lunes, 29 de septiembre de 2014

Izquierda Unida de Malaga debate su propuesta de convergencia política y social, de unidad popular, para construir un nuevo país

Estamos ante una oportunidad histórica, la de construir un nuevo proyecto de país, ha asegurado Alberto Garzón quien considera que sería una irresponsabilidad no aprovechar esa oportunidad para generar “un contrapoder en el que Izquierda Unida va a ser imprescindible por experiencia acumulada en la lucha en la calle y las instituciones”.
El diputado nacional  por Málaga ha participado esta mañana en la primera Jornada de Política Municipal organizada por la Asamblea Provincial de IULV-CA, ayer domingo 28 de septiembre en el Centro Cívico de la Misericordia, que contó con la presencia del Secretario General del PCE y portavoz del Grupo parlamentario de IU, José Luis Centella, los parlamentarios andaluces José Antonio Castro y Lola Quintana, así como numerosos concejales y alcaldes de la provincia.
En las Jornadas Alberto Garzón ha presentado una ponencia junto a Amanda Meyer, responsable de Convergencia en Andalucía, manifestando esta última que “En estas jornadas ponemos manifiesto que IU es necesaria para una transformación social que está en curso. El bipartidismo es el responsable de los mayores males que padecemos: desempleo, miseria y desigualdad. Tenemos la oportunidad de construir un nuevo proyecto de país, de encontrarnos con todas las fuerzas que quieran transformar esta sociedad injusta y el primer paso son las elecciones  municipales porque el bipartidismo quiere arrasar con el municipalismo”.
Durante este encuentro dominical también se puso de relieve las experiencias de municipios gobernados por la organización de izquierdas y han debatido, en mesas de trabajo, las fórmulas para trabajar desde lo local a favor de la mayoría social.
El Coordinador provincial, José Antonio Castro, ha dicho que IU quiere ser herramienta útil para la necesaria convergencia de la izquierda social y política que tiene que articularse de cara a la convocatoria electoral. “Una herramienta que no parte de cero porque disponemos de un patrimonio programático importante, de una práctica desde gobiernos municipales que han marcado antecedentes en todo el país”.
El dirigente provincial ha asegurado a los presentes que se pretende impulsar esa revolución democrática para ganar; que la organización “no está para jugar el partido, sino que estamos aquí con la ambición de ganarlo, de constituir el mayor número de gobiernos desde la izquierda y ser el eje necesario e imprescindible en la articulación de la convergencia que sume cada vez más personas, colectivos y movimientos”.
Durante su intervención en la jornada, Alberto Garzón ha señalado que Izquierda Unida propone un nuevo proyecto de país, que el momento político actual es de emergencia social, dado que la mayoría social está sufriendo las consecuencias de la crisis y de la gestión neoliberal de esta crisis. “Pero tiene que ser también un momento político de esperanza, de ilusión. Y nosotros ponemos toda nuestra experiencia y conocimiento para esa tarea histórica”.
El instrumento para ello, ha asegurado el diputado malagueño, es la unidad popular. “Ponernos en común todas las personas que compartimos la necesidad de transformar este país y dar una esperanza. Todos los que creemos que los que han gobernado, el bipartidismo, no lo ha hecho pensando en la mayoría social sino en una minoría social formada por la élite económica y la élite política. Es hora de la gente, de su participación en política y de conquistar la economía”. 
Garzón ha hablado de “revolución democrática y social, basada en la defensa de las conquistas sociales que alcanzaron nuestros abuelos y abuelas, padres y madres, y que nos han permitido tener una sanidad, educación y servicios públicos de los que sentirnos orgullosos. Y también en saber que la política es participación, no sólo una vez cada cuatro años sino de forma continuada en el tiempo. Queremos recuperar la soberanía popular, queremos que mande la gente y no los bancos. Eso requiere nuevas instituciones, nuevas reglas, nuevas leyes, nuevas formas de hacer política”.
Por su parte, Amanda Meyer ha explicado en su intervención que desde Andalucía se apuesta por poner todo el capital político, programas, experiencias y estructuras con el objetivo de acumular fuerzas y “de conseguir aplicar el programa de la izquierda transformadora”.
La Secretaria general de Vivienda de la Junta ha añadido que Izquierda Unida continuará con su participación activa en la convergencia social y del conflicto y , por lo tanto, seguirán apoyando y participando en las marchas por la dignidad que se reanudan ahora. Ha alertado de que quienes apuesten por espacios de convergencia electoral tienen que apostar por el espacio social.

Meyer ha advertido que la ofensiva va a ser “brutal” de Europa y España “y nuestro objetivo es tener poder político, que significa detentar el mayor poder político para ponerlo al servicio del interés general”.

No hay comentarios: