domingo, 5 de junio de 2016

Cayo Lara: “Seguiremos luchando por la unidad de la clase trabajadora sin renunciar a nuestra dignidad”

Deja dirección de IU agradeciendo la labor de la militancia que construye la organización
Gema Delgado /Mundo Obrero
Cayo Lara, Coordinador federal saliente de IU, inauguró en la mañana del ayer sábado la XI Asamblea de Izquierda Unida y lo hizo agrediendo la labor de todos los que han trabajado con él al cargo de la dirección de Izquierda Unida durante los dos últimos mandatos. Rindió homenaje especial al trabajo de la organización de base,” la que da la cara en los piquetes de las huelgas generales en los pueblos y en los barrios donde todos se conocen”, a la militancia que se significa políticamente con todas sus consecuencias, a los que colaboran en las casetas de las fiestas para visibilizar a la organización y hacerla crecer y a los que dice no a los intentos de corrupción que afrontan cuando alcanzan alguna responsabilidad.
Todos esos militantes y simpatizantes son “un arma cargada de futuro” compañeros que toman conciencia y se comprometen con generosidad en las causas como la lucha de clases, la igualdad de género y el cuidado del medioambiente. “Son el colectivo necesario, imprescindible, para que se sigan escribiendo páginas en la historia de la fraternidad, la justicia y la igualdad de este país.
“Sin organización no hay transformación posible, sin organización no podemos combatir” dijo. Y utilizó la metáfora del vuelo de los patos, cuando los que dirigen la bandada se van relevando y se vuelven a posicionar con el resto dejando que otros sigan dirigiendo al grupo, pero siempre en volando juntos en la misma dirección, aludiendo así a su posición en la organización ya que como ha dicho en diversas ocasiones, uno no se jubila nunca de la ideología.
En ese hacer camino de la Izquierda Unida, hablo de la brújula que siempre señala al norte, “y nuestro norte es el socialismo. Para ello necesitamos alianzas sociales y sindicales. Sin ellas no hay transformación posible”. Y a esas alianzas aludió en el comienzo de su intervención, recordando a los 17 compañeros del SAT en huelga de hambre denunciando el arresto de Andrés Bódalo, y a los sindicalistas y dirigentes sindicales, los de hoy y sus predecesores, con los que IU ha creado frentes y cerrado filas de “fraternidad de clase”.
Las alianzas, explicó Cayo Lara, van en el ADN de Izquierda Unida. La sociedad nos demanda la unión de la izquierda, añadió, para poder recuperar sus derechos, sus salarios, su trabajo, y esa alianza ha tomado cuerpo en torno a un programa de 50 puntos “que tenemos que conseguir para no frustrar a la gente. Dejamos fuera lo que nos separa, como el no a la OTAN y nuestra reivindicación republicana, que son inseparables de nuestro ADN y a los que jamás renunciaremos. Vamos unidos por el progreso pero respetando nuestras diferencias y nuestra identidad”, porque en estos momentos “la necesidad democrática es derrotar al PP y a sus políticas de recortes de las prestaciones de los desempleados, de amnistías fiscales, de incremento de las desigualdades y de la pobreza, de corrupción y de acabar con la caja de la Seguridad Social”.
Ahora se trata, dijo, de luchar por conseguir el máximo apoyo para un nuevo modelo de producción, un plan energético nacional e impedir que haya más asesinatos machistas. Se trata de recuperar ”los servicios públicos expoliados” derogar la LOMCE, dar la batalla contra la dictadura de los mercados que se imponen sobre las soberanías, porque “con los acuerdos de Maastricht, de Lisboa, y ahora con el TTIP quieren cerrar el círculo de la política neoliberal”.
Cayo Lara agradeció la confianza depositada en él durante estos mandatos en los que ha intentado dirigir la organización con “ética, austeridad, consenso, respeto a las minorías, huyendo de la vanidad y del autoritarismo y sin derramar una crítica externa de nuestra organización porque ya hay suficientes críticas de los adversarios de clase y de quienes no quieren que levantemos la cabeza”.
El coordinador saliente, explicó que aunque él ha apoyado a otra candidatura era el momento de cerrar filas y se dirigió así al próximo coordinador general de IU que será refrendado mañana por la Asamblea “Alberto, has sido, eres y serás mi candidato a la presidencia del gobierno. Me va a costar votar en estas elecciones pero voy a votarte porque aunque vayas el número 5 seguirás siendo mi candidato”. Ante todo, el último discurso de Cayo como coordinador federal de IU, fue un discurso de unidad.

Cayo Lara se despidió apelando a la unidad de la clase trabajadora. Recordó que cuando asumió la responsabilidad de dirigir la organización, hace siete años y medio, lo hizo con una cajita de música con la imagen de Dolores Ibárruri que simboliza la unidad:”Seguiremos luchando por esa unidad sin renunciar a nuestra dignidad y a toda nuestra memoria”, concluyó.