domingo, 14 de febrero de 2016

El Parlamento andaluz da luz verde al necesario proyecto de Ley de Memoria Democrática elaborado por Izquierda Unida en la anterior legislatura

Alberto Otero/Mundo Obrero
 “Hoy es un día para felicitar a la ciudadanía andaluza y especialmente al movimiento memorialista”, decía el Secretario general del PCA, José Manuel Mariscal, en el Parlamento de Andalucía minutos antes de que el texto de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía superase su primer trámite sin obstáculos. La Cámara andaluza dio luz verde al proyecto de Ley, elaborado por IULV-CA en la anterior legislatura, al no haberse presentado ninguna enmiendas a la totalidad del texto por ninguno de los cinco grupos que componen el hemiciclo andaluz.
Mariscal llegó al antiguo Hospital de las Cinco Llagas, sede el legislativo autonómico, acompañado por Diego Valderas, que dirigió el anteproyecto desde su papel de vicepresidente del Gobierno andaluz, y Marina Albiol, portavoz de IU en el Parlamento Europeo que también asistió al debate para acompañar a los diputados andaluces y a los foros memorialistas en este día especial.
El texto fue presentado por la Consejera de Cultura, Rosa Aguilar, que destacó que ningún grupo presentase enmienda a la totalidad o textos alternativos como “un buen punto de partida para el diálogo” y para la que este hecho “responde a la deuda con las familias y las víctimas, la reparación y la justicia”.
Inmaculada Nieto defendió la postura de Izquierda Unida de Andalucía en el debate y manifestó el deseo de “una tramitación sin sorpresas, sin enmiendas parciales que frustren las expectativas de las asociaciones memorialistas que sienten el texto como suyo porque responde a sus demandas y a su trabajo en el mismo”. “Esta Ley es necesaria para restablecer y dar veracidad al hilo conductor de nuestra historia” y “sirve para corregir el déficit democrático en que estamos inmersos como país y sociedad”, abundó la portavoz de IULV-CA.
Nieto también destacó el papel de Diego Valderas y del Partido Comunista en la elaboración de una Ley que bebe de otro texto de la VIII legislatura “ambicioso”, “que ponía en cuestión la equidistancia de las políticas del PSOE” cuando por entonces poseía la mayoría absoluta y se escudaba en la Ley de Memoria Histórica estatal de 2007, que situaba las exhumaciones como un hecho técnico-arqueológico. Los socialistas asumían así, según Nieto, la “reaccionaria jurisprudencia del Tribunal Supremo, contraria al derecho internacional según la cual los crímenes del Franquismo habrían prescrito o están amparados por la Ley de Amnistía de 1977”.
No faltaron al abarrotado Salón de Plenos amigos y familiares de víctimas del franquismo y la Guerra Civil, así como portavoces de los distintos foros y asociaciones memorialistas que participaron en la elaboración del texto que se presentaba. Durante el debate portaron fotos en blanco y negro de sus seres queridos represaliados.
Tampoco reprimieron su desacuerdo ante las exposiciones de la derecha, que en un primer momento mostró su “voluntad” hacia la reparación de las víctimas, pero mostró su desacuerdo con el texto. El portavoz de Ciudadanos, Sergio Romero, mostró más preocupación en ensalzar y abanderar la transición, comparándose con la UCD, que en la reparación de las víctimas, esencia del texto que se debatía y que abarca desde la II República hasta el año 1982. Los primeros murmullos se desataron entre los invitados cuando incidió en el argumento de que “todo fue por ideologías y bandos”, obviando el golpe de estado fascista a un régimen democrático y la posterior represión durante cuarenta largos años.
Pero el momento más bronco y que generó un gran abucheo se produjo cuando el diputado popular, Juan Ramón Ferreira, defendió que la ley es “innecesaria” y que “muchos andaluces de izquierda no quieren saber más de leyes que despiertan rencor”. Ferreira también tildó a la ley de “revisionista” y rechazó que se introduzca el contenido memorialista en el currículum de la enseñanza primaria y secundaria, como recoge el texto.
Para Ferreira, fue “suficiente” con la Ley de Memoria Histórica de Zapatero de 2007. María Márquez, diputada socialista, retomó este asunto para criticar a los populares, recordando que el Gobierno de Rajoy no ha dedicado un solo euro a esta partida, además de otras “perlas” como las declaraciones de su portavoz en el Congreso, Rafael Hernando, que dijo que “algunos familiares sólo se acuerdan de sus muertos para cobrar subvenciones”.
Podemos, por su parte, criticó que la Ley se enmarque en las competencias Consejería de Cultura y no en Justicia, y mostró preocupación ante la posibilidad de que los cadáveres de las víctimas fuesen equiparados a objetos arqueológicos siguiendo los protocolos de la Ley de Patrimonio Histórico. En este aspecto, IULV-CA espera una modificación técnica de la Ley de Patrimonio para que no se produzca tal situación.
Una ley pionera
El anteproyecto presenta novedades, como el concepto de Memoria Democrática, “más amplio que el de Memoria Histórica”, según apuntaba José Manuel Mariscal en un artículo hace unos días. Para el secretario general del PCA este es un concepto que “junto a la memoria de la represión y las víctimas, incluye el relato de las luchas por las libertades y por los derechos sociales que se dan en el inicio del régimen republicano y se perpetúan tras la muerte del dictador hasta las masivas movilizaciones sociales por las que el pueblo andaluz conquistó el acceso al autogobierno en 1982”.
También destaca que se fije por primera vez un límite de tiempo para que los ayuntamientos eliminen cualquier vestigio del franquismo en edificios públicos e inmuebles sufragados con dinero público. Además, la normativa incluye la simbología presente en iglesias o en el callejero de pueblos y ciudades. Y no queda ahí. De mantenerse el texto, una vez aprobada la Ley la Junta tendría competencias para retirar cualquier símbolo e imponer sanciones a los consistorios que incumplan dicha normativa, exponiéndose incluso a la pérdida de ayudas públicas.

Ahora toca que el anteproyecto pase por las Comisión parlamentaria en la que las asociaciones y foros memorialistas seguirán teniendo voz, antes de volver a debatir el texto para su aprobación definitiva que, presumiblemente, llegará a principios de julio. Si se cumple lo previsto y, como pidió Mariscal, el PSOE “no se amilana ante los ataques de la derecha”, el Parlamento aprobará la Ley más avanzada de España en esta materia.

No hay comentarios: