lunes, 3 de noviembre de 2014

Más de un millar de participantes reclaman la eliminación de las bases de EE.UU. en Andalucía en la XXIX Marcha a Rota

Miguel Heras/Mundo obrero
“Trabajo y dignidad, sí. Negocio de la guerra, no”, esta ha sido la reivindicación de las más de mil personas que han participado en la Marcha a Rota. Una movilización que ha vuelto a demostrar la capacidad de organización del pueblo andaluz en contra del imperialismo y la militarización de los espacios del territorio español.
La Plataforma contra las Bases, compuesta por un amplio espectro de organizaciones entre las que se encuentran el PCA, IULV-CA y la UJCE-A, ha organizado la convocatoria que ha logrado mostrar la unidad frente a esta situación.
Esta marcha, que ha sido la vigésimo novena, reclama la eliminación de la cesión de los espacios militares a Estados Unidos y la salida de la OTAN. Una retirada que se toma por parte de la burguesía como un ataque a la generación de empleo en la provincia de Cádiz pero que, sin embargo, no supone más que un “enmascaramiento” del único beneficio que se hace de las bases, el del negocio de armas.
De esta manera, la marcha ha servido para reclamar un trabajo digno, que “no se supedite al imperialismo y a sus guerras, que no resuelven los conflictos sino que los crean para el bien de unos pocos a costa del sufrimiento de muchos”. Los organizadores dejaban así claro que, en esta situación, “los vecinos de Cádiz están siendo súbditos de una tiranía” que se pretende justificar a través de los supuestos beneficios del escudo antimisiles.
Una movilización que ha durado cerca de dos horas desde la salida en el municipio de El Puerto de Santa María hasta la llegada a Rota, donde se ha hecho lectura del manifiesto y ha participado una activista veterana norteamericana de la guerra de Irak, Wendy Barranco. “La guerra se inicia aquí y es aquí donde debe finalizar”, ha declarado, invitando a los militares de las bases que se unan frente al imperialismo.
En el comunicado emitido por la plataforma, se afirma la necesidad de “visibilizar nuestra indignación y más profunda repulsa a la  permanencia de esta Base americana. Repulsa que  desde aquí hacemos extensiva a la permanencia  de todas las bases repartidas por el mundo por lo que suponen de prepotencia y violencia, ejercida desde el poder patriarcal, económico y militar”.

“Seguiremos gritando “No a la guerra” cuando lancen bombas sobre Siria, Palestina, Iraq... Y a los vecinos de las Bases les seguiremos diciendo de forma cordial pero con firmeza: Rota, El Puerto, Morón, alguien os USA para sus intereses mezquinos”, concluye el comunicado de la plataforma, que se dará cita el próximo año para conmemorar el trigésimo aniversario de la Marcha a Rota, haciéndolo, como siempre, con dos reivindicaciones claras: OTAN NO, BASES FUERA.

No hay comentarios: