.

.

lunes, 5 de octubre de 2015

Izquierda Unida ratifica ir a las primarias de Ahora en Común como referente de la izquierda feminista, ecologista, de clase y rupturista, que impulsa la movilización para un nuevo país

Este pasado sábado 3 de octubre se reunía en Madrid el Consejo Político Federal de Izquierda Unida, entre los que se encontraban los referentes territoriales de todo el estado, y por tanto el Coordinador andaluz Antonio Maíllo.
Su objetivo era debatir y decidir sobre la participación de Izquierda Unida –sus militantes, sus dirigentes, sus cuadros- en las elecciones primarias del espacio de confluencia que representa Ahora en Común.
Tratado este punto, el resultado fue abrumadoramente favorable a participar en esas primarias. 89,4% a favor, 0,8% en contra y 9,8% abstenciones.
Por tanto, y de cara a las elecciones generales del 20 de diciembre, el candidato a la Presidencia del Gobierno por Izquierda Unida, Alberto Garzón, ya elegido por la fórmula de primarias en nuestra organización, se va a presentar de nuevo a otras primarias esta vez dentro del espacio de confluencia que representa Ahora en Común, donde se suman otras fuerzas, tanto políticas, como sociales, como personas independientes que desean ocupar un espacio político referenciado en la izquierda feminista, ecologista, rupturista, que esté con las clases populares, en los conflictos sociales, laborales y ponga el acento en las clases sociales.
Garzón ha declarado que desea ser el candidato de la Unidad Popular, ratificando de esta manera la hoja de ruta hacia la convergencia electoral. El objetivo de Izquierda Unida en todo este proceso no son tanto los escaños en el Congreso, siendo ello importante, sino condicionar cómo se diseña la sociedad del futuro. Para ello se hace necesario desbancar a PP y a PSOE y desenmascarar  a C’s como muleta que sostiene al bipartidismo y a las políticas neoliberales. Aportar al espacio de confluencia un programa rupturista y un discurso de clase.

El Consejo Político Federal anima a las federaciones territoriales a participar en estas iniciativas de confluencia, así como a involucrarse activamente en estos procesos. Izquierda Unida es una organización sólida que no se diluye ni se trocea y que, desde su fortaleza organizativa, garantiza el carácter transformador de la candidatura de Unidad Popular.