jueves, 23 de junio de 2016

¿Franco Alcalde honorario de Málaga?

Eduardo Zorrilla
Portavoz de IU-Málaga para la Gente en el Ayuntamiento de Málaga
El 7 de febrero de 1937, cuando las tropas franquistas llegaban a las puertas de Málaga, decenas de miles de personas, entre ellos ancianos, mujeres y niños, emprendieron el Éxodo de la carretera de Almería. En el trayecto esta riada humana que intentaba refugiarse, fue bombardeada, con el beneplácito franquista, por la aviación nazi alemana y la flota italiana fascista, provocando miles de víctimas civiles. Fue uno de los capítulos más negros de la Historia de Málaga y de toda la guerra civil.
Sólo un mes y medio después de estos hechos, el 20 de marzo de 1937, el dictador Franco fue nombrado Hijo Predilecto e Hijo Adoptivo de la Ciudad, “como público agradecimiento por acciones o servicios extraordinarios”. De Igual forma, en 1943 se le nombró Alcalde Honorario a Perpetuidad de Málaga.
En noviembre de 2007, el Pleno de la ciudad, en cumplimiento de la Ley de la Memoria Histórica, acordó retirar a Franco todos los honores y distinciones. El cumplimiento del mencionado acuerdo plenario era tan sencillo como firmar un decreto de alcaldía. Sin embargo, nueve años después del acuerdo plenario, el alcalde no se ha dignado a firmar ese decreto.
Por ello, los grupos municipales PSOE, Málaga Ahora, Ciudadanos y Málaga para la Gente hemos presentado una iniciativa conjunta para que, de manera inmediata, se inicien los trámites para retirar todas las distinciones municipales concedidas a Franco. Queremos también que la familia del dictador devuelva los regalos realizados por anteriores responsables municipales, entre ellos la medalla de brillantes de la ciudad.
No pretendemos reabrir heridas, sino contribuir a la justicia y a la dignificación y recuperación de nuestra memoria histórica colectiva. Se trata de reafirmar los valores democráticos de nuestras instituciones. La tolerancia, la libertad y los derechos humanos son valores fundamentales que chocan con mantener distinciones a quienes atentaron contra estos valores y contra la democracia.

(Publicado en la columna "El ala izquierda de la Casona", del diario Viva Málaga del lunes 20 de junio de 2016)