viernes, 17 de febrero de 2017

Crónica de la 8ª y 9ª jornadas de la Marcha por la carretera desde Málaga a Almería del camarada Manuel García Morales “Teniente”. En el 80 Aniversario de tan criminal suceso



8º Día de Marcha, Albuñol-Adra
Nuestra marcha esta mañana desde Albuñol, ha llegado pronto a la provincia de Almería, pasando por la Rábida, ya a pie de playa. En ella, la organización de la FAM (Federación Andaluza de Montañista) nos ha repartido bolsas de basura y hemos hecho una pequeña limpieza de ella (latas, plásticos…). La marcha mantiene la media diaria de unas 70 personas, ya que algunas abandonan y otras se incorporan. Entre las incorporaciones de hoy está una antigua compañera de trabajo mía, Carmela Carrasco. Sus abuelos, su padre Manuel Carrasco, y otros ocho hermanos más, también estuvieron en la huída de la carretera de la muerte; ellos eran de Antequera y cuando el frente se acercó allí, huyeron a Málaga, hasta que nuevamente tuvieron que huir esta vez en un éxodo mucho más masivo. Manuel Carrasco tenía 10 años cuando empezó la marcha y como muchos niñ@s también se perdió; se quedó dormido porque no podía más y cuando despertó había perdido el contacto con su familia; siguió huyendo arrastrado por la marea humana y acabó su marcha en Cataluña, allí, tres meses después, lo encontraron sus padres. Lamentablemente Manuel murió el año pasado y no pudo conocer de esta iniciativa, que seguramente le hubiera, como a tantos sobrevivientes, llenado de emoción. Él, también como muchos sobrevivientes no quiso contar a sus hijos lo que le había pasado hasta relativamente hace muy poco tiempo.
La marcha, aparte del cansancio ha sido muy agradable, otra vez con un sol mediterráneo que invitaba al baño, y unos paisajes idílicos. A la entrada en Adra, nos ha recibido primero una pancarta con compañer@s de Izquierda Unida con la leyenda de “MASACRE DE LA CARRETERA MALAGA ALMERIA. NO OLVIDAMOS” y posteriormente nos ha recibido una representación del Ayto. de Adra. Por la tarde hemos visitado el museo marítimo de Adra y los refugios antiaéreos. Allí nos hemos enterado, que el 7 de Febrero, el mismo día que tomaron Málaga, en Adra (porque el frente aún estaba muy lejos, estaban celebrando los carnavales y pasó por el pueblo un convoy del Ejército republicano que llevaba piezas de aviones para ensamblar en un aeródromo cercano; la gente del pueblo acudió para ver pasar el convoy y cuando las calles estaban llenos de gente, apareció la aviación fascista que ametralló el convoy y a todas las personas que en ese momento estaban en la calle principal de Adra. Hubo decenas de muertos, aunque no tienen documentación histórica del hecho. Esto nos lo ha contado el técnico de cultura del Ayto, que está gobernado por el PP.
Los refugios antiaéreos que hemos visitado están debajo de la torre de la fábrica de plomo que funcionaba en aquella época en Adra, ciudad que además de milenaria, agricultora y pesquera, también fue una incipiente potencia industrial junto con Málaga en la segunda mitad del siglo XIX, fue el Marqués de Heredia, industrial asentado en Málaga, quien puso en marcha la fábrica de plomo de Adra.
Mañana seguimos la marcha hasta El Ejido.
9º Día de Marcha
Hemos salido desde Adra en dirección a Almerimar. Es una ruta fácil por lo llana, pero son 26 km de marcha, algunos pisando arena o chinos, y hemos tenido el inconveniente de que durante todo el día ha estado soplando un fuerte viento de Levante que nos daba de frente. Era tan fuerte, que en la parada que hemos hecho para comer (macarrones con tomate) al lado de la fortaleza de Guardias Viejas, unos pocos platos de macarrones que no estaban bien sujetos han volado por los aires.
A la entrada de Balerma, uno de los núcleos urbanos que pertenecen al Ejido, nos esperaba un grupo de compañer@s, la mayoría de IU, con banderas republicanas. Una chica joven de las que allí había, de otro núcleo poblacional llamado Bala Negra, nos ha manifestado su agradecimiento y su emoción por nuestra marcha, su abuela de 96 años que vive en Barcelona, participó en la huida y dice que con una mente muy lúcida estaría encantada de contarnos cosas.
Por otra parte también nos cuentan que Balerma fue un sitio donde la gente era muy de izquierdas, cuando la actividad fundamental era la pesca, pero que ahora que está prácticamente ha desaparecido y la economía está basada fundamentalmente en los cultivos de verduras y frutas bajo plástico, (como en toda la comarca) con pequeños propietarios que emplean a mano de obra familiar o inmigrante, el voto se ha vuelto muy conservador (del PP vaya).
A la entrada de Almerimar nos reciben un representante deportivo del Ayuntamiento, y concejales de IU, del PSOE y hasta una concejala de IU de Trevélez, el pueblo más alto de las Alpujarras y el municipio habitado de más altitud de Europa. Justamente en esta etapa hemos visto a lo largo de todo el día el impresionante paisaje de Sierra Nevada, imponente, blanquísima de nieve, elevándose por encima de la Sierra de la Contraviesa. Además de esa maravilla de paisaje, hemos avistado delfines desde la playa y ayer unos espectaculares cormoranes secando sus alas al sol con una elegancia extraordinaria.
Según nos cuentan los compañeros del Ayuntamiento de IU, hasta antes de ayer, los responsables del PP, no habían hecho ninguna gestión para buscar un Polideportivo donde pudiéramos dormir; ha sido su tesón e insistencia los que nos permite dormir hoy bajo techo y además nos han invitado a toda la marcha (unas 70 personas) a merendar chocolate con churros. La actitud más intransigente ha sido la de la alcaldía de Roquetas, también del PP, donde teníamos que hacer noche mañana y por su negativa a permitirnos utilizar un polideportivo hemos tenido que variar la ruta y pernoctar mañana en Vícar.
Os dejo con otra anécdota y un enlace de youtube. La anécdota es referida a los abanderados oficiales de la República en esta marcha; yo había decidido, en honor a mis muertos, a las personas asesinadas por el fascismo, que llevaría una buena bandera republicana ondeando todo el camino desde Málaga hasta Almería. Aquí he coincidido con otro compañero, Antonio, que lleva otra bandera y más alta que yo porque su palo es más alto. El es de Jaén, pero casó con una chica de Córdoba que era nieta del último embajador que tuvo la República en Filipinas. Este hombre antes de ser embajador era un literato e historiador que trabajó en la edición de libros de historia que empezaron a impartirse como libros de texto en la República, y es la proyección de ese hombre, que murió en el exilio, la que dio vida a nuevos compromisos políticos con la igualdad y la democracia. El fascismo no solamente asesinó personas, también asesinó a las ideas, la cultura, la creación, la libertad.
El siguiente enlace es un buen video, de 4 minutos que resume las marchas del sábado y el domingo pasados.

No hay comentarios: