viernes, 10 de febrero de 2017

Crónica de las tres primeras jornadas de la Marcha por la carretera desde Málaga a Almería del camarada Manuel García Morales “Teniente”. En el 80 Aniversario de tan criminal suceso



Primera jornada de la Marcha por la carretera de la muerte, desde Málaga a Almería, conmemorando el 80 aniversario (7 de Febrero de 1937) de la entrada de las tropas fascistas en Málaga; el grueso del ejército nazi-onal eran los camisas negras enviados por Mussolini a ayudar a las tropas franquistas, los “Regulares”, cuerpo del Ejército colonial español de África compuesto por soldados marroquíes y los aviones alemanes enviados por Hitler; Se calcula que unas 150.000 personas salieron huyendo y que unas 5.000 fueron asesinadas por los aviones que ametrallaban constantemente las columnas de personas fugitivas y las bombas que disparaban los cruceros Baleares y Canarias desde el mar y que también los fueron persiguiendo en paralelo por el mar en su huida hacia Almería, ya que la carretera en la mayor parte del recorrido está encajonada entre las montañas y el mar.
Hemos salido de Málaga unas 80 personas que haremos toda la marcha -260 Km- hasta Almería, acompañados por otro centenar hasta el primer municipio que limítrofe por el Este con Málaga, el Rincón de la Victoria. Haremos 11 jornadas de marcha, y la de hoy ha sido de las más cortas, unos 20 Km. que hemos recorrido desde las ruinas del teatro romano en el centro de Málaga, hasta el polideportivo de de Torre de Benagalbón, que es un distrito del Rincón de la Victoria. En la salida, al lado del teatro romano, hemos sido despedidos por representantes de los grupos municipales y de la Junta de Andalucía, y un portavoz de la Federación Andaluza de Montañistas que organiza la marcha, ha recordado la figura de Norman Bethune y sus compañeros, médico y comunista canadiense, participante en la Brigadas Internacionales pero como médico de campaña (él decía, “venimos a dar vida no a quitarlas”) que no sólo se dedicó durante los días que duró la marcha a trasladar a los niños y niñas que no podían soportar la marcha y que muchos de ellos habían perdido a sus padres, y en atender con primeros auxilios a muchas de las personas que habían sido heridas por los ataques, sino en dar testimonio gráfico a través de sus fotos y escritos de lo que estaba ocurriendo y que fue completamente ignorado por la prensa nacional e internacional de modo que dicha tragedia, crimen masivo, apenas si es conocida en España, y aún muy poco conocida en Málaga, donde su recuerdo ha perdurado trasmitido por los sobrevivientes a sus hijos y nietos.
A nuestra entrada en el Rincón por los antiguos túneles del tren de “La Cochinita”, tren que iba recorriendo la costa oriental desde Málaga hasta Vélez, y que cerraron en 1965, se ha celebrado un acto, donde representantes municipales y de la plataforma Málaga Republicana han recibido a la marcha, debajo de un boquete en el túnel producido por un obús disparado por alguno de los destructores que bombardeaban la costa. Después del acto un compañero me comentaba, que todavía, sobre todo en Almería, cuando alguien quiere meter prisa utiliza la expresión de “humo, que viene el Canarias” rememorando como había que echarse a correr cuando el destructor se acercaba a la costa y disparaba desde el mar. Mañana hacemos la marcha hasta el siguiente municipio, Vélez Málaga, donde haremos noche en su zona costera, que es Torre del Mar.
Segundo día de marcha, desde Benagalbón a Torre del Mar, 20 Km.
Salimos a las 8 de la mañana, y primero cogemos un sendero pegado a la playa, que al poco de la salida está iluminada por un sol radiante. Después siguiendo el sendero de “La Cochinita”, el tren que clausuraron en 1965, subimos a zonas más altas de media montaña, presenciando un paisaje imponente de mar y montaña, divisando una gran parte de la Axarquía malagueña. Los núcleos urbanos, donde paramos y podemos hablar con la gente es en Almayate y en el mismo Torre del Mar donde pasaremos la noche en el polideportivo.
Lo extraordinario de la relación con las gente, no es solamente las muestras de simpatía con que reaccionan ante nuestras banderas republicanas y rojas, es sobre todo el apreciable número de personas que nos confiesan que sus padres o sus abuelos participaron en la huida del año 37; evidentemente, por mucho que la tragedia haya estado oculta y silenciada fueron demasiados miles de testigos los que sobrevivieron para contarlo, o al menos si no sobrevivieron si siguen vivos en la memoria de sus familias.
Pasada la una de la tarde llegamos al polideportivo de Torre del Mar, donde nos han guisado una caldereta de pollo. A las 5 de la tarde, acudimos al Parque de la Memoria en Torre del Mar, donde además de un monolito en honor a las víctimas de la represión, en los distintos bancos del parque están grabados los nombres de muchos de los vecinos que murieron. En el acto, además de intervenir el alcalde PSOE, lo hace el diputado de IU (José A. Castro) en el parlamento andaluz y otros representantes; pero quizá la persona que llega más a la gente que estamos allí es Pepe Galisteo, representante de Málaga Republicana, que mantiene la tesis de que no hubo una guerra civil sino una guerra del fascismo contra la República, fascismo que contó con todo el apoyo del Eje fascista, incluyendo Portugal y el Vaticano, y que además estuvo financiado por la banca internacional. Pero además, lo que explicó con todo lujo de detalles, es que después del 39, el régimen franquista tuvo que pagar todas las bombas alemanas e italianas con las que se asesinó al pueblo español, y tuvo que devolver con intereses los préstamos concedidos por el capital financiero para el triunfo del golpe de estado.
El pueblo, que pasó tanta miseria y tanta hambre después de la guerra también se lo debe al sangriento dictador y a esa oligarquía capitalista española, que ganó la guerra y sigue gobernando España. Un grupo de marchistas acabamos la jornada comiendo pescadito frito en un restaurante típico de Torre del Mar; bromeamos con el camarero que tiene acento extranjero y cuando ya tiene bastante confianza nos pregunta que de donde es la bandera que llevamos, que si es ¡¡¡la franquista!!!; le sacamos de su error, le explicamos la historia de las miles de víctimas de la huída de Málaga y entonces el nos explica que es sirio, que su hermano vive en Alepo y el sufrimiento del pueblo sirio similar a lo que pasamos con el franquismo; equipara el franquismo con el DAESH y de las risas pasamos a la emoción. Mañana etapa dura de unos 30 km. hasta Nerja
Tercer día de marcha de Málaga a Almería. De Torre del Mar a Nerja
“Hace 80 años Málaga era Siria, y Almería era la Grecia prometida”, esto dice uno de los versos que ha recitado en Nerja, Paco Doblas poeta malagueño que participa en la marcha. También hemos visto el documental sobre la huida de Leonor joven documentalista malagueña, que con Paco forma parte de la Asociación Cultural “Arteralte”. En el debate que ha habido posteriormente se ha dado el dato de que el censo en Málaga ciudad en la República era de 150,000 personas y después de la ocupación fascista, el censo bajo a 40.000 personas, por lo que teniendo en cuenta que además huyeron gente de todos los pueblos occidentales de Málaga, de la zona oriental de Cádiz, de zonas limítrofes de Sevilla y Córdoba, y todo el oriente malagueño y de toda la costa de Granada, parece probable que el número de personas que huyeron del terror fascista fue superior a las 150.000 que se vienen citando como probables.
Hoy la marcha ha llegado, después de uso 24 Km. a Nerja, desde Torre del Mar. El ambiente es similar al de estos días, quizás más emotivo porque hay más gente que tiene noticias de la marcha y nos reconocen. En el paseo marítimo de Lagos, una pareja de viejecitos, nos paran y nos cuentan que ellos estuvieron en la huida; él tenía 6 años y ella cuatro. Se acuerdan perfectamente de la tragedia. Una hermana más pequeña de él, murió en la marcha de hambre y de sed, no tenían nada que comer y bebían el agua de los arroyos.
El paisaje de la marcha nos ha vuelto a cautivar, la Sierra Tejeda, desde donde la silueta de La Maroma, la parte más alta, nos acompaña continuamente hasta llegar, sin solución de continuidad a la sierra Almijara, que domina la zona de Nerja, pero siempre caminando al lado del mar y bajo un sol radiante y luminoso.
La llegada a Nerja ha sido muy emotiva, nos esperaban un grupo de personas en el centro del pueblo que nos han aplaudido y nos han agradecido nuestro esfuerzo y luego se ha hecho un acto donde después de hablar los representantes del PSOE (la alcaldesa de Nerja) de IU, la FAM y otros representantes municipales, dos personas han leído testimonios de hechos de la Huida. El más impactante lo ha leído una mujer mayor, sobre lo que escribió un sobreviviente de la marcha; era un niño de 10 años, que estaba interno en el colegio de huérfanos de Torremolinos; desde el colegio, cuando empezó la guerra veían como los aviones fascistas bombardeaban Málaga, constantemente; en un momento determinado ante el temor de que el frente occidental se acercara a Torremolinos las autoridades decidieron evacuar a 80 niños hasta Nerja. Pensaban estos que la evacuación sería para algunos días hasta que pasara el peligro, pero cuando cayó Málaga y empezó la gran huida, decidieron evacuarlos hacia Almería en autobuses, que salían justo de la plaza donde estábamos haciendo el acto. Cuando los niños con sus profesores estaban a punto de tomar los autobuses aparecieron los aviones fascistas y comenzaron a bombardear la zona, muchos huyeron, otros estaban dentro ya de estos. Cuando acabó el bombardeo solo 10 niños había sobrevivido, y los profesores acompañantes también habían muerto. Los sobrevivientes hicieron la huida a pie, viviendo los horrores de la marcha como tantos otros miles de gente y uno de ellos pudo contarlo.

No hay comentarios: