martes, 10 de noviembre de 2015

El PCE se prepara para volcarse en la campaña electoral “para avanzar hacia una propuesta constituyente para un nuevo país”

El domingo 8 de noviembre se celebró el último Comité Federal de PCE previo a las elecciones generales del 20 de diciembre, y se hizo una declaración llamando a todas las organizaciones del Partido para que se vuelquen con ilusión en aras de conseguir los mejores resultados en una campaña que va a ser especialmente dura porque está orientada a establecer “un nuevo bipartidismo imperfecto”. Una campaña que en palabras del Secretario general del PCE, José Luis Centella, “nos sitúe en la lucha de clases y tenga una gran carga ideológica” (…) Tenemos que aprovecharla para poner en valor las propuestas programáticas que marcan el objetivo de la Ruptura Democrática para avanzar hacia una propuesta constituyente para un nuevo país, generando alianzas políticas, sociales y sindicales”.
“Hoy somos la única fuerza de carácter estatal que plantea claramente una propuesta rupturista” añadió Centella, explicando que a pesar de la ofensiva que ha desarrollado el sistema, se ha mantenido vivo el proyecto de ruptura democrática y la propuesta constituyente, “sin entregarnos ni aceptar el juego de consolidación del sistema monárquico”, a diferencia de Podemos. También apuntó que la dirección del Partido ha influido en el discurso determinante de Izquierda Unida a rechazar un Pacto de Estado o a cualquier otro que legitime una segunda transición para maquillar el régimen.
Y, en el informe político detalló el papel que tiene que jugar el PCE en el futuro de la izquierda: “No hemos aceptado la vieja idea de que la construcción de una nueva fuerza para el cambio se tiene que hacer desde la liquidación de una Izquierda Unida en la que tiene un peso específico el PCE, y se ha defendido que no puede haber un futuro para la izquierda sin contar con el Partido Comunista realmente existente y organizado”.
En la reunión del máximo órgano del Partido entre congresos, se hizo un diagnóstico de una situación, que no ha mejorado, en la que se registra un aumento de la brecha social y que irá a peor tras la celebración de las elecciones, “con una democracia cada vez más restringida, vigilada e intervenida por la troika” y también un balance del trabajo realizado.
Se pusieron, además, las bases para seguir trabajando y que empiezan por mantener la movilización, en unos momentos en que ha habido un reflujo de dicha movilización pero no de las causas para llevarla a cabo de modo que la lucha de clases no está ni mucho menos perdida. “El error fue que creer que bastaba solamente con tener un discurso correcto y una estrategia adecuada para hacer llegar ese discurso a la mayoría social trabajadora y organizarla para la lucha”.
El Secretario general del PCE alertó sobre lo que vendrá tras las elecciones: una reforma constitucional, que entre otras cosas incluirá una nueva ley electoral que predetermine un nuevo sistema de partidos, de manera que anule la influencia de los partidos nacionalistas y acabe con cualquier posibilidad de que fuerzas políticas alternativas de carácter rupturista puedan influir y ser determinantes en el rumbo político. Por eso el PCE defiende la necesidad de mantener la estrategia de construcción de la máxima Unidad Popular y de implicar al conjunto de la ciudadanía en los procesos de transformación. De ahí la necesidad también de un marco programático, con unas ideas básicas en torno a las que agrupar a la clase trabajadora en unos objetivos concretos.
Respecto a Cataluña, Centella explicó que para desbloquear la situación “hay que ir a un proceso constituyente en todo lo Estado, en el que Cataluña también tenga ese proceso constituyente pero no de forma unilateral”.
El Comité Federal declaró toda su solidaridad con Maite Mola, vicepresidenta del Partido de la Izquierda Europa (PIE) y adjunta de Internacional a la Secretaría General del PCE, a quien se ha abierto un proceso judicial para aplicarle la ley antiterrorista turca por participar en una manifestación en Estambul el pasado mes de febrero. La solidaridad también se extendió a Daniel Hernando, a quien se le está aplicando la ley Mordaza del PP por su participación en la última huelga general y que tiene cita judicial el próximo 24 de noviembre.
Este mes hay otras citas importantes en el calendario del PCE, y una de ellas es la Marcha a Morón del 21 de noviembre en que Partido movilizará todas sus fuerzas, en un discurso contra la OTAN “la maquinaria de muerte más cruel que ha conocido la historia de la humanidad, puesta al servicio de los intereses del imperialismo”. También el día 25 de noviembre, día internacional contra la violencia de género, para la que se aprobó una resolución en el Comité Federal.

En el Comité también se habló del éxito de las movilizaciones del 7N, de la ruptura de la Europa del Euro y la necesidad de debatir cómo llevar a cabo esa ruptura junto a un proceso de integración en Europa, de Venezuela, Brasil, Argentina, Palestina, el Sahara, las Marchas de la Dignidad, entre otros temas coyunturales.

No hay comentarios: