viernes, 13 de marzo de 2015

Izquierda Unida considera que el pueblo andaluz debe ser protagonista en la salida de la crisis a través de democracia participativa

El pueblo andaluz debe ser protagonista en la superación de la crisis estafa y la situación de emergencia social en la comunidad autónoma. Este es el planteamiento que defiende Izquierda Unida, que defendió ayer jueves 12 de marzo en un Encuentro sobre democracia participativa en el que han participado el cabeza de lista por la provincia de Málaga para las elecciones andaluzas del próximo 22 de marzo, José Antonio Castro; la responsable federal de Convergencia de IU, Lara Hernández; el candidato a la alcaldía de Málaga, Eduardo Zorrilla; el candidato a la alcaldía de Sevilla, Daniel González; la ex directora general de Participación Ciudadana de la Junta de Andalucía  y la candidata al parlamento andaluz Fátima Berlanga.
El Encuentro, a modo de asamblea abierta, ha servido para dar a conocer el trabajo que la formación ha hecho en materia de democracia participativa desde su labor de gobierno, como es el trabajo desempeñado en la Diputación de Málaga entre los años 2007 y 2011, en el que los pueblos malagueños fueron pioneros en Europa implementando los presupuestos participativos.
Esto también se reflejó en el gobierno de la Junta de Andalucía con la ley de Participación Ciudadana, que contó en su proceso de elaboración con más de 6.000 andaluces. Se recogía, entre otras medidas la participación efectiva a todos los niveles, consultas que orienten la acción de gobierno, la elaboración de presupuestos participados por la ciudadanía andaluza y dando voz a un sector amplio de la población, incluyendo jóvenes mayores de 16 años y la población inmigrante.
“Pretendemos empoderar al pueblo andaluz, que reconozca como lo hizo en el año 1977 la necesidad de tomar un papel protagónico y reclame más autogobierno para Andalucía frente a las imposiciones del gobierno del PP”, declaraba Castro. El candidato apostaba así por la participación de la ciudadanía como única opción para la superación de la crisis a través de una salida justa y social que permita construir una sociedad mejor.
El objetivo es empoderar a la ciudadanía y recoger los mensajes lanzados por amplios sectores sociales, como la juventud y las mujeres. Así lo ha afirmado la responsable de Convergencia federal de IU, Lara Hernández,  que ha puesto el acento en la situación de emergencia social que se está viviendo en España, pero que cobra especial dureza en Andalucía.
Para Izquierda Unida, empoderar a la gente supone el enfrentamiento a las políticas neoliberales ejercidas por el bipartidismo. “Nos quieren atados a la situación de desempleo, en especial al juvenil en el que somos el segundo país europeo con la tasa más alta”, denunciaba Hernández. Esto se traduce en el exilio en forma de mano de obra barata que emigra a países como Alemania, a trabajos precarios, o al relego de la mujer al ámbito doméstico, pretendiendo obstaculizar el acceso a estudios superiores. 

“Basta ya”, este es el mensaje de la juventud andaluza, como ha manifestado la responsable. Izquierda Unida reivindica así la construcción de un nuevo proyecto de país, con una hoja de ruta que sea una salida y digna y social que se inicia el próximo 22 de marzo con las elecciones andaluzas, “al sur del sur de Europa”.

No hay comentarios: