viernes, 20 de noviembre de 2015

Alberto Garzón se compromete a "derogar de forma inmediata" las "lesivas reformas laborales del PP y PSOE" y a defender condiciones dignas de trabajo

El candidato de Izquierda Unida-Unidad Popular a la Presidencia del Gobierno se reunió, el pasado miércoles 18 de noviembre, junto a Cayo Lara en el Congreso de los Diputados con representantes laborales de distintas compañías y les informó de las propuestas para aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores o para recuperar la indemnización por despido de 45 días
Alberto Garzón, se ha comprometido hoy a derogar las reformas laborales de PSOE (2010) y de PP (2012) y a recuperar la indemnización por despido de 45 días por año trabajado tras las elecciones del próximo 20-D.
Garzón, a quien acompañaba el Coordinador federal de IU, Cayo Lara, hizo públicos estos compromisos en presencia de representantes de trabajadores de distintos colectivos inmersos en expedientes de regulación de empleo y con problemas de pagos de salarios en un contacto con los medios de comunicación frente al Congreso de los Diputados. Con posterioridad, tanto el candidato de IU como Lara se reunieron con cerca de 25 de estos trabajadores de Coca-Cola, Indra, de contratas de Telefónica-Movistar, Vodafone, Telemadrid, Correos, Airbus, entre otras, en dependencias parlamentarias durante cerca de dos horas para intercambiar puntos de vista sobre la situación real de la economía y cómo les ha afectado directamente la crisis que no ha sabido atajar el Gobierno del PP en la legislatura recién concluida.
Alberto Garzón detalló también entre sus propuestas el compromiso de aprobar un nuevo Estatuto de los Trabajadores e impulsar un cambio de modelo productivo. “Reafirmamos -indicó- nuestro compromiso con los trabajadores en lucha por preservar sus derechos y la dignidad del trabajo, porque no es sólo su lucha sino la de toda la sociedad por mantener unas condiciones dignas que permitan desarrollar un proyecto de vida independiente y autónomo”.
Ahí es donde encaja la derogación “inmediata” tras las elecciones de las reformas laborales del bipartidismo por ser “muy lesivas para la gente sencilla y humilde. Es una punta de lanza que hay que romper, es fundamental preservar los derechos laborales”.
El candidato de IU destacó la imperiosa necesidad de “recuperar todos los derechos robados” a los trabajadores en las últimas legislaturas, incluyendo la indemnización por despido improcedente de 45 días por año trabajado suprimida.
Explicó también su defensa de una subida progresiva del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), así como la propuesta elaborada por IU para conseguir crear 1 millón de puestos de trabajo en el primer año de legislatura a partir de una inversión de 9.400 millones de euros netos, “una propuesta modesta, pero viable” ya presentada por esta formación con el nombre de ‘Trabajo Garantizado’, pero “necesaria ante la situación de emergencia social en la que nos encontramos”.
Al detallar su idea para un nuevo Estatuto de los Trabajadores señaló que se necesita “fortalecer ámbitos como la negociación colectiva”, lo que debe ir acompañado de un giro radical del modelo productivo existente para que el empleo “no dependa de sectores estacionales, precarios y de bajo valor añadido que, al final, desembocan en peores condiciones laborales”.
Arropado por los trabajadores presentes en el encuentro pertenecientes a empresas tanto públicas como privadas en conflicto, Alberto Garzón criticó la “indiferencia absoluta del Gobierno del PP” ante sus problemas y también la “complicidad” del Ejecutivo en buena parte de estos despidos.

Ante esta situación, se comprometió a trabajar “codo con codo tanto en las instituciones como en las manifestaciones y concentraciones” con estos colectivos para seguir trabajando por sus derechos. “Saben que cuentan con nuestro apoyo porque no es sólo su lucha, es la de todos los ciudadanos. Seremos un instrumento útil de sus luchas legítimas y dignas”.

No hay comentarios: