martes, 28 de julio de 2015

Antonio Romero: “la humildad, la unidad popular,la ofensiva genocida del capital, la respuesta uni-taria de los de abajo y el proceso constituyente”

Estimados ciudadanos, estimadas ciudadanas:
Decía Miguel de Cervantes en el famoso “coloquio de los perros” lo siguiente: la humildad es la base y fundamento de todas las virtudes, y que sin ella no hay ninguna que lo sea.
No es contradictorio que desde la humildad luchemos por lo más hermoso y grande, lo más urgente, lo más necesario, uniendo los intereses de la mayoría de la población, con un sueño, el de poner fin a un sistema genocida, para dar paso a la democracia de lo común y la prioridad de lo público, del interés general.
En esta hora que vive el mundo, el capital globalizado se encuentra en plena ofensiva para desmantelar los derechos conquistados por los trabajadores, privatizar lo público, triturar a las capas medias y dañar de manera irreversible el ecosistema. Caminamos hacia un modelo de sociedad con una élite muy rica del 1% y un 99% que trabaja, piensa, crea y produce, para que esa minoría de elegidos ejerza su poder genocida.
El capital nunca ha producido tantas víctimas directas y colaterales. Tras la Segunda Guerra Mundial se redujeron las desigualdades sociales que pasó de un 20% de ricos existentes en los primeros años del siglo pasado al 10%. Desde 1982 hasta 2007 han aumentado de nuevo vertiginosamente las desigualdades.
Los más ricos en EEUU y Gran Bretaña han acumulado un 10% de sus rentas nacionales y hoy estos “elegidos” superan el 20%.
El saqueo a los trabajadores, es más acusado en unos países que en otros. Por ejemplo; los costes laborales unitarios en los últimos años en la eurozona son el 64.6% y en España son del 60,2%.
Los excedentes “beneficios” empresariales son del 27,7% en Europa y del 30% en España, mientras los costes del trabajo, los salarios, seguros sociales, etc. son en la eurozona 4,5 puntos superiores a los de España los beneficios de plusvalía de los empresarios es 2,1 puntos por encima de la eurozona.
Los despidos, contratos de poca calidad y los salarios más bajos explican por un lado que los costes laborales en España sean más bajos y que la patronal española tenga más beneficio que la europea.
Por otro lado están reforzando la estrategia militar y represiva, si no cómo se explica en el campo militar cómo han azuzado a la extrema derecha ucraniana, para que llegue al poder, amenazando a Venezuela, instalando el escudo antimisiles en Rota, convirtiendo a Morón en una súper base para operaciones en África, oriente medio y este de Europa.
Las autorizaciones secretas a Israel a intervenir militarmente, llegado el caso, en Irán sobre sus instalaciones nucleares evitando que este país acceda al arma atómica.
Que se esté incrementando la investigación en I+D militar, que preparen gran número de aviones no tripulados, que amenacen a las fronteras rusas y envíen avisos a China para que reduzca su porcentaje de su PIB para defensa.
En el plano económico la crisis-estafa se está saldando con la huída de capitales más grande de la historia, hacia los paraísos fiscales, que están más blindados que nunca. El capital está poniendo a gran recaudo y acumulando en proporciones desconocidas grandes remesas de las tasas de ganancia, por lo que hoy hay más ricos, grandes patrimonios y grandes fortunas y más pobres. Se trata de una estrategia bien planificada para que los recursos que había en la base de la sociedad, muchas personas con pequeños recursos suban a la cúspide de la pirámide y se hagan con esos recursos el gran capital.
La represión se traduce en España en el recorte de las libertades, qué significa la Ley Mordaza, la persecución de los derechos de la mujer, la patente de corso a la policía que podrán apalear a los ciudadanos sin que se les pueda tomar imágenes, como ha dicho Amnistía Internacional, una violación de los derechos humanos, un estado policial. Reducen el poder local, el que menos controla la derecha política y económicamente.
Los suicidios han aumentado un 20%, la vivienda sigue sin ser un derecho por lo que continúa los desahucio mercantiles.
Toda la ofensiva descrita se ha encontrado con resistencia de los trabajadores, de los jóvenes, de las mujeres, de los campesinos, con una resistencia queda hecho que el capital haya tardado casi 40 años en imponer su modelo, un modelo neoliberal y aún esta cogido con alfileres y ahí se nos presenta una ocasión única para construir una alternativa basada en la unidad popular, pasando a la ofensiva derrotando estas políticas criminales. Hay tantos sectores dañados, además de la clase obrera, profesionales, capas medias, universitarios, campesinos, mujeres, que suman y multiplican, que sumar y multiplicar defendiendo los intereses de la mayoría es la tarea numero uno de la unidad.
Si queremos ganar al PP, al bipartidismo, a sus satélites y voceros, a ciudadanos a las derechas nacionalistas, tertulianos de la caverna, tenemos que unir todas las fuerzas, sociales y políticas, articulando el trabajo con la unidad popular.
Ahora en Común pretende recoger el testigo del 15M e ir tejiendo candidaturas de unidad popular siguiendo los ejemplos de Ahora Madrid, Barcelona, Zaragoza, las mareas en las ciudades gallegas, con estas experiencias que nos muestran donde está el camino, organizar Ahora en Común en cada municipio, cada comarca, cada provincia, cada comunidad autónoma es nuestro reto. Hoy la falta de unidad es la mayor debilidad de la izquierda y la gran fortaleza de sus enemigos.
El Proceso Constituyente que dirige como una necesidad a fin de contraponerlo a los cambios constitucionales para blindar el capitalismo neoliberal, legalizar el recorte de las libertades, que están haciendo el bipartidismo en España y en Europa, así que ánimo, Arrieritos somos y en Ahora en Común nos encontraremos.
Antonio Romero Ruiz
Presidente de Honor del PCA
Ex-Parlamentario Andaluz de IULV-CA

Coordinador de la Red de Municipios.

jueves, 23 de julio de 2015

Las alcaldesas y alcaldes de IU Andalucía se encerraron en el Parlamento andaluz exigiendo a la Junta el pago de los planes de empleo y fueron desalojados por la policía

En términos democráticos, la entrada de la policía nacional al Parlamento de Andalucía –la sede de la palabra- para desalojar a representantes del pueblo, supone un grave retroceso hacia épocas que creíamos superadas. El encierro que ayer protagonizaron 45 alcaldes de Izquierda Unida de todas las provincias andaluzas acabó hacia las 11 de la noche con un desalojo forzado por la policía.
Una salida que poco tiene que ver con el respeto a las y los alcaldes, a quienes en ningún momento la presidencia de la cámara quiso escuchar para entender los motivos por los que estaban allí dispuestos a un encierro de 24 horas. Es, pues, la primera vez, que la policía entra a las dependencias del Parlamento y lo hace cumpliendo órdenes del presidente de la Cámara andaluza (PSOE), con una decisión tan histérica como desproporcionada.
El juego democrático incluye exigir que se cumplan los compromisos libremente asumidos entre administraciones. Y la Junta, para su vergüenza, quedó ayer en evidencia al gestionar de forma intolerante la reclamación para que pague lo que debe a municipios que atienden a vecinos y vecinas con necesidades próximas a la exclusión. Una deuda que supera los 150 millones de euros.
El Coordinador andaluz de IU y también portavoz de nuestro grupo parlamentario, Antonio Maíllo, junto con el resto de parlamentarios de Izquierda Unida, encabezaron esta movilización para reclamar a la Junta de Andalucía el pago de los planes de empleo Emplea Joven y Emplea30+
A continuación se explicamos en detalle los motivos de la izquierda para el encierro:
¿Cómo se han generado estas deudas?
- La Junta de Andalucía viene desarrollando planes de empleo durante los últimos años con nombres rimbombantes como Emple@joven, Emple@30+ o Iniciativa @mprende+ destinados a paliar la grave situación de paro que sufre la clase trabajadora andaluza y especialmente la juventud trabajadora.
- Estos planes son gestionados por los Ayuntamientos, encargados de realizar las contrataciones según los criterios fijados por la Junta, siendo también estos quienes deben abonar las nóminas a las personas contratadas.
-Ello supone un esfuerzo importante, no solo organizativo para desarrollar los trámites de contratación, sino financiero para poner en marcha el plan: herramientas y materiales de obra no subvencionados.
-El abono de las subvenciones se realiza de esta manera: el 50% al inicio del plan y el 50% restante a su finalización, previa justificación del cumplimiento de los criterios.
- Pero evidentemente, los Ayuntamientos no pueden pagar solamente la mitad de las nóminas sino que abonan todas y todas completas a cuenta de su tesorería.
- De modo que hasta que la Junta no abone el 50% restante estas cantidades suponen una carga financiera para los Ayuntamientos, cuya situación de asfixia y escasez de recursos es de sobra conocida.
¿Qué debe la Junta de Andalucía a los ayuntamientos?
- El Plan Emple@joven / Iniciativa @emprende+ aprobado en Abril de 2014 estuvo dotado con 200 millones de euros. Se adeuda la mitad: 100 millones.
- El Plan Emple@30+ para el curso 2014/2015 dotado con 106 millones de euros. Se adeudan 53 millones de euros.
- Estas se suman a deudas anteriores por el impago de las subvenciones para talleres de empleo del año 2012, para ayuda a la dependencia, para atención a menores o para las Oficinas de la Mujer.
¿Qué plantea la Consejería de Empleo de la Junta?
- En primer lugar se comprometió a que el 17 de julio se abonaría el 50% de los planes a los ayuntamientos que hubiesen justificado el primer 50%.
- Ahora piden que se justifique el 100% de las subvenciones antes del 31 de julio, lo que consideramos un ATROPELLO: se hace de imprevisto y bajo la amenaza de perder el total de la subvención.
En definitiva...
La Junta de Andalucía anuncia estos planes de empleo a bombo y platillo, poniendo las cantidades destinadas a ellos en los titulares y vendiéndose como la administración que lucha contra el paro.
- Pero después de la propaganda sólo hay un chantaje a los Ayuntamientos: atrévete a no llevar a cabo el plan y te señalaré como el enemigo de la creación de empleo. 
- Los Ayuntamientos tienen que tirar para adelante con los planes dada la situación dramática de sus municipios y cumplen con los planes: se hacen los contratos y se desarrollan las obras y servicios.
- La Junta maltrata a los ayuntamientos y además aplica un doble rasero: si un ayuntamiento se retrasa en un pago a la Junta se le castiga, si la Junta se retrasa en un pago a un ayuntamiento no pasa nada.
- Los ayuntamientos se acogen a estos planes tan magníficos como a un clavo ardiendo, y acaban quemándose: la deudas de la Junta crean graves problemas de su tesorería y finanzas, dificultando aún más su funcionamiento, empezando por el pago de las nóminas del personal.
- La Junta obliga a los Ayuntamientos a desnudar a un santo, para vestir a otro, al suyo.
- IULV-CA exige la intervención de la presidenta de la Junta de Andalucía para de solución al problema, lo que requiere:
1. Ampliar el plazo de justificación del 100% de la subvención, dado el caos administrativo creado por la Junta
2. Pago inmediato del segundo 50% a los ayuntamientos que hayan justificado el primero como establece la convocatoria
¿Por qué mantuvimos el #EncierroParlamento por el pago de los planes de empleo de la Junta? ¿Qué pasó durante el encierro?
Pasados 40 minutos desde el inicio del encierro la Consejería de Hacienda hace público un comunicado en el que anuncia que adelanta para antes del 31 de julio el pago del tercer tramo de la PATRICA, un ingreso que reciben los ayuntamientos andaluces con cargo a su Participación en los Tributos de la Comunidad Autónoma (Patrica).
En el mismo comunicado explica que abonará eso 84 millones de euros “para facilitar el pago a las entidades locales de programas como los planes de empleo cofinanciados con fondos europeos que han sufrido retrasos por la complejidad de su justificación".
Con este anuncio, la Junta pretende solucionar el problema que motiva el encierro y desactivar la protesta o al menos suavizar los titulares de prensa al respecto.
A partir de ese momento se establece una negociación entre IU y el vicepresidente de la Junta, Martínez Barrios, para alcanzar un acuerdo.
A lo largo del día, el PSOE no plantea más opción que esa, sin contemplar aceptar las reivindicaciones de las alcaldesas y alcaldes de IU:
Ampliar el plazo de justificación del 100% de la subvención, dado el caos administrativo creado por la Junta.
Pago inmediato del segundo 50% a los ayuntamientos que hayan justificado el primero como establece la convocatoria.
La actitud del presidente del Parlamento respecto al encierro
El presidente del Parlamento convoca a nuestro Coordinador, Antonio Maíllo, para tratar el asunto. Tanto en ese encuentro, como en la reunión de la Mesa del Parlamento, la posición del presidente, diputado del PSOE es la misma: tras el Pleno las alcaldesas y alcaldes serán desalojados por la Policía si no abandonan voluntariamente.
La posición del presidente del Parlamento se somete a la valoración de la Mesa. En el debate, sólo IU muestra su oposición al desalojo.
Además el presidente del Parlamento ordena que se impida la entrada al Parlamento a la decena de colectivos y personas que tenían concertada reuniones con nuestro grupo parlamentario. Este hecho grave ha motivado una queja formal de IU a la Mesa.
¿Por qué no se acepta la propuesta del PSOE y se mantiene el encierro?
Los motivos para rechazar la propuesta del PSOE son dos:
La PATRICA ya es dinero de los ayuntamientos: “no nos pueden tapar la boca con nuestro propio dinero”. El adelanto de ese pago no garantiza que se abone lo que se adeuda por los planes de empleo. Es una patada para adelante.
No impide que los Ayuntamientos pierdan el total de la subvención si no logran justificarla al 100% antes del 31 de julio, requisito establecido por sorpresa por la Consejería en las últimas semanas tras incumplir la promesa de pagar el 17 de julio. La Junta barajó en la negociación ampliar el plazo, tal y como pide IU, sin que se concretara en nada.
Según la norma, el segundo 50% de la subvención, el que adelantan los Ayuntamientos, se recibe cuando se ha justificado el primero. Este nuevo requisito, que sustituye arbitrariamente al anterior,  es de difícil cumplimiento: por la imprevisión y dado el caos administrativo existente en la Consejería de Empleo por los diversos casos de corrupción que le afectan y que le obligan a realizar innumerables tareas de revisión de contrato, expedientes y otros documentos, fundamentalmente por los casos ERE y cursos de formación.
Además, existe una complicación más: la Junta tiene que justificar en unos meses las ayudas de la UE. Si no lo hace tendrá que devolverlo. Una tarea más que se suma a este caso administrativo.
Por tanto se decidió mantener el encierro y las reivindicaciones, para decidir a su fin cómo continuar con la protesta y planteando que de llevarse a cabo el desalojo, tal y como sucedió a continuación, sería “una gran torpeza política del presidente del Parlamento: somos representantes del pueblo y el Parlamento es casa del pueblo”.
Por último, la dirección de IU Andalucía, y el Coordinador general, Antonio Maíllo, en su nombre, agradece la participación en la acción a las alcaldesas y alcaldes y las muestras de apoyo recibidas desde el inicio de la misma, especialmente al centenar de compañeras y compañeros que se manifestaron en la puerta del Parlamento en solidaridad con el encierro y el desalojo.
IU pide al Presidente del Parlamento que pida disculpas tras prohibir a colectivos reunirse con sus diputados
El portavoz de IU en el Parlamento andaluz y coordinador de la formación en Andalucía, Antonio Maíllo ha anunciado esta mañana que el Grupo de IU pedirá “amparo” a la Mesa del Parlamento “ante la actitud absolutamente arbitraria” del presidente que, según ha explicado, “impidió en la jornada de ayer que entraran colectivos sociales que tenían prevista reuniones con los parlamentarios de Izquierda Unida”.
En declaraciones a los periodistas en el Parlamento andaluz, Maíllo ha señalado que la actitud de Juan Pablo Durán “ha restado dignidad a este Parlamento” tras impedir este, dando indicaciones a los servicios de seguridad de la Cámara, que accediese a las instalaciones ninguna persona acreditada por Izquierda Unida. Este extremo se produjo como reacción de Durán al encierro de alcaldes y alcaldesas de IU ayer en el Parlamento, en señal de protesta por los impagos de Planes de Empleo de la deuda que la Junta mantiene con sus ayuntamientos.
Maíllo ha explicado que “pedimos amparo a la Mesa del Parlamento ante un presidente que ayer tomó una posición personal por la que pagaron colectivos sociales como Adriano Antinoo LGTB, Donantes de Órganos de Andalucía o un grupo de vecinos del municipio de Pilas que se trasladaron hasta el Parlamento para reunirse con los  parlamentarios”. “Le impidieron la entrada y la comunicación con el Grupo para contactar con nosotros”, ha remarcado.
Maíllo ha concluido que “haciendo repaso a todos los presidentes del Parlamento no encontramos ninguna actitud tan intempestiva, torpe y desproporcionada”.
En el escrito registrado esta mañana en el Parlamento, Izquierda Unida pone en conocimiento de la Mesa, “a fin de que desde la misma se arbitren las medidas pertinentes al respecto, el grave atentado contra la democracia que ha supuesto que se impida la entrada al Parlamento de Andalucía de colectivos ciudadanos que, concertadas con anterioridad citas al respecto, tenían previsto reunirse con varios de sus representantes legítimamente electos en la Cámara Andaluza”.
Tras exponer los hechos acontecidos en la jornada de ayer, el Grupo de IU pide a la Mesa del Parlamento, y en su nombre su Presidente, que “pida públicamente disculpas a los colectivos y parlamentarios afectados y, por extensión, a todas las andaluzas y andaluces, por haberles impedido ejercer su derecho a reunirse en sede parlamentaria con sus representantes legítimamente electos”.

También pide que la Mesa del Parlamento “adopte los acuerdos necesarios para que nunca jamás en el futuro se puedan volver a repetir hechos tan lamentables para la dignidad de la Cámara andaluza y tan sumamente perniciosos para la Democracia”.

sábado, 18 de julio de 2015

Presentación de Ahora en Común en Málaga

Luis Felip
Doctor en Filosofía, del PCA y responsable del Área Interna de IULV-CA de Málaga ciudad
Esta mañana (jueves 16 de julio) a las 11:00, unas 65 personas acudieron al Ateneo de Málaga para arropar la presentación ante la prensa de Ahora en Común en Málaga. La rueda de prensa dió inicio con la repulsa por el nuevo crímen de violencia de género en Mollina, y recordando el llamamiento a participar esta tarde a las 20:00 en la concentración convocada por Violencia Cero en la plaza de la Constitución. María Gallardo leyó el manifiesto, e intervinieron como portavoces también Pilar Iglesias y Pedro Aceituno.
Pilar Iglesias definió Ahora en Común en Málaga como una plataforma ciudadana por la unidad popular, vincuada a la iniciativa de Ahora en Común a nivel federal. Recordó que la inciativa arrancó hacía unos días en una primera asamblea con 150 personas, donde se acordó celebrar esta rueda y difundir la información a través de la página de Facebook. Asimismo, recordó que la próxima cita es el lunes 20 a las 18:30 en el gimnasio CEIP Miraflores de los Ángeles en C/ Ibrahín. Allí continuaremos trabajando en definir el proceso, sobre las propuestas programátias y de acción tanto en la ciudad de Málaga como en las localidades de la provincia. Y se continuará trabajando sobre la coordinación con el federal de Ahora en Común. Tras ello, la cita más importante es la asamblea del 25 de julio, de manera simultánea en diferentes ciudades por todo el territorio español.
En su intervención, Pedro Aceituno basó la iniciativa de Ahora en Común en el anhelo de ir más allá por el camino que abrieron las candidaturas municipales. En Málaga ciudad desgraciadamente no fue posible una candidatura de unidad, y el resultado ha sido que el Partido Popular mantiene la alcaldía; pero por fortuna ha surgido un movimiento como Ahora en Común que nos ha sabido contagiar de optimismo. Pedro nos apeló a superar las diferencias de matices que siempre dividen a las fuerzas populares, mientras la derecha en lo fundamental siempre se ha mantenido unida. Ahora en Común no es una candidatura, en palabras de Pedro Aceituno, sino la iniciativa para que se produzca esa candidatura. Un llamamiento a personas, movimientos sociales y partidos políticos para que confluyan. Y a partir de ahí, ya se trabajarán los matices y los detalles. No hay un plan predeterminado porque nadie puede imponer su criterio, y la decisión última corresponde a los integrantes del proceso, a la ciudadanía que a partir de ahora seamos capaces de implicar (que es donde recayó el éxito en Barcelona, Zaragoza o Madrid). Pedro nos apeló a construir desde abajo, basando el proyecto en la ética, la participación, la transparencia y la democracia, evitando la burocratización y el conservadurismo de algunos dirigentes políticos. La candidatura de unidad popular cabría definirla como provincial, participativa, inclusiva y hecha en común.
En el turno de palabra intervinieron independientes así como personas adscritas a distintos movimientos sociales y organizaciones políticas: Equo, Podemos, IU, Costa del Sol Sí se Puede, Sumemos Vélez-Málaga. Se habló de la necesidad de que confluyan las personas y desborden o superen la hegemonía que tradicionalmente han tenido los partidos políticos en solitario. Para ello hay que abrir AeC a la participación de la gente. Se trasladó la preocupación por cómo concretar para que esta iniciativa tenga implantación en el resto de municipios de la provincia, en coordinación con la capital y con el federal. Se valoró la necesidad de ser más movimiento político-social, recuperar el contacto con la calle, pues en el último año hemos perdido el activismo y el contacto con la realidad. Se trasladaron también los temores a que aspectos negativos que hemos vivido en las municipales se trasladen nuevamente a AeC.
Entrando a valorar, dejo caer un primer esquema de cómo he visto la cosa esta mañana dadas las intervenciones que escuché:
DEBILIDADES
Que por los lugares de convocatoria, tenemos demasiada perspectiva “de la capital” y menos de la provincia.
No percibo aún con claridad referentes públicos o sociales que ejerzan un liderazgo natural.
FORTALEZAS
Sabemos que no sólo debemos quedarnos en lo electoral, existe práctica unanimidad en la construcción desde abajo y empoderamiento real.
El consenso como modo natural de mediar en las diferencias.
AMENAZAS
Que se rompa la dialéctica justa entre parlamentarismo y movimientos sociales: que polaricemos innecesariamente en torno a dos extremos que por separado en el momento actual son insuficiente.
Que se rompa la apertura y la inclusividad abriendo (y/o) cerrando apresuradamente debates falsos.
Que a todos nos sienta bien un discurso basado en lo negativo que comportan los partidos, aunque militemos en uno; pero queremos apelar a la unidad de todxs sin excluir a nadie y sin ser injustos con el papel que todas las formas de activismo y militancia deben desempeñar en este proyecto.
OPORTUNIDADES
La carencia de referentes públicos permite una alternativa menos personalista y reforzar el trabajo colectivo, por lo menos en esta fase inicial.
Las experiencias en toda la provincia, pero también fuera y en el plano federal, nos pueden dar una visión de conjunto que nos eleve respecto de las circunstancias en cada municipio.
Los métodos de trabajo y el espíritu de unidad pueden trasladarse a otras iniciativas más allá de lo electoral.

miércoles, 15 de julio de 2015

Un camarada de las Juventudes Comunistas agredido por un fascista en Málaga ¡No Pasarán!

En la tarde de ayer la página de facebook de la UJCE de Málaga se hacía eco de una nueva agresión fascista contra uno de sus militantes en nuestra ciudad y cuyo relato reproducimos a continuación:
“Esta tarde de julio hemos sabido que un camarada de la UJCE ha sido agredido en pleno centro de Málaga. Nuestro camarada, que no tiene aún 16 años, iba cruzando el puente del CAC acompañado, con una camiseta del Che Guevara, cuando un chico se le ha acercado y le ha preguntado que si sabía quién era el hombre de su camiseta. Luego de decirle que sí, el chico le preguntó amistosamente si era comunista, a lo que nuestro camarada respondió que sí. Tras esto, le preguntó si militaba en la UJCE, a lo que le respondió, de nuevo, que sí. Tras esto, el chico propinó un puñetazo a nuestro camarada y salió corriendo, gritándole “Antifascista de mierda”.
Ante esto solo podemos reafirmarnos en que nuestra lucha antifascista es, cada día que pasa, más importante. Solo podemos mostrar orgullo por nuestro camarada, que en ningún momento mostró vergüenza de sus ideas ni de su militancia. Solo podemos asegurar que el fascismo sigue siendo un peligro latente en las calles, pero que no lo tendrán fácil. Tendrán a la Juventud Comunista haciéndoles frente, haciéndoles retroceder, gritando sin cesar ¡NO PASARÁN! Porque ni pudieron, ni pueden, ni podrán con nosotras”.
Desde Comunistas de Málaga queremos manifestar nuestra solidaridad con nuestro joven camarada agredido y manifestarle nuestro orgullo por la firmeza y valentía de carácter al reafirmarse en el ejemplo revolucionario del Ché y en su militancia comunista en las UJCE.
Hoy cuando se teoriza la afiliación “líquida”, sin compromisos concretos con la lucha y por la construcción de un nuevo país en un sentido socialista, cuando todo se quiere dejar a la palabra exacta y calculada, a la pose precisa, al gesto milimetrado en el televiso, a la deificación de ciertos personalismos, mientras la lucha social e ideológica es considerada como algo anticuado, ejemplos de jóvenes como el de nuestro camarada nos hacen aterrizar en una realidad que está muy alejada “ensoñaciones”, tan criticadas por el viejo Lenin, cuando en verdad lo que avanza sin pausa es el infierno neoliberal y sus monstruos. Que se lo pregunten a los griegos.
La unidad popular no es una opción es la única alternativa para la resistencia.

Camaradas de las UJCE desde el Partido os decimos ¡Salud y Revolución!

Alberto Garzón: "Los burócratas de la UE no buscan el bien del pueblo griego, busca castigar a un pueblo rebelde" como el griego

martes, 14 de julio de 2015

Algunas notas sobre la primera asamblea de Ahora en Común en Málaga

Luis Felip
Doctor en Filosofía, del PCA y responsable del Área Interna de IULV-CA de Málaga ciudad
Ayer desde las seis de la tarde se celebró la primera asamblea de Ahora en Común en Málaga, en el local que comparten Equo y Podemos en Málaga Oeste. El aire acondicionado no daba más de sí, pero las más de ciento cincuenta personas que allí nos agolpábamos podíamos con todo. No veíamos una asamblea tan potente desde hacía un año. Y esto no es nada, comparado con lo que puede ser la asamblea que va a tener lugar el 25 de julio y que va a ser convocada de manera simultánea con asambleas por todo el Estado. Si se trabaja bien, es posible que nos encontremos con un fenómeno en lo electoral equiparable a las Marchas de la Dignidad. Estoy convencido de que esta vez nadie, por fobias o egos, va a empeñarse en negar la autenticidad de este acontecimiento.
Las intervenciones causaban muy buena sensación. Se apuntaba a lo positivo. No se quería polemizar contra nadie, ni se crearon debates falsos que sólo podrían generar divisiones. Se habló menos de qué somos y más de qué íbamos a hacer. No se habló de dejar fuera a las organizaciones, pero sí de desbordarlas a través del poder popular, de la participación abierta y de la extensión territorial a los barrios y a los municipios, cuestiones que deben ser prioritarias de aquí en adelante. Se habló de programas: de lo fácil que era reconocer las prioridades de la gente, los problemas reales que tenemos (el TTIP o la Ley Mordaza, entre los más evidentes), de lo sencillo que es tener un programa común de mínimos a partir de los programas electorales que están hechos, y empezar a construir desde ahí de manera participativa desde abajo. Y lo más importante, se habló con amabilidad y sin reproches. Y se habló de no reeditar errores del pasado.
Cierro la parte de la crónica, porque no pretendía hacer un acta de los acuerdos. El que se hizo cargo de la misma ya nos la hará llegar. A día de hoy, en Ahora en Común queda pendiente concretar las prioridades, que en un primer contacto deberían ser dos: aterrizar la propuesta al territorio, y hacerlo con horizontalidad.
1. La síntesis territorial
La naturaleza de unos comicios generales abre posibilidades reales de cambio que no nos imaginaríamos a priori. En las elecciones municipales teorizábamos que el municipio es la administración más cercana, y recordábamos que en este país de “meras” elecciones municipales habían nacido grandes transformaciones sociales y políticas. Pero no olvidemos que llevamos todo un ciclo electoral donde lo general está sublimándose en todas las contiendas particulares. Todo lo que se mueve está condicionado por el escenario político general. Las generales son el conflicto principal (en lo electoral), y la gente le tiene ganas. Pero aparte de ello, la naturaleza de un proyecto horizontal como Ahora en Común, junto con la oleada de indignación social que bulle por todas partes, está haciendo posible romper con un mito: el mito de que lo general es más lejano y menos participativo que lo local.
La federalidad del proyecto de Ahora en Común, su referencia en un marco común en el conjunto del Estado, abre enormes posibilidades. Porque por una parte se superan las tendencias centrípetas y cantonalistas que siempre subyacían en mayor o menor medida como una tentación de las candidaturas municipalistas (el refugio en el municipio como lugar de “autonomía”, algo irreal en el marco del Estado español, donde el municipio se halla condicionado por las diputaciones, las comunidades autónomas y el gobierno central). Por otra parte, la unidad en la diversidad garantiza que la alternativa federalista no se consigue por la vía del centralismo jacobino, que es la tentación opuesta que subyace también, inevitablemente, en aquellas estrategias orientadas al asalto electoral del Congreso de los Diputados…
La circunscripción es provincial, y la organización de Ahora en Común en Málaga debe ser provincial, abarcando más allá de las inercias de la capital. Eso significa algo que resulta trascendental en el marco de la izquierda: debemos trabajar la síntesis territorial entre la capital, las grandes ciudades y los pequeños municipios de la provincia. Eso es algo que en Izquierda Unida no habíamos conseguido hasta ahora, especialmente por carecer de un perfil y de un discurso atractivo, orientado al votante urbano. El espejo en el que nos miramos, las candidaturas unitarias municipales  de Madrid, Barcelona o Zaragoza, nos ha marcado el camino de la alternativa en las grandes ciudades donde el voto es más volátil y el perfil es más “urbano”. Pero ahora el reto está en la capacidad para superar las dinámicas entre grandes municipios y provincia.
Esta es la pata que faltó en otros procesos unitarios (como fue, desgraciadamente, el caso en Ganemos Málaga). Pero en Madrid o Barcelona, las candidaturas de Unidad Popular supieron canalizar muy pronto la ilusión hacia los barrios populares, sacando las asambleas programáticas a los barrios y construyendo espacios  de empoderamiento que tuvieron una gran acogida.  Ahora hay que darle una vuelta: y del “ahora a los barrios” que nos decíamos en las horas finales del 15M debemos pasar a un “ahora a los municipios”, algo que inaugura algo que no habíamos visto hasta estas elecciones generales: una perspectiva provincial en el sujeto del cambio, una articulación provincial de los procesos de Unidad Popular, que a su vez se inserta en un marco federal.
2. La construcción de poder popular
En el plano electoral, estamos ante un momento histórico de vértigo. Es totalmente cierto que la dialéctica viejo-nuevo se impone en muchos casos sobre dialécticas más clásicas como izquierda-derecha. Pero oponer ambas es un error de bulto (el error que, si nada lo remedia, va a cometer Podemos). No porque prime la izquierda como algo viejo e inmutable a todo. Sino porque en este momento que vivimos, se deja de ser nuevo muy pronto. Pero ¿no es eso lo más viejo del mundo? Por lo menos desde Heráclito, la mitad de la historia de la filosofía ha sido la afirmación de esta evidencia dialéctica (y la otra mitad, su negación).
Es cierto que en muchos aspectos los izquierdistas tendemos a ser muy críticos con las novedades; nos desmadramos en tanto que “intelectuales orgánicos de nuestra clase” y se nos pega de los clásicos esa sospecha filosófica respecto de toda “moda” o todo imperativo ideológico hegemónico. Pero al cabo, si en algo somos vieja izquierda, tan vieja como Heráclito, es en que tenemos la capacidad para poner nuestros deseos de cambio en un punto del porvenir, y en movernos permanentemente hacia ese punto.
Que a cada convocatoria electoral surja un nuevo “sujeto del cambio” es enloquecedor. Pero es un reflejo de que la gente está pidiendo mucho más de lo que se les está ofreciendo. Que hay un empuje social que fuerza a la transformación de las estructuras organizativas y de las instituciones. Ante ese empuje, lo que ayer era nuevo corre el riesgo de envejecer muy pronto, ante todo porque entre lo electoral y lo social hay una contradicción permanente que es la seña de identidad de estos tiempos turbulentos (y algo de esto saben los compañeros en Grecia). Lo que demanda la gente es fidelidad a ese empuje. Y ese empuje que también es muy viejo, tan viejo como el primer revolucionario de la historia, se llama poder popular. Y si nunca lo habíamos practicado hasta ahora, es un buen momento para ponerse a aprender.
14 de julio de 2015   

lunes, 13 de julio de 2015

La dialéctica de la Unidad Popular

Luis Felip
Licenciado en Filosofía, del PCA y responsable de Área Interna de IULV-CA de Málaga ciudad  
La dispersión de la izquierda es un problema real. Precisa respuestas reales y valientes, y no se puede ignorar o menospreciar. Dichas respuestas no pueden quedarse en el cortoplacismo de lo electoral, y ahí reside la primera paradoja. No hay unidad popular sin poder popular detrás. No hay consenso y acuerdo entre organizaciones políticas si la gente no supera la dinámica tan tradicional de representantes-representados, toma el protagonismo y fuerza a que prime el interés colectivo sobre el interés particular.
1. Trabajo colectivo: centralidad de la movilización y en la organización de las comunidades
De un tiempo a esta parte, mucha gente se ha hartado de sus activismos de juventud y se ha quemado de luchar, confiando en que unas elecciones generales van a hacernos todo el trabajo. Incluso la institución o la organización parecen haberle quitado todo el prestigio al activismo, en ciertas actitudes y ciertos lenguajes. Nada más negativo. Ni más erróneo: el activista que da en la medida de sus posibilidades sin recibir nada a cambio es el pilar de toda política transformadora, es el mayor tesoro de una sociedad y es la figura que más prestigio debería tener para nosotros. Y sin estas personas, sin su capacidad para organizar lo que hay más allá de las estructuras partidarias, nada en la calle se puede mover. Y si no se mueve la calle, no somos capaces de marcar la agenda política y de introducir elementos de discurso que calen en la sociedad a medio y largo plazo. Ninguna fuerza política, por muchas ruedas de prensa que ofrezca, puede conseguir lo que el 15-M logró a base de movilización comprometida, entrega desinteresada y optimismo en la capacidad de la gente para autoorganizarse desde abajo. La movilización hace posible confluencias en lo concreto, aporta nuevos activistas, forma políticamente y sobre todo, cuando es real, nos permite ilusionarnos y recuperar la confianza en que las cosas salen bien si se fundamentan en el trabajo colectivo.
Por esto mismo, la primera tarea que tenemos que emprender es el fortalecimiento de los movimientos unitarios, desde el respeto a su autonomía. No se trata de ganar elecciones recogiendo a tal o cual individuo emblemático e invitándole a formar parte de listas electorales. Falta formación de activistas. Faltan espacios amables, interesantes, eficaces y atractivos, donde la gente pueda implicarse de manera activa en la vida de sus comunidades. Este espíritu cívico es la base de una sociedad fuerte, donde lo colectivo tenga capacidad de respuesta y donde las organizaciones políticas puedan estar controladas por la sociedad. Donde el debate público sea tan fuerte, que no dependa de los partidos determinar la agenda política. Y para esto, necesitamos movimientos y comunidades.
2. Alianzas sociales mayoritarias
Nadie en la izquierda está negando la necesidad de fundamentar el cambio político en alianzas sociales amplias. Posicionarse en la izquierda no se puede confundir, interesadamente, con enrocarse en lo ideológico o en posiciones minoritarias. Significa en primer lugar que se asume la lucha política como una lucha de posiciones por la hegemonía, donde los principios ideológicos son una parte importante (aunque no la única). Pero significa también voluntad de articular consensos mayoritarios. En la actualidad la izquierda necesita tener clara una política de alianzas que se base en el diálogo con los movimientos sociales, con las minorías, con los excluidos de todo tipo, con esa multitud anómala que es la diversidad inabarcable del cuerpo social. No se trata de confluencias entre “cabezas de ratón”, sino del reconocimiento de que democracia es pluralidad y de que el instrumento político debe trasladarla en un esquema pluralista. Eso significa que la alternativa no es el vacío espacio “atrápalotodo”, sino el lugar donde cada cual se mira y se siente reflejado. La alternativa es multipolar, es un monstruo de mil cabezas: joven y mayor, mujer y obrero, y mil y una categorías que serían demasiado específicas para enumerarlas aquí.
Ante todo, la alternativa también es de izquierdas (¡pero no únicamente!) porque debe identificar dónde está la centralidad del conflicto social y cuál es el eje fundamental sobre el que pivotan todas las demás cuestiones (lo viejo y lo nuevo, la forma del Estado, las relaciones con la Unión Europea…). Tras una crisis económica como la que venimos soportando, tras una situación de degradación social, aparece ahora un fenómeno que será central para el país en las próximas décadas: la mayoría de trabajadores precarios que van de trabajo en trabajo y  de ahí a largas temporadas en el desempleo; la creciente oleada de trabajadores pobres que ni siquiera pueden cubrir sus necesidades por medio de la explotación de su trabajo.
Esta es la nueva mayoría social, un polo de pobreza que hasta ahora se consideraba marginal –lo que justificaba que las alternativas de izquierda que buscaban el gobierno debían “girar al centro” y apelar a la mayoría de “clase media” o como la llama Pedro Sánchez, “clase media trabajadora”. Esta nueva mayoría de precarios, con la que nos identificamos cada vez más una parte creciente de la sociedad (especialmente mujeres y juventud) necesita de una representación política. Y debe verse reflejada de nuevo por una política que recupere la centralidad de lo económico y del conflicto de clase. Pero donde las contradicciones generacionales o de género, por empezar por las más obvias, tengan también un reflejo igual o incluso más importante. Dado que son las circunstancias concretas las que vivimos y nos parecen prioritarias, en la espontaneidad del mundo ideológico donde habitamos.
3. La unidad popular
Nadie por sí solo puede cambiar las cosas. Por definición, los cambios sociales provienen de factores múltiples: la economía, el contexto internacional, las relaciones entre fuerzas políticas y el sistema electoral, el clima social, la articulación de los movimientos de base… por mencionar algunos. Por eso la alternativa que se articule debe ser plural, no debe encajonarse en las siglas o en los lemas de un solo partido o de un solo movimiento. Hace falta un consenso amplio, una política aglutinadora de mayorías amplias, y eso se consigue planteando alianzas democráticas de base popular. Es el momento de un “compromiso histórico” que ponga en orden las cosas, que acabe con las tendencias suicidas y autodestructivas. Que sume y que construya una alternativa pluralista donde todos nos sintamos cómodos, ignorando filias y fobias. Y que ponga por delante no las mesas camilla donde se pactan listas electorales o se arreglan hojas de ruta prefijadas, sino la honestidad y la transparencia del trabajo colectivo.
Necesitamos dialéctica. No nos vale el electoralismo vacío que sólo puede desmovilizar a a gente y convertirnos en ciudadanos pasivos. Pero tampoco nos vale el hiperactivismo que considera lejana la toma  del poder político porque “no se dan las condiciones” (radicalismo que se convierte en un neo-kautskysmo encubierto). Hace falta organizarse en espacios de unidad popular que tengan una pata en la calle y otra en lo electoral, y hay que trabajar para reforzar ambas, porque por separado son insuficientes.
12 de julio de 2015

domingo, 12 de julio de 2015

Declaración del Encuentro andaluz de alcaldes y alcaldesas, concejales y concejalas del PCA. Municipalismo constituyente y unidad popular

El Partido Comunista de Andalucía ha hecho un llamamiento a alcaldes y alcaldesas, concejalas y concejales, tanto a miembros del partido como a otros compañeros y compañeras pertenecientes a otros grupos de IULVCA e independientes, así como a otros cargos municipales elegidos en diversas candidaturas de izquierdas en distintos pueblos y ciudades de Andalucía.
La idea de esta convocatoria forma parte del acervo histórico del Partido Comunista: coincidencia en la movilización, programa participado y construcción de la alternativa.
La llegada de la democracia a los Ayuntamientos, en 1979, trajo de la mano de las candidaturas del PCE, de la CUT, del PTE y de otros grupos de izquierdas, gobiernos municipales, con sus alcaldes a la cabeza, destacados por la austeridad (ética y la eficacia en la administración de los recursos públicos), por ponerse al frente de las luchas y reivindicaciones sociales en sus municipios y por no robar. Gran parte de los hombres y mujeres de esas candidaturas diversas de la izquierda, junto a nuevos grupos y personas, conformaron, a partir de 1987, las candidaturas municipales de Izquierda Unida.
Ahora, ha llegado el momento de situar en el nuevo escenario toda la capacidad política transformadora de los ayuntamientos y de los cargos públicos municipales que defienden proyectos alternativos al juego de la alternancia bipartidista.
En las elecciones municipales del 24-M, en muchos Ayuntamientos se ha demostrado que los procesos participativos, hechos desde abajo, desatan la confianza y la ilusión, desbordando las campañas electorales hasta recuperar las instituciones para la gente. Las experiencias de Madrid, Barcelona, Zaragoza, las Mareas en Galicia y las demás candidaturas de confluencia nos muestran el camino para cambiar no solo los municipios sino también el conjunto del Estado.
Al tiempo, la fuerte presencia municipal conseguida por IULVCA, también evidencia que la política de Convergencia se pone en práctica, desde hace muchos años, en cientos de pueblos y ciudades. Los programas y las candidaturas se hacen contando con los profesionales más comprometidos, los y las jóvenes con mayores inquietudes, los y las sindicalistas más activistas, los colectivos más insertados en la sociedad local, junto a una militancia prestigiada por ser referente y ejemplo. Es así como se han obtenido decenas de mayorías relativas y absolutas; es así como se han obtenido grandes porcentajes de votos en otros cerca de doscientos pueblos y ciudades de toda Andalucía. Es así como se ha desarrollado la confluencia social y política, es así, como se construye Unidad Popular, que es una categoría política, con independencia de fórmulas jurídicas o marcas electorales. Y es así, por tanto, como debemos seguir interviniendo, en todos y cada uno de nuestros municipios de cara a las próximas convocatorias electorales y de cara a la reactivación de la movilización social indispensable en la construcción de la alternativa.
En ese sentido, nuestro compromiso político se expresa en la necesidad de las apuestas programáticas y líneas de actuación siguientes:
-Entendemos que los Ayuntamientos tienen un gran potencial constituyente y que, en consecuencia, desarrollarlo es condición indispensable para, en primer lugar, ser muro de contención ante la reforma constitucional reaccionaria (que por la vía de los hechos), han implementado las oligarquías económicas, la derecha política, el bipartidismo (incluido PSOE) y la monarquía y, en segundo lugar, ser la punta de lanza de un verdadero proceso constituyente con protagonismo popular que blinde las conquistas sociales y democráticas y abra las puertas a un nuevo país.
-Poner en marcha mecanismos de participación ciudadana, con verdaderas tomas de decisiones de la gente, transparencia municipal y comunicación que abran espacios de verdadero poder popular.
-Refuerzo de los servicios públicos, políticas sociales, bolsas de empleo democráticas, recuperación de empresas y servicios privatizados por anteriores gobiernos municipales. Intervención en el mercado inmobiliario local desde el poder municipal. Nuestros pueblos y ciudades libres de desahucios. Es decir, dotarse de los medios necesarios para que ninguna persona de un municipio gobernado por nosotros sea privada de PAN, TECHO Y TRABAJO.
-Cargos públicos municipales que están en los conflictos sociales y laborales de su entorno y que, como siempre hemos hecho, están a la cabeza de las movilizaciones y reivindicaciones de sus pueblos.
-Hacer que nuestros Ayuntamientos sean los mayores activistas institucionales en la extensión de las ideas feministas, las políticas de género y de ayuda a la articulación organizativa del movimiento de mujeres.
-Compromiso con el movimiento LGTB, políticas reales de igualdad y Ayuntamientos  y municipios libres de homofobia.
-Municipios por la PAZ, contra la guerra y contra las agresiones imperialistas a los pueblos. Una Andalucía de PAZ requiere de Ayuntamientos que se posicionen  contra la existencia de bases militares extranjeras en nuestro suelo. Campaña contra la ampliación de la base norteamericana de Morón, contra la existencia del ‘escudo antimisiles’ en Rota y contra la realización de las gigantescas maniobras militares de la OTAN  ‘Trident Juncture 2015′ en nuestras aguas jurisdiccionales, espacio aéreo y suelo.
-Retomar y extender la Red de Municipios por la III República.
-Poner en marcha la Red Andaluza de Municipios contra el TTIP (acuerdo de libre comercio EE.UU-UE), impulsar la red estatal y participar en la red internacional que se está empezando a crear en toda Europa.
-El compromiso de todos los cargos públicos municipales en la potenciación de las movilizaciones que las Marchas por la Dignidad están convocando para el próximo 22 de octubre.
Somos conscientes del momento político que vivimos, somos conscientes de la dificultad que conlleva intentar poner en marcha políticas de cambio social, desde los ayuntamientos, dentro del marco político y jurídico actual. Por ello es indispensable la superación del llamado pacto de estabilidad y la derogación de la Ley Orgánica de Régimen Local y de la Ley de Haciendas municipales.
Expresamos nuestra convicción en la necesidad de un cambio político, en las próximas elecciones generales, que pasa por la derrota del  gobierno del PP y por la ruptura de la actual alternancia bipartidista, condiciones sin las cuales serían imposible los cambios legislativos enunciados en el párrafo anterior.

Por todo ello nos reafirmamos en el compromiso, desde la fuerte implantación municipal aquí representada, de volcarnos en la puesta en marcha de los contenidos de esta declaración y de ser impulsores activos, desde la cercanía al pueblo en nuestra actividad institucional (ya sea en el gobierno o en la oposición), para la confluencia diaria con la gente (ser gente) y la convergencia en la movilización y en el programa con los sectores más activos y concienciados en la perspectiva, necesaria y de largo aliento, de construcción de la UNIDAD POPULAR.

José Manuel Mariscal, Secretario General del PCA: “La militancia comunista de Andalucía va a ser agente activo en la construcción de la unidad popular”

Fotografía: Martín Vila, primer teniente de alcalde de Cádiz, por Ganar Cádiz. Carlos Portomeñe, concejal en Lugo por Alternativa Ciudadá de Esquerdas. José Manuel Mariscal, secretario general del PCA. Alberto Cubero, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Zaragoza por Zaragoza en Común y secretario general del PCE de Aragón. Eva Solla, diputada en el Parlamento Galllego por AGE y secretaria general del PC de Galicia. Antonio Maíllo, portavoz de IU en el Parlamento andaluz y coordinador general. Mauricio Valiente, tercer teniente del Alcalde del Ayuntamiento de Madrid por Ahora Madrid. Amanda Meyer, responsable de programas y convergencia de IU Andalucía. José Luís Centella, secretario general del PCE y portavoz de la Izquierda Plural.
El Secretario General del Partido Comunista de Andalucía, José Manuel Mariscal aseguró en la mañana de ayer sábado, durante el Encuentro de Alcaldes y Concejales Comunistas de Andalucía, que la militancia comunista de Andalucía va a ser un “agente activo” en la construcción de la unidad popular y ha aclarado que la “no somos un obstáculo” y que “nuestra experiencia y nuestra historia, siempre ha estado ligada a la alianza con los sectores de clase”.
En declaraciones a los periodistas durante el Encuentro celebrado por el PCA en Sevilla, Mariscal ha dicho que “nos hemos encontrado aquí para escuchar las iniciativas de unidad popular desarrollada en diversos municipios de España”, en un acto en el que han intervenido concejales de Zaragoza en Común, Ahora Madrid o Mareas Gallegas, y con el PCA ha explicado a sus alcaldes y concejales como han ido funcionando estos procesos.
“Se trata de construir otro país” ha señalado Mariscal para quien la tradición comunista “tiene mucho que aportar”. Ha defendido la tarea del partido en la defensa de los trabajadores, “en medio de una agresión terrible que ya veníamos padeciendo pero que, en estos cuatro años, se ha acelerado de forma cruenta”. Por ello Mariscal ha asegurado que desde el PCA, “estamos observando ahora mismo, y tratando de intuir por donde puede ir el proceso de unidad popular”. “Nos congratulamos de los manifiestos y posicionamientos que van apareciendo” ha indicado para aclarar que Alberto Garzón, como candidato de IU a la Presidencia del Gobierno “es un actor más”. “Con mucha cautela lo estamos observando pero deseosos de que esa unidad popular sea un hecho”, ha señalado.
Por último, y a preguntas de los periodistas, Mariscal ha considerado que ‘Podemos’ es una organización “que tiene mucho que decir en la construcción de la unidad popular” y que desde el PCA “pensamos que juntos hay capacidad de crear un bloque alternativo capaz de derrumbar al bipartidismo”.
Antonio Maillo: “O unidad popular o bipartidismo”
Por su parte el Coordinador general de IU Andalucía, Antonio Maíllo ha afirmado que la construcción de la unidad “está vinculada a la generosidad y a la altura de miras” y que “hay unidad popular o hay bipartidismo”. Por ello, Maíllo ha sostenido que “desde esa unión de fuerzas vamos a hacer todo lo posible por que haya acuerdos entre la gente, organizaciones políticas, sociales, de todos aquellos que queremos construir una esperanza de alternativa a la política de austeridad”.
“La suma, multiplica” ha vuelto a recordar Maíllo para quien las elecciones municipales y autonómicas del pasado 24 de mayo han constatado que “nadie por sí solo es palanca de cambio, pero cuando hay unidad se llegan a gobernar ciudades tan importantes como Zaragoza, Barcelona, Madrid, Santiago o A Coruña”. Por tanto, desde esa constatación Maíllo asegura que “estas ciudades simbolizan que hay posibilidad de cambio”. “Si se juntan todas las fuerzas de quienes hemos estado en contra de la austeridad, podemos ganar”, ha dicho.
También ha preguntas de los periodistas ha afirmado que “nunca es tarde aunque el tiempo apremia” porque “hay una oportunidad perfecta”.
De otro lado y en clave andaluza ha advertido que “sin Andalucía no hay cambio posible en el país y en Andalucía, Izquierda Unida es una fuerza arraigada al territorio y con una experiencia de hombres y mujeres que llevamos mucho tiempo luchando contra las políticas de austeridad y recortes”.

Por último ha indicado que “ahora mismo los esfuerzos deben centrarse en lo importante: Construir una lista de esperanza para un nuevo país”. “No se trata de negociar con cúpulas, eso es un error, es al contrario, se trata que desde el impulso de la gente se produzca una respuesta a la altura del momento histórico”, ha remachado.