lunes, 30 de noviembre de 2015

Activistas de Málaga se unen para apoyar Unidad Popular-IU, la única candidatura de izquierdas, republicana, feminista y dispuesta a seguir con la lucha por un nuevo país

En un Encuentro de Activistas por la Unidad Popular que se llevó a cabo el pasado sábado, 28 de noviembre, en el Parque Huelin de Málaga para mostrar su apoyo a la candidatura que Unidad Popular-IU que se presenta a las elecciones generales del próximo 20 de diciembre, sindicalistas, trabajadoras sociales integradas en Marea Naranja, la Red de Solidaridad Popular, mayores y pensionistas, activistas universitarios, colectivos republicanos, entre otros, han explicado durante toda la mañana las razones de su apoyo a la única candidatura de izquierdas que concurre a estos comicios, la coalición que ofrece en su programa la certeza de que se va a acabar con aquellas leyes y acciones u omisiones, expresión de las políticas neoliberales del régimen de PP-PSOE, que les afectan y empobrecen diariamente a las clases trabajadoras y que aspira, por tanto, a construir un nuevo país.
Así, los sindicalistas han recordado que el PSOE “extendió la alfombra roja al PP para que nos diera el golpe mortal a los trabajadores” y el Gobierno de Rajoy ha elaborado normativas como la “ley mordaza” que lleva a la cárcel a los que defienden a esos derechos de los trabajadores y trabajadoras.
Los Yayo-flautas  afirmaron que en Unidad Popular-IU han encontrado lo que venían reclamando y que era que las formaciones y personas de izquierdas se unieran para acabar con políticas que han robado a los mayores y pensionistas su poder adquisitivo, que los ha hecho sostén de sus hijos y nietos porque se han quedado sin recursos y empleo; que mantenga y mejore la Sanidad y que les asegure el futuro de sus pensiones y una ley de dependencia efectiva y con recursos.
La otra pata de esta situación son los trabajadores sociales, algunas de las cuales han mostrado su apoyo a UP y han recordado que el sistema está creando exclusión y desigualdad, sufrimiento a la población. “Estamos aquí para apoyar la candidatura de quienes quieren una sociedad más inclusiva y participativa, quienes entienden que la caridad es vertical y la solidaridad es horizontal”.
En esa línea, también han mostrado públicamente su apoyo los miembros de la Red de Solidaridad Popular (RSP), personas que pensaban que “luchar por el pan era algo del pasado y hemos visto que no”; activistas universitarios como el profesor Vicente Granados, que ha relatado cómo “nos han ganado las palabras, pero no la forma de pensar” y ha animado a todos a recuperarla.
Los republicanos han  entendido que el PSOE se pone de lado en la cuestión del modelo de Estado, que el PP se opone a la República y que UP-IU lo incluye claramente como uno de sus compromisos de regeneración democrática y abrir un proceso constituyente.
Si la lucha en las calles ha estado representada por estos colectivos, la de las instituciones ha venido de la mano de algunas de las personas que han estado o están en administraciones de distinto ámbito. Teresa Sánchez, diputada provincial de IU ha destacado que mientras PSOE y PP en el Estado abren puertas para privatizar y desmantelar los servicios públicos, en otras administraciones como las regionales o provinciales usan herramientas como la lucha de las competencias entre instituciones con el mismo fin.
La lista de UP-IU  procede de la movilización y que seguirá en las calles el 21D
Francisco Guzmán, cabeza de lista de UP-IU ha destacado la procedencia de los presentes y de quienes conforman la candidatura. “No somos el resultado de un laboratorio, ni de una cadena televisiva, ni de un experimento, sino de todo lo que han expresado los activistas. Somos un colectivo de mujeres y hombres que venimos trabajando desde hace muchos años para cambiar este país. Venimos de muchos lugares: dijimos en su día OTAN NO, como ahora decimos que no queremos guerras; venimos del 15M, de las Marchas por la Dignidad,…”
Guzmán ha tenido palabras para los que no podían participar de este acto porque se encontraban en el exilio laboral al que han sido condenados “Nos dijeron: niño, estudia, que llegarás lejos, y ha sido así; se han ido a miles de kilómetros porque no tienen oportunidades”.

Laura Requena, número dos de la candidatura ha animado a ir a cada barrio y a cada municipio porque “no podemos permitirnos cuatro años más de gobierno corrupto, machista, antidemocrático, que desahucia familias, que nos condena al paro, que nos va a meter en una guerra por intereses económicos. Un gobierno que trata mejor a las mercancías que a los refugiados”. La candidata de izquierdas ha ido más allá al recordad que no vale un gobierno como el actual, pero tampoco “uno de recambio”,  y ha vaticinado que todas las personas que defienden de verdad un programa rupturista “vamos a ir uniéndonos en esta campaña, y el 21 seguiremos toda esa gente defendiendo en la calle estas mismas medidas”.