jueves, 26 de noviembre de 2015

La candidatura de Unidad Popular-Izquierda Unida está formada por "gente llana que quiere representar a la gente llana" para construir un nuevo país

Unidad Popular-Izquierda Unida es un espacio de gente de izquierdas que acude a las elecciones generales del próximo 20 de diciembre con el objetivo de cambiar la realidad, rescatar a las instituciones para ponerlas al servicio de las personas, porque “para rescatar autovías o bancos, ya hay otros”, ha destacado el cabeza de lista de la coalición, Francisco Guzmán.
Algunos de los integrantes de la lista han sido los encargados de presentar a sus compañeros y la primera en hacerlo ha sido Berta Guerrero, candidata al Senado, quien ha destacado que  se trata de “gente llana que quiere representar a gente llana”. Guerrero ha dicho estar orgullosa del sistema elegido para elaborar la candidatura, que ha permitido que personas a título individual y colectivos minoritarios estén en puestos de salida.
Esta candidatura ha sido constituida tras un proceso de primarias abiertas a la ciudadanía, en la que se han presentado todas las personas de izquierdas que han querido y han votado todos los ciudadanos que lo han deseado. Algo, que ha destacado Francisco Guzmán, “ningún otro partido se ha atrevido a hacer”.
UP-IU en Málaga está formada por partidos políticos como Izquierda Unida, Alternativa Socialista, Alternativa Republicana y también por personas que proceden de formaciones como Podemos. También han llegado hasta la candidatura personas procedentes del mundo de la Cultura, sindical, del asociacionismo vecinal, de mujeres y sociales, de ONGs, y del movimiento cristiano. “Y gente que estaba en su casa y ha decidido dar ahora el paso”, señaló la candidata al Senado.
Los candidatos proceden de  la Axarquía, Guadalhorce, Costa del Sol, Málaga capital, etc. La media de edad ronda los 40 años. Son trabajadores por cuenta ajena, autónomos, parados, jubilados; hombres y mujeres que tienen escasa o nula actividad en partidos políticos, pero que vienen trabajando en movimientos sociales desde hace muchos años. También los hay con cargos orgánicos (el cabeza de lista es Coordinador de IU en la capital) o veteranos en la misma. Son personas que “Hemos estado junto a los demás en las manifestaciones en  defensa de los Servicios Públicos, frente a la Policía para evitar que los bancos echen a familias a la calle, contra la OTAN, defendiendo unas pensiones  dignas…”, enumeró Brenea Caravias, candidata número 8. “Queremos un nuevo país en el que las personas estén por delante de los números. No es una cuestión de dinero, sino de voluntad, y nosotros la tenemos”.
También es una candidatura republicana porque “ la igualdad no puede existir mientras haya señoras que den a luz príncipes y otras vasallos”, ha comentado Manuel Sánchez Vicioso, número 1 a la lista del Senado.
El cabeza de lista de Unidad Popular-Izquierda Unida ha destacado que mientras la mayoría de los partidos políticos buscan el centro político “y se pelean por ello, nosotros defendemos valores y principios desde la izquierda y sabemos que es desde la izquierda como se podrá salir de la realidad social en la que nos encontramos”.
Guzmán, ha hecho un breve repaso al programa general de la coalición que lidera Alberto Garzón, donde tiene un especial apartado los planes de empleo y de emergencia social, que afectará a 16 millones de personas entre los que están parados, mujeres que sufren violencia de todo tipo, trabajadores con escasos recursos, etc . “Queremos contrarrestar la política que se ha venido haciendo hasta ahora y que se dedicaba a rescatar autovías, bancos y grandes empresas. Hasta ahora no se han tenido presente los problemas de las personas, sino de los poderes financieros y bancarios”.
El programa malagueño se viene elaborando por un sistema abierto, por el que se plantean propuestas por vía telemática y después se debaten en asambleas. Esta misma semana se celebrará una asamblea provincial en la que se pretende cerrar y el próximo sábado está prevista su presentación.

“En el nuevo país que queremos construir, los ciudadanos seremos el centro. No haremos nada  que no sea para beneficio y dignificación de las personas”, resumió el candidato al Senado, Manuel Sánchez Vicioso.