domingo, 21 de septiembre de 2014

José Luis Centella, Secretario General del PCE, defiende “la necesidad de unir a las fuerzas de la mayoría social trabajadora” para construir un nuevo país. Fiesta del PCE 2014

Discurso de José Luis Centella, Secretario General del PCE en el mitin central de la Fiesta del PCE 2014
Camaradas, amigos y amigas:
Celebramos esta fiesta en tiempos llenos de dificultades de todo tipo, por ello tiene más valor proclamar el orgullo que sentimos de pertenecer a un Partido que es capaz de organizar una Fiesta como ésta con dedicación, entrega, trabajo, militante, una fiesta llena de contenido político, de ganas de construir la alternativa que sea capaz de derrotar al capitalismo más cruel y salvaje que han conocido los tiempos.
Una Fiesta que quiere poner en valor la necesidad de unir a las fuerzas de la mayoría social trabajadora, la que crea la riqueza con su trabajo, la que sufre una crisis que no ha provocado.
Desde esa pasión por la Unidad Popular que nos enseñó Pepe Díaz, que nos enseñó Dolores, nuestra Pasionaria, ellos nos marcaron el camino de lo que tiene que ser un Partido, sin complejos, pero sin arrogancia… sin renunciar a los principios, pero sin sectarismos, anteponiendo siempre lo que une a lo que puede separar.
También cuando conmemoramos el ochenta aniversario de la Revolución de Asturias, lo hacemos desde el recuerdo a ese pueblo trabajador que se la jugó, por todo ello proclamamos una vez más que no vamos a pedir perdón por sentirnos orgullosos de nuestra historia, del ejemplo de miles de seres humanos que dejaron lo mejor de su vida en la defensa de los intereses del Pueblo Trabajador.
Por ello, con toda la solemnidad, queremos proclamar que el Partido Comunista de España no olvida a las decenas de miles de personas asesinadas por el fascismo, no olvidamos a nuestros héroes y a nuestras heroínas, que se dejaron de forma anónima la vida por la justicia y la democracia en todos los rincones de España.
Para ellas, para ellos, reclamamos VERDAD, JUSTICIA Y REPARACION, exigimos que se saque de una vez al Dictador del Valle de los Caídos, que no siga un día más la vergüenza de tener que soportar que el asesino y genocida, comparta el mismo lugar con sus víctimas, nuestro compromiso es reforzar nuestro trabajo para que los tribunales internacionales puedan hacer la justicia que los tribunales españoles nos niegan, que el Valle de los Caídos sea por fin un lugar en el que pueda exponer las atrocidades de la dictadura
Camaradas, amigas y amigos:
Volvemos a celebrar una nueva fiesta en el marco de una profunda crisis, y son ya demasiados años de sufrimientos y privaciones, crisis que tiene una dimensión Europea e Internacional pero que afecta, de forma especial, a los pueblos del sur de Europa.
Hoy, la brecha que separa a los gobernantes, de la gente común, es cada día más profunda, mientras nos desahucian, despiden, precarizan nuestro trabajo, destruyen la sanidad y la enseñanza pública, mientras llevan a muchas personas y familias a la exclusión social, los poderosos, los verdaderos culpables de la crisis se llenan los bolsillos con el dinero que nos siguen robando y aprovechando esta profunda crisis tratar de imponer un modelo político y social, que entrega todo el poder a los mercados financieros, las consecuencias son el secuestro de la democracia y el aumento brutal de la desigualdad y de la pobreza.
En el caso del Estado español, la crisis tiene un mayor componente político e institucional, como consecuencia del agotamiento del modelo surgido durante la transición. Un sistema político, que se nos dijo buscaba construir una sociedad democrática para alcanzar un incipiente Estado Social que el franquismo nos había negado, pero esa ilusión ha quedado en un descarado engaño, en una democracia secuestrada y en un estado cada día más antisocial.
La crisis ha aumentado la ofensiva contra las conquistas históricas de la clase trabajadora y provocado un reforzamiento del aparato represivo del sistema para imponer una salida antisocial de la crisis.
Las políticas de privación de libertad, de un verdadero acoso a quienes se rebelan, de recortes de derechos sociales y laborales rompen cualquier posibilidad de esperanza de una salida social de la crisis en el actual sistema social y económico.
Pero al mismo tiempo nos quieren hacer creer que la crisis es cosa del pasado, que hay motivos para el optimismo, la realidad es que millones de personas no tienen posibilidades de tener una vida digna dentro de este sistema.
En esta situación el bipartidismo necesita ganar la batalla de las ideas, para imponer sus políticas con el menos coste social posible, trata de dominar la voluntad de la mayoría social trabajadora, para imponer de forma artificial una Paz social que le permita recuperar sus tasas de beneficios.
En estas circunstancias es mas necesario que nunca la solidaridad internacionalista, frente a un capital que trata de globalizar su dominio del planeta hay que contraponer la solidaridad de los pueblos, por eso nuestro saludo fraternal a quienes representan aquí a los Partidos y Organizaciones hermanas que en todas partes del planeta comparten con nosotros luchas.
Os trasladamos nuestro agradecimiento y nuestro compromiso de mantener la lucha en un momento en el que es cada vez más evidente la hipocresía de una comunidad internacional que no duda en tolerar masacres en Palestina, represión en el Sahara, que mantiene sobre Cuba el bloqueo más injusto y cruel que ha conocido la historia, o que está permitiendo cuando no avalando, la desaparición de millones de seres humanos en África, mientras que el capital sólo se preocupa de apoderarse de los recursos naturales del Planeta, para ponerlos al servicio de las multinacionales.
¿En qué han quedado las Guerras de Libia, Irak, Afganistán, el Chad, para qué ha servido la destrucción de Siria? Nos dijeron que se trataba de llevar la democracia a estos lugares pero sólo han llevado muerte y destrucción... Eso sí,...han conseguido poner el petróleo en manos de las multinacionales.
Denunciamos el cinismo de quienes crearon Al-Qaeda, armaron a los integristas de Libia o Siria, a quienes alimenta el régimen de Arabia Saudita y ahora se alarman ante el monstruo que han creado, denunciamos con toda la fuerza a la OTAN como la maquinaria más criminal que han conocido los tiempos y a quienes han sido sus cómplices en España como los responsables de que hoy el mundo sea más inseguro que nunca.
Por ello, nuestra solidaridad activa con quienes plantan cara al imperialismo en cualquier parte del mundo.
Nuestra solidaridad con los comunistas y el pueblo de Ucrania que ha sufrido un golpe de Estado que ha llevado al fascismo al gobierno, un saludo solidario a nuestros camaradas del Partido Comunista de Ucrania que sufren los ataques del fascismo que los quiere borrar del mapa, este partido sabe muy bien lo que significa ser ilegalizado, ser perseguido, por eso no podemos dejar de levantar nuestra voz exigiendo a nuestro gobierno y a toda la Unión Europea que garantice la libertad de los comunistas en Ucrania.
La Guerra que se sufre en Ucrania está relacionada por el expansionismo de la OTAN hacia el Este de Europa, no es una disputa territorial entre Rusia y Ucrania, que nadie olvide, cuando el legítimo gobierno de Ucrania prefirió firmar un acuerdo comercial con Rusia a firmar un tratado de libre comercio con la Unión Europea, se alentó un Golpe de Estado que llevo al fascismo al gobierno de Ucrania.
Denunciamos lo que han significado los acuerdos de la cumbre de la OTAN de Cardiff que ponen al planeta al borde del abismo, de un conflicto que puede tener consecuencias desastrosas para toda la humanidad.
También nuestro apoyo a la exigencia de que los tribunales internacionales juzguen a quienes en Palestina han cometido crímenes contra la humanidad, esta tarde hemos asistido a un importante acto de solidaridad, poco que añadir salvo que sentimos vergüenza por una comunidad internacional que es capaz de permitir impasible estas atrocidades y luego se proclaman defensores de la libertad y el progreso, exigimos el cumplimiento de la legalidad internacional y el fin del apartheid en Palestina.
También realizamos un emotivo recuerdo al 25 de Abril Portugués, los comunistas españoles vivimos aquella revolución como nuestra. Con cierta envidia vimos cómo de los cañones de los fusiles de los soldados portugueses salían claveles, mientras aquí todavía salían las balas que fusilaban a las ultimas victimas del franquismo, hoy los logros de esa revolución nos muestran objetivos que defender, nos enseña que es posible la transformación en Europa hacia una sociedad libre y socialista, por eso frente al intento de imponer la dictadura del capital, de la OTAN y de la TROIKA, el ejemplo de la Revolución de Abril cobra toda su importancia.
Una mención a los procesos revolucionarios en América Latina nuestra reiterada solidaridad con la Revolución Cubana, y en especial con la Venezuela Bolivariana y a su presidente Maduro que hoy sufren la agresión imperialista de forma directa.
Hacemos votos por el triunfo del proceso de paz en Colombia y deseamos a nuestros camaradas colombianos y al movimiento popular éxitos en la construcción de una nueva Colombia más justa y democrática.
Son tiempos de lucha pero también de solidaridad, por eso en nuestra lucha contra la Europa del euro no estamos solos en Europa, contamos con las organizaciones que forman parte del GUE y del PIE, a ellas también un fraternal saludo, así como saludamos la celebración en Ecuador del XV Encuentro de Partidos Comunistas y Obreros.
Camaradas, amigas y amigos, en este contexto nacional e internacional no olvidamos que la Troika no negocia, impone sus decisiones y sus exigencias sin más. Sólo la presión social, la movilización de la mayoría social puede acumular la fuerza necesaria para romper la sumisión de los gobiernos y sustentar una salida social de la crisis.
Actualmente sólo hay dos posibilidades, o se imponen las elites autoritarias y su modelo de democracia secuestrada o conseguimos una alternativa de mayoría, una alternativa profundamente democrática y social que sitúe la soberanía en manos del pueblo, recordemos que el XIX Congreso del PCE aprobó nuestro compromiso de trabajar para romper todo el actual entramado jurídico y político de una Unión Europea entregada al neoliberalismo y el militarismo, y hacerlo en el marco de la Alternativa Revolucionaria que la Izquierda Europea está planteando.
Denunciamos que se está negociando casi en secreto un tratado de libre comercio entre la UE y los EE.UU. que pondrá toda nuestra economía al servicio del capital internacional, acabando con los pocos derechos laborales que nos quedan y abriendo nuestros mercados a los productos de los EE.UU., permitiendo el fracking sin ningún control, liberalizando totalmente los servicios públicos, es decir convertirán Europa en el Patio trasero de los EE.UU. tenemos que implicarnos en las movilizaciones que en octubre se celebraran contra este tratado.
Por lo tanto, proclamamos que no puede haber paz social mientras la crisis la sigamos pagando la mayoría social trabajadora, mientras no se haga justicia y quienes han robado y destrozado el país no paguen por su responsabilidad.
No puede haber paz social mientras no exista una democracia real, mientras intenten acabar con la democracia municipal, con una ley electoral tramposa que otorgue la mayoría absoluta a quienes no la consigan en las urnas.
No puede haber paz social mientras se mantengan las reformas laborales que tanto PP como PSOE han venido aprobando, y tengamos una ley de dependencia justa con unas pensiones dignas aseguradas.
No puede haber paz social mientras no se consiga la verdadera emancipación y liberación de la mujer, mientras el aborto siga en el Código Penal y no desaparezca la amenaza de la ley Gallardón contra los derechos de la mujer.
Hoy volvemos a repetir, como ya dijimos en otras ocasiones, que existen condiciones para la movilización, para organizar la confrontación con las políticas antisociales del Gobierno y dificultar que se concrete ese gran acuerdo de estado que están buscando los poderes fácticos, y no tan fácticos de este país.
El que estas condiciones en algo más, dependerá de la capacidad organizativa que seamos capaces de conseguir, tal y como se ha demostrado al paralizar la privatización de la sanidad en Madrid
El éxito del 22M, nos dice que es posible avanzar. Pero que nadie se engañe, para ser más no hay ni que ocultar las propuestas ni bajar los planteamientos, tenemos que ser claros y directos con la gente, no ponernos de perfil, sino convencer a la mayoría de la necesidad de la transformación.
Frente a la presión para alcanzar un pacto de Estado que consolide la transición de Juan Carlos a Felipe para asegurar varias décadas más de bipartidismo monárquico, debemos trabajar en la necesidad de construir una alternativa social anticapitalista y democrática acumular fuerzas en el debate constituyente que ya existe, proceso que está siendo impulsado y hegemonizado por la derecha.
La manifestación del pasado 22 de marzo, convocada por las Marchas por la Dignidad, puso en valor la fuerza de la unidad popular, la posibilidad de hacer confluir conflictos sectoriales con conflictos territoriales. Para final de noviembre, desde la coordinadora estatal se ha convocado UNA SEMANA DE PROTESTA CIVICA, que representa la posibilidad de que la mayoría social, las mujeres, las personas paradas, las desahuciadas, las precarias, las subcontratadas, las exiladas, las jóvenes y todas las afectadas por la salida antisocial de la crisis puedan, por una parte, expresar de forma activa su rechazo a la actual situación y, por otra, se vaya acumulando fuerzas con la constitución de plataformas locales que den continuidad a las alianzas surgidas en torno a las marchas en apoyo de la convergencia social para la Alternativa Constituyente. Garantizar el éxito de esta convocatoria debe ser una prioridad para el PCE.
En este momento situamos también en primer plano nuestra apuesta republicana, nuestra exigencia de un Referéndum para que nuestro pueblo pueda votar entre monarquía y república. ¿No dicen que la monarquía es querida por la mayoría de la población?...pues bien que convoquen el referéndum y veamos....no lo hacen porque tienen miedo, porque no tienen tan clara esa mayoría.
Ante la proclamación el pasado día 19 de Junio de Felipe VI como nuevo Jefe de Estado, sin que los partidos que sostienen a la monarquía hayan permitido que el pueblo pueda decidir libremente sobre si desea la continuidad de la monarquía o prefiere la república como forma de organización del Estado.
El Partido Comunista de España vuelve a reafirmarse en su declaración en la que recordamos cómo en ningún momento el pueblo español ha tenido la oportunidad de decidir sobre la forma de la Jefatura del Estado, en la que dejamos claro cómo no aceptamos el intento de ligar la existencia de un régimen más o menos democrático a la continuidad de la monarquía.
Por ello volvemos a proclamar que consideramos que la Constitución de 1978 no mantiene en la actualidad relación con la que su día fue sometida a referéndum, tal y como fue denunciado en 1996 por Julio Anguita, cuando en nombre del PCE puso de manifiesto que sus contenidos sociales y cívicos, derecho a la vivienda, al trabajo, a la igualdad entre hombres y mujeres, a la negociación colectiva, a la libertad de expresión, así como la supeditación de la riqueza del país al interés general, etc. son violados diariamente.
Por lo tanto, entendemos que Jefatura del Estado solo tendrá plena legitimidad cuando sea sostenida a Referéndum.
En consecuencia, desde el Partido Comunista de España saludamos todas las formas en la que la población ha manifestado la exigencia de que se convoque un Referéndum para decidir entre Monarquía o República y nos sentimos plenamente identificados en la declaración firmada por diversas fuerzas políticas en el Ateneo de Madrid el día 3 de junio, saludamos los manifiestos de Intelectuales y Artistas en defensa de la celebración de la consulta popular y sobre todo llamamos a todas nuestras organizaciones y militancia a implicarse en las Asambleas Ciudadanas que van a recoger miles de firmas de forma unitaria para exigir la celebración de dicho Referéndum.
En este marco el Partido Comunista de España afirma su voluntad de contribuir a la construcción de un Proyecto Federal entre los distintos pueblos del Estado Español y de Europa. Somos conscientes de que este otoño en Catalunya se dará paso a un nuevo momento político.
Denunciamos una vez más las complicidades de Convergencia i Unió con el bipartidismo monárquico, dando apoyo a todas las medidas antisociales que tanto Partido Popular como PSOE han tomado.
El escándalo del "caso" Pujol sólo se puede entender desde décadas de complicidad entre PP-PSOE y CiU, en las que Pujol ha sido el garante personal de la estabilidad del régimen, recordamos como Felipe González rechazó la propuesta de acuerdo político que le presento Julio Anguita y se decidió por un pacto parlamentario con CiU, ahora se ve que todos jugaban en el mismo campo del mantenimiento de los privilegios del sistema neoliberal, hoy cobra total sentido de complicidad la famosa frase de Juan Carlos el 23 de febrero a Jordi Pujol: tranquilo Jordi, tranquilo.
En este sentido denunciamos a quienes aparentan defender el derecho a decidir del pueblo catalán en lo político, y al mismo tiempo que entregan, en complicidad con el bipartidismo monárquico, la verdadera soberanía a la Troika para que decida las políticas antisociales sin ningún control ciudadano.
Por lo tanto proclamamos que la defensa de la identidad de cada pueblo no puede estar separada de la defensa de una realidad que permita a la mayoría social tener el derecho a decidir sobre las cuestiones que le afectan directamente para construir un nuevo modelo de sociedad más justa y más democrática.
Nos comprometemos en la defensa de un Pacto Federal y Republicano basado en la plurinacionalidad del Estado, en el reconocimiento e impulso de realidades culturales y lingüísticas diferenciadas y en la existencia de realidades políticas con personalidad propia que deciden voluntariamente, desde el libre ejercicio del derecho de autodeterminación, compartir un Proyecto Federal, cooperador y republicano.
Camaradas, compañeras y compañeros:
Estamos a pocos meses de celebrar elecciones municipales, no serán unas elecciones más tienen que ser un avance en la derrota del bipartidismo monárquico, tenemos que saber relacionar la solución de los problemas locales, de cada barrio o pueblo con la necesidad de dar un impulso a la construcción de una alternativa constituyente, estamos en un ciclo electoral en el que se juega algo más que la configuración de unas determinadas mayorías parlamentarias, la confrontación estará en cómo se resuelve la disputa entre la consolidación del bipartidismo monárquico para un largo periodo de tiempo o la realización de un verdadero proceso constituyente abierto al pueblo como único soberano, la disputa entre renovar el actual sistema y la ruptura la tenemos que ganar en favor de la mayoría social trabajadora.
Lo decimos claro, queremos acabar con las barbaridades que ha hecho el Partido Popular en esta legislatura, queremos acabar con la prioridad del pago de la deuda que marca el artículo 135 de la Constitución, los recortes sociales y de libertades, como los recortes en las políticas contra la violencia de género que ponen en juego la vida de las mujeres, las Reformas de las Leyes laborales, educativas, del aborto, la agresión a la sanidad pública, que se han aprobado por la mayoría absoluta del PP, pero no para volver a las que aprobaba el PSOE de Zapatero queremos de verdad construir un nuevo modelo de sociedad.
En esta perspectiva no podemos centrarnos exclusivamente en la acción electoral, nuestro reto es plantear una Convergencia Social y Política de amplia base, tenemos que ganar a la mayoría social trabajadora para que entienda la necesidad de poner el poder económico al servicio de la gente, y que es imprescindible crear un nuevo orden económico y social donde el Poder, con mayúsculas, de una forma democrática, pase a estar en manos de la mayoría social trabajadora.
Por ello situamos en primer lugar la defensa de lo público, el rechazo a la ley del aborto y de otras medidas que recortan la libertad y los derechos de las mujeres, la necesidad de justicia fiscal, derogar las reformas laborales del PP y del PSOE y la del artículo 135 de la Constitución así como el rechazo al pago de la deuda ilegítima y un instrumento organizativo para construir un contrapoder a todos los niveles.
Es el momento de la unidad, de la convergencia social y política en torno a un programa ciudadano, es la hora de superar las diferencias y poner lo que nos une en primer plano, es el momento de la construcción de un espacio unitario frente a los que tratan de consolidar una nueva transición para mantener el poder y el dominio sobre la vida institucional y económica. Las buenas voluntades sin unidad no sirven para nada.
Unidad para la movilización de la mayoría social trabajadora, la que sufre la crisis, la que es desahuciada, la que sufre el paro, la precariedad, la colonización cultural y es perseguida por un sistema cada vez más autoritario y represivo.
Unidad para la lucha de las ideas, desde una base programática, que marque, en breves pero contundentes puntos, el camino para iniciar la transformación del País hacia una salida democrática y social de la crisis, una salida que ponga la economía al servicio de la mayoría social trabajadora, que construya una democracia más participativa y directa, que rescate a nuestro país del secuestro al que le somete la Troika en el marco de una Unión Europea dominada por el capital y al servicio de los intereses que marca la OTAN.
Unidad que cree un espacio para la integración de todas las personas y colectivos dispuestos a confrontar con un sistema injusto, capitalista y patriarcal que pretende mantener a millones de personas en el paro, en la exclusión social.
Unidad también en lo electoral, construida sin que nadie se vea forzado a abandonar sus principios, ni renunciar a un perfil propio. Al contrario, aceptar la diversidad y pluralidad de las fuerzas sociales y políticas que podemos confluir en esta iniciativa, es la mejor garantía para construir un espacio en el que todo el mundo se sienta cómodo y se vea representado en un programa que sintetice las aspiraciones de salida de la crisis en beneficio de la mayoría social trabajadora.
Estos espacios unitarios de trabajo y lucha para nosotros y nosotras, para el Partido Comunista de España son perfectamente compatibles con nuestra implicación en el fortalecimiento de Izquierda Unida, fortalecimiento que hoy, pasa por desarrollar el proceso de construcción de una alternativa constituyente hacia un nuevo modelo de País y de forma especial en estos momentos significa volcarnos en la preparación de las próximas elecciones municipales para que sean un nuevo avance de IU y de sus políticas de convergencia.
Pero no puede haber unidad sin programa, un programa de mínimos, que nos comprometa en la lucha por ganar el proceso constituyente para sustituir al actual régimen por un nuevo modelo de País que cambie el sistema social, económico y jurídico, al que los comunistas y las comunistas aportamos algunas propuestas:
1. Confrontación con la llamada Europa del Euro, y una auditoria de la deuda con el rechazo de la que no se corresponda con el déficit generado por los servicios públicos y la protección social, en la construcción de una alternativa revolucionaria tal y como ya hemos dicho está planteando la Izquierda Europea
2. Prioridad absoluta para el gasto público, para las pensiones, protección desempleo y servicios públicos esenciales, sobre cualquier otro compromiso, en el marco de una verdadera reforma fiscal que asegure que quien más gane realmente pague más.
3. Derogación de la reforma laboral y de la reforma de las pensiones.
4. Incluir en la Constitución, al igual que estaba en la Constitución de la II Republica la renuncia del Estado a la utilización de la Guerra como instrumento de política internacional, no podemos seguir un día más supeditados a los intereses de las industrias de armamentos que están llevando la guerra y la muerte a todos los rincones del planeta.
3. Programa de empleo público para las personas desempleadas sin subsidio y de una renta básica para quienes no tengan otra prestación asegurando un salario mínimo de 1.000 euros y ninguna pensión por debajo del salario mínimo.
4. Defensa de las políticas de igualdad como garantía de una sociedad justa y solidaria. Igualdad real entre mujeres y hombres frente a los retrocesos que el PP está llevando a efecto en los derechos conquistados durante décadas de lucha del movimiento feminista.
6. Defensa de una España Federal, con democracia avanzada, participativa con una separación efectiva entre Iglesia y Estado.
7. Creación de un sistema de banca pública que realice funciones de banca al por menor, banca de desarrollo y banca del estado.
8. Garantizar el derecho a la vivienda y llevar a cabo medidas favorables a las familias hipotecadas por medio de la dación en pago con efectos retroactivos, la moratoria inmediata de los desahucios y la reconversión de las hipotecas en alquiler social.
9. Control ciudadano y popular sobre el gasto y la gestión pública. De forma especial de los canales de distribución y comercialización para evitar oligopolios que arruinen a los agricultores y que especulan con los productos alimenticios, en el marco de una Reforma Agraria Integral que resuelva el problema de la propiedad y del uso social de la tierra
10. Política de juventud que garantice un futuro digno a las nuevas generaciones que hoy sufren el paro y la marginación social.
Estos son nuestros compromisos, nuestros retos, vamos a derrotar a la derecha, vamos a ganar la batalla por una salida anticapitalista, antipatriarcal, democrática, social y federal a la crisis para construir un futuro de justicia en la III República, a ellos vamos a dedicar lo mejor de nuestra trabajo, en línea con lo que Dolores y Pepe Díaz nos enseñaron, la pasión por la unidad y la entrega en la lucha, como decía nuestro querido Marcelino…"Ni nos domaron, ni nos doblaron ni nos van a domesticar"
Viva la lucha de la clase obrera!
Viva la Tercera Republica Española!
Viva el Partido Comunista de España!

No hay comentarios: