martes, 27 de diciembre de 2011

El Secretario de CCOO de Hostelería y Comercio de Sevilla amenazado por la patronal con querellas por “felicitar” la Navidad con versos de Lluis Llach

El diario “La Razón” de Sevilla, el pasado día 21 de diciembre, se hacía eco de la "indignación" que había levantado la tarjeta de felicitación de la Navidad que ha enviado CCOO de Comercio y Hostelería de Sevilla a su afiliación, pero que tradicionalmente manda también a medios de comunicación, instituciones y sectores empresariales de las ramas de comercio y hostelería. Quien conozca esta tradición de nuestro sindicato en Sevilla sabe perfectamente que suelen ser tarjetas con contenidos de lucha, de denuncia y de reivindicación. La tarjeta, que reproducimos, sin embargo ha "escocido" especialmente. Además de la tarjeta, a continuación viene, y sin desperdicio, la carta abierta con la que contesta el Secretario General del Sindicato a las amenazas de posibles querellas. En fin podéis aprovechar para imprimir ustedes también la "felicitación de Navidad".
Saludos fraternales.
Manolo García                                                      
Secretaría SSE, Empleo y Estudios de FECOHT-CCOO
A continuación reproducimos la carta de respuesta del dirigente sindical de las CCOO de Sevilla: 
Sevilla, 21 de Diciembre de 2011
CARTA ABIERTA A MIS FUTUROS QUERELLANTES
A LOS MERCADERES
“Asesinos de razones, de vidas
que no halléis jamás reposo en ninguno de vuestros días,
y que en la muerte os persigan nuestras memorias”.
Lluis Llach “Campanades a morts”
Con motivo del envío de una tarjeta con cuyo contenido iniciamos este escrito y que por estas fechas tradicionalmente enviamos a diversos organismos públicos y privados y a organizaciones empresariales, la cual a su vez se le envía junto a una carta al conjunto de los afiliados/as a modo de balance del año que termina situando, de paso, las perspectivas para el año entrante, según publica el diario La Razón en su edición del día 21 de Diciembre, algunos receptores de la misma han mostrado su indignación por el envío y “a título personal, abogados, comerciantes, empresarios de la hostelería y el turismo mostraron su disposición a emprender acciones jurídicas por una tarjeta ofensiva y amenazante”.
La intención de estas líneas es para animarles a que, si así lo desean, que materialicen su denuncia pues, a fin de cuentas, no se trataría sino de una querella contra un artículo contemplando entre los derechos fundamentales de la Constitución Española, más concretamente el artículo 20 que versa sobre la libertad de expresión.
Pero lo que me interesa subrayar ahora es el nivel de la tropa. Cuando ante los ojos de todos la democracia representativa ha sido secuestrada en países como Grecia e Italia por parte de los llamados “mercados”, cuando el sistema está condenando sin perspectiva de futuro alguno a varias generaciones creando las condiciones que –lo vamos a ver- empujará a la gente a la mendicidad o a la delincuencia, parece ser que algunas de las víctimas de este estado de cosas se dan por aludidas por el texto en cuestión que, como decíamos es el que encabeza este escrito.
¿Qué son en el fondo sino esclavos con alma de esclavos? ¿Son conscientes de que un esclavo feliz es el peor enemigo de la libertad? ¿Realmente ignoran quienes son los causantes de la brutal crisis que padecemos? ¿Sí? Pues se lo vamos a aclarar. La crisis la ha provocado la ambición y la falta de escrúpulos del sector financiero (los famosos “mercados”) que ha hundido a la economía productiva eliminando el crédito a pesar de los miles de millones que han recibido para ser rescatados por los respectivos Gobiernos con el dinero de todos y que lejos de ser perseguidos como los criminales que son con el vigente artículo 284 de nuestro Código Penal, siguen chantajeando e imponiendo sus condiciones a los Gobiernos democráticamente elegidos. Es decir, poderes no representativos se han situado, ya descaradamente, por encima de la democracia formal tal como la hemos conocido hasta ahora en Occidente en lo que constituye un auténtico Estado de Excepción permanente.
Por eso constato con tristeza la posición de Antonio Palomino, vicepresidente de la Asociación Empresarial de Hostelería de Sevilla que, por lo visto, junto a otros, se identifica como “mercader”. ¿De qué parte estás, Antonio? ¿De parte de los pequeños empresarios de la hostelería sevillana y sus autónomos que están pasando verdaderos apuros en algunos casos para sacar adelante sus negocios ante la falta de crédito y que ven como se hunde el consumo por las constantes políticas de recortes que han creado un ejército de 5 millones de parados que no pueden consumir, a la vez que se deprimen los salarios ochocientoseuristas de la mayoría de la población, o de parte de los “mercaderes” de los cuales ingenuamente das a entender que perteneces?
Sabes perfectamente, como yo, que muchos de tus representados están echando el cierre por la concatenación de esos dos elementos: falta de crédito y bajo nivel de consumo por mor del paro y de los bajos salarios. Sabes también perfectamente que, mientras los “mercaderes” están recibiendo dinero gratis de los Gobiernos y del Banco Central Europeo a un tipo de interés del 1,25% para, teóricamente destinarlo al crédito a las empresas y los particulares, en lugar de destinarlo a tal fin, lo están invirtiendo en bonos a un tipo de interés en torno al 5% generándose, en esa simple labor de intermediación un beneficio del 3,75% mientras la economía real –la de las empresas y las familias- agoniza. (¿Has probado últimamente a pedir un crédito, Antonio?).
Debieras ser, objetivamente hablando, uno de los nuestros Antonio, pero si te encuentras a gusto en tu papel de “mercader” o, simplemente, de defensor de los “mercaderes”, - lo que demostraría que más peligrosa que la crisis económica es la crisis intelectual y de valores -, disfrútalo.
NOTA: Querido Antonio, evidentemente la tarjeta no tiene “mucho espíritu navideño”, es más, deliberadamente, no tiene ninguno. En cualquier caso, te aclaro que el Jesús que a mí me gusta es, precisamente, el que expulsó a los mercaderes del templo haciendo un látigo con cuerdas. (“Han convertido mi casa en una cueva de ladrones corruptos”. Juan 2, 13-25).
Fdo.: Aniceto Muñoz Rodríguez.
Secretario General de CCOO de Hostelería, Comercio y Turismo de Sevilla

No hay comentarios: