “Marcelino Camacho”de la calle Cerrojo y que estuvo presidido por José Manuel Luque, Secretario Político y Macarena Vallejo, Responsable del Área Interna del Comité Local y que contó con la presencia de Efraín Campos, Secretario Político del Comité Provincial y de los actuales ediles comunistas del Ayuntamiento de Málaga, Remedios Ramos y  Eduardo Zorrilla, Coordinador Local de IULV-CA y portavoz municipal de Málaga para la Gente.
El Secretario Político inició la reunión presentando el Informe “Los Comunistas malagueños ante los retos del momento actual: Construir unidad popular desde abajo  y reforzar la política, organización e intervención  social del Partido”. Informe que tras un amplio debate mereció un gran consenso en el Comité para la plasmación de la política de convergencia y de unidad popular que desarrollan IU y el PCE, que fue aprobado con tan solo una abstención y sin ningún voto contrario.
En su informe el Secretario Político, parte de la explicación del momento complicado que vivimos el conjunto de las izquierdas y las clases populares y como la crisis, pues se está estructurando en términos de desigualdad, aumentando los beneficios del capital a expensas de derechos sociales, laborales, salarios y servicios públicos. Que “el bipartidismo monárquico está tocado, pero se sostiene” con el apoyo de nuevas formaciones políticas creadas para tal fin y así asegurar el éxito de la reforma del régimen sin cambios sustanciales. Así se impone una lectura reaccionaria de la Constitución desde un poder judicial muy conservador, cimentando un auténtico “golpe de estado constituyente” que asegura los beneficios de una minoría, mientras criminaliza la protesta, la pobreza y la solidaridad. Todo ello en una coyuntura donde la movilización popular a decaído significativamente.
A su vez, ante esta situación, Luque, constata en su informe como la Constitución de 1978 está superada por la realidad política y social de nuestro país y, por tanto, no cabe más que confirmar nuestra apuesta por la ruptura democrática y apertura de un proceso constituyente hacia la III República. Y analizando las pasadas elecciones autonómicas y municipales de nuestro país se refleja la “capacidad de la candidaturas de unidad política y social de disputar la hegemonía electoral al bipartidismo”, que “sigue siendo fuerte el eje derecha izquierda clásico en la conformación del voto” y que no “hemos sido capaces – desde IU- de recoger la ola de cambio y regeneración política”.
El Secretario Político resaltó como “nuestro papel ha sido central, no sin dificultades, en la conformación de las candidaturas de unidad popular que han alcanzado las alcaldías de Madrid, Barcelona, Zaragoza, A Coruña, Ferrol y otras”. Pero, sin embargo, es “Podemos, que se ha incorporado a todas ellas tarde y mal” el que rentabiliza desde los medios de comunicación y la opinión pública como un triunfo propio. Es “innegable aportación electoral de Podemos en estas convergencias y las próximas que se puedan generar”, pero ha sido “la falta de dirección política clara, los cambios de la misma, la consiguiente falta de unidad y el papel de IUCM las que han facilitado tanto esta lectura como la desaparición de IU del imaginario del cambio”.
En el informe se señala como “las rupturas de las convergencias electorales amplias en las grandes ciudades andaluzas han dejado a la izquierda rupturista fuera del cambio a excepción de Cádiz” Mientras “nuestros resultados, en convergencias parciales como Ganemos Cádiz, Málaga para la gente o Granada para la gente, o en listas propias se han manifestado claramente insatisfactorios”. Por lo que claramente se conforma “la construcción para las próximas elecciones generales de candidaturas de unidad popular es una necesidad de la gente y el único camino para derrotar electoralmente al bipartidismo y sus sustitutos”.
Es en este sentido se define con toda claridad la posición del Comité Federal del PCE aprobada en su plenario del 7 de junio que “lanza el reto a todas las fuerzas políticas, sociales, sindicales y ciudadanas a configurar ese espacio.” que “permita configurar una Alternativa de Ruptura Constituyente para la construcción de un nuevo Modelo de Sociedad, una Convergencia que se organice de una forma participativa, plural y abierta y que busque una concreción electoral”. Pero como señala Luque “la mera conformación de confluencias electorales, aún sobre las bases citadas es insuficiente para asegurar tanto el carácter transformador de las mismas como su capacidad de enfrentarse a los poderes fácticos del Régimen. Por ello es central revertir el reflujo de la movilización social, consolidar las experiencias unitarias y activar nuevas”.
El desarrollo en la ciudad de Málaga de la unidad popular y la renovación de IU
El informe del Comité Local, considera que el resultado electoral ha sido claramente insatisfactorio, tanto por la pérdida de votos y un concejal como por no haberse conseguido el acabar con 20 años de gobierno del Partido Popular en Málaga. Que aunque se sitúe en la tónica general del resto de grandes ciudades andaluzas no debe obviar el necesario análisis y autocrítica. Este análisis, más allá del meramente técnico electoral debe profundizar en el proceso de Ganemos Málaga–Málaga para la Gente. Porque “en Málaga no había ni mejores ni peores condiciones que en otras ciudades donde sí prosperó” el proceso de convergencia. Por lo que “debemos ponernos a analizar nuestros aciertos y errores”. Reflexión, serena pero que no puede demorarse y que es esencial para no cometer errores en el nuevo proceso que queremos abrir y esa sería, por tanto, “la tarea inmediata”. Tener un debate sobre el proceso de convergencia en Málaga y compartirlo en IU Málaga. Con las conclusiones de este Comité Local se encomienda a una
Comisión la elaboración de un documento al respecto y se organizará un encuentro para debatirlo y para el que se intentará que un camarada de Zaragoza presente el proceso de Zaragoza en Común y el papel del partido, al ser el modelo más cercano a nuestras propuestas unitarias.
Por otro lado el Secretario Político, apuntó la necesidad de “renovar y reforzar el Consejo Municipal de IU y parte, al menos, de sus Consejos territoriales. Por ello desde IU se va a convocar un proceso de debate y propuestas para la nueva fase política que concluirá a mediados de julio con un Consejo Municipal ampliado que coopte nuevos miembros para suplir las bajas y las inasistencias”.
Durante este proceso, señala Luque, “además de conformar unidad y compresión en torno a la nueva línea política y acometer la postergada sustitución de la Coordinación Local” y del resto de la dirección colegiada, además de la Secretaría de Convergencia. Y donde la Coordinación General debe recaer en la persona que más consenso suscite y rodearse de, mayoritariamente, un nuevo equipo que pueda recuperar la unidad de acción y la ilusión de la militancia.
Reforzar el Comité, reforzar las agrupaciones, para un Partido Comunista capaz de impulsar el conflicto social y la unidad popular
El Secretario Político manifestó la importancia de resolver la pendiente incorporación de la militancia de la Agrupación del Mundo del Trabajo a la acción política del partido en la ciudad y la sectorialización. Así respecto al primero de los aspectos, el Comité Local pide al Comité Provincial que inste y asegure la misma en los términos aprobados en la pasada Conferencia Local y confirmados por la Comisión de Garantías. En lo concerniente a serctorialización, existe un grupo de camaradas trabajando en la RSP y ya constituido el MDM en Málaga, por lo que se propone la incorporación de un camarada de cada grupo a este Comité con voz pero sin voto hasta que se constituya el sector.
Además las agrupaciones realizaran las anuales entregas de carnets antes del 30 de julio y es necesario reforzar los comités que lo necesiten para adecuarse a la nueva situación y asegurar responsables sectoriales y de acciones sociales centrales como MDM, RSP, República, Marchas de la Dignidad.

Asimismo las agrupaciones deben analizar cuales son sus posibilidades de impulsar tanto la territorialización de las luchas sociales y sectores señalados, así como la promoción del debate y avance de la unidad popular en el terreno político y electoral. Siendo de especial importancia que todas las estructuras del partido se involucren en las movilizaciones de octubre de las Marchas de la Dignidad y en fortalecer nuestra presencia en el piquete Stop Desahucios.

No hay comentarios: