viernes, 6 de marzo de 2015

Antonio Maíllo se compromete ante docentes y estudiantes a frenar el modelo 3+2 que pretende imponer la derecha por “segregador, empobrecedor y elitista”.

El Coordinador general de Izquierda Unida en Andalucía, Antonio Maíllo, anunció, el pasado miércoles 4 de marzo, que en caso de tener la fuerza de gobierno suficiente frenará el modelo de reducción de grados universitarios impuesto por el Partido Popular, que ha calificado como “segregador, empobrecedor y elitista”.
Maíllo hizo este anuncio durante su visita a  la Universidad de Málaga donde se reunió con distintos colectivos, tanto docentes como de estudiantes, comprometiéndose a tomar medidas en caso de alcanzar el gobierno andaluz.
El dirigente de IULV-CA ha apostado por una etapa de diálogo para la confección de una nueva estrategia de la universidad andaluza, desde la  oposición al modelo de 3+2 que quiere imponer el PP. El también candidato a la Presidencia de la Junta entiende que la propuesta no se puede aplazar. “Mantenemos una postura en contra de un modelo que segrega, divide y establece universidades de primera y de segunda y que, sobre todo, impide que la gente que no tiene recursos se desarrolle. De los polvos de Bolonia viene los lodos del 3+2, ese modelo ha abierto las puertas de la precarización: profesores universitario que tienen seis horas de carga lectiva, otras tantas de tutoría, además de las derivadas de las de formación y que cobran 500 euros mensuales”. Maíllo ha anunciado su intención desde el gobierno regional de sacar las plazas de ayudante doctor, y blindar el trabajo “de los comprometidos con la investigación, es un compromiso factible jurídicamente y políticamente”.
Antonio Maillo ha aclarado que cuando Izquierda Unida habla de Universidad Pública quiere decir financiación desde lo público y ha anunciado que se paralizará  la aplicación de la “Estrategia Universidad 2015” y abrirá el debate con toda la comunidad universitaria para iniciar una propuesta colectiva de universidad pública al servicio de la sociedad y no de los intereses del mercado.
Igualmente, el candidato andaluz de IULV-CA ha apostado ante los universitarios por la congelación de las tasas y por asumir el menor tramo dentro de los impuestos por el Gobierno Central, ya que la coalición aspira a una universidad autofinanciada. De hecho, en los años de cogobierno andaluz, Izquierda Unida ha posibilitado que  la Comunidad tenga el tramo más bajo.
Se ha comprometido a equiparar los precios públicos en los postgrados a los precios vigentes en los grados. A la gratuidad del título de idioma B1 por ser obligatorio. También ha anunciado una representación democrática en todos los sectores universitarios en los órganos de gobierno, reequilibrando su representación e incrementando el peso del estudiantado, y propiciando una gestión de esta institución que responda a objetivos formativos y no mercantilistas. “Nos comprometemos a impulsar un nuevo estatuto del estudiante que refuerce su naturaleza democrática”.
El Coordinador de Izquierda Unida ha explicado estas y otras medidas a los estudiantes y docentes que se han dado cita en el salón de grados de la Facultad de Educación donde ha tenido lugar un acto, pero con anterioridad, Maíllo se ha entrevistado con los miembros de la asociación Eureka en la Facultad de Derecho.
Durante el encuentro con los medios de comunicación se ha recordado el 8 de marzo y la necesidad de que las mujeres ocupen también puestos ejecutivos dentro de la Universidad, ya que el 57% de las licenciadas son mujeres, pero ocupan el 40 por ciento del profesorado, mientras que sólo el 20 por ciento son catedráticas. “De las 50 universidades públicas españolas, sólo hay una rectora, que es la de Málaga”, ha recordado Inmaculada Postigo, profesora de la UMA y miembro de la candidatura de Izquierda Unida en Málaga a las elecciones andaluzas.
Maíllo mantiene un encuentro con investigadores precarios de la UMA (AIPMA)
También representantes de AIPMA se han reunido con el candidato de Izquierda Unida a la Presidencia de la Junta de Andalucía, Antonio Maíllo Cañadas, con el propósito de abordar cuestiones cruciales para la investigación y la educación universitaria en nuestra Comunidad Autónoma.
Desde AIPMA se ha denunciado la situación actual de la investigación, lastrada por los recortes y que hacen necesaria la puesta en marcha de planes estratégicos que luchen  contra la precariedad y la movilidad forzada. La situación resulta especialmente sangrante cuando se trata de investigadores formados con fondos públicos y que ven truncado su futuro profesional y las líneas de investigación que habían emprendido.
Maíllo, coincide en la necesidad de una urgente planificación estratégica de la investigación en Andalucía, que tenga en cuenta las peculiaridades sociales y no sólo la situación económica y empresarial. En especial destaca las nefastas consecuencias de la mercantilización de la formación universitaria.
Entre las medidas a corto y medio plazo, el candidato de Izquierda Unida recalca de necesidad de una estabilización de la carrera investigadora pasando por la consolidación de los investigadores y los grupos de investigación. Maíllo, de acuerdo con AIPMA, recalca la urgencia de considerar las necesidades de investigación de las universidades públicas andaluzas como criterio de peso a la hora de convocar  nuevas plazas de Personal Docente e Investigador, lo que unido al criterio actual basado en necesidades docentes, permitiría un equilibrio en el seno de las universidades. De esta forma, se evitaría la interrupción de proyectos y líneas de trabajo iniciados por investigadores que hoy día tienen un futuro laboral incierto y precario.
El candidato de IULV-CA ve urgente impulsar el nuevo Plan Andaluz de Investigación, Desarrollo e Innovación (PAIDI), considerado como un elemento de importancia estratégica para el desarrollo de Andalucía y que desde 2013, año de finalización del antiguo plan, no ha sido renovado. Una de las posibles actuaciones en el nuevo PAIDI propuestas por AIPMA para fortalecer y consolidar la investigación en Andalucía, sería la convocatoria de contratos postdoctorales y la creación de centros de investigación.

Con respecto a la educación universitaria, AIPMA plantea entre otras fórmulas, la enseñanza oficial en otros idiomas y la formación on-line como vías para potenciar la internacionalización y excelencia de las universidades públicas andaluzas, a la vez que se contribuye a la estabilización del colectivo de investigadores en Andalucía.

No hay comentarios: