domingo, 21 de diciembre de 2014

La Asamblea de Balance de Izquierda Unida de Andalucía debate el documento aprobado por el 64% de sus bases en 168 asambleas abiertas

Mariscal destaca que “Izquierda Unida es la una fuerza política a la vanguardia que siempre luchará por los intereses del pueblo trabajador”
La I Asamblea de Balance de IULV-CA Andalucía reunida hoy en Bormujos ha debatido el documento tras haber sido discutido en 168 asambleas de base, en las que ha contado con un apoyo mayoritario, en concreto un 64% de los votos a favor, un 29,32% en contra y el 6,3% de abstenciones. En total, han participado en la fase previa 3.046 militantes y simpatizantes, en un proceso de rendición de cuentas calificado como “totalmente novedoso en una organización política” por parte de la dirección.
Así lo ha expresado ante el plenario José Manuel Mariscal, coordinador de la Ejecutiva de IULV-CA y relator del documento que se lleva a debate, quien ha comenzado su intervención saludando al pueblo cubano y agradeciéndole que “la resistencia y la coherencia llevan a la victoria”, lo mismo que ocurrió, hace 70 años, cuando el Ejército Rojo acabó con el cerco de Leningrado tras más de 16 de meses de aguante. “Resistencia para vencer”, ha remarcado.
Mariscal ha señalado que “es la primera vez que una organización política realiza, en el ecuador de un gobierno, una asamblea de rendición de cuentas con la participación directa de las asambleas de base, elemento novedoso que se acordó tras la celebración de la última Asamblea General de IULV-CA en el mes de junio del pasado año 2013”.
“Terminamos el año 2014 con algo que tiene que ver con otras formas de hacer política”, como así también se demostró cuando el voto de la militancia fue el que decidió la entrada en el cogobierno de la Junta de Andalucía o cuando se abrió un proceso de primarias abiertas a simpatizantes para elegir a los candidatos y candidatas de Izquierda Unida en los distintos procesos electorales”, “cuestiones que ahora nos copian desde otras organizaciones políticas”.
El coordinador de la Comisión Ejecutiva de IULV-CA ha explicado cómo se desarrollará el debate por parte de la asamblea, dividida en tres comisiones, que analizarán el papel jugado por la organización a nivel político e institucional, tanto dentro del gobierno andaluz, con las tres Consejerías gestionadas por Izquierda Unida, como por parte del grupo de diputados y diputadas en el Parlamento Andaluz. En dichas comisiones se tratarán los asuntos emanados del proceso de reflexión de las asambleas de base centrados, entre otras cuestiones, en la mejora de los métodos de participación y el papel de la organización en la movilización social.
Las 168 asambleas celebradas en Andalucía se reparten, por provincias, de la siguiente manera: en Almería se han celebrado 13 encuentros; en Cádiz, 11; 34 en la provincia de Córdoba; 33 en Granada; 16 en Huelva; en Jaén, 10; 11 en Málaga y, por último, 40 en la provincia de Sevilla, con la participación total de 3.046 militantes y simpatizantes por todo el territorio andaluz.
En palabras de José Manuel Mariscal, “Izquierda Unida es una fuerza política a la vanguardia que siempre luchará por los intereses del pueblo trabajador” y hemos de tener presente que “hay que superar viejos métodos porque vivimos en nuevos tiempos pero sin olvidar, nunca, de dónde venimos”.

José Luis Centella, en representación del Consejo Político Federal, considera la Asamblea de Balance “fundamental para IU y el resto de la izquierda del país”
José Luis Centella, en representación del Consejo Político Federal en la Asamblea de Balance de IU Andalucía, ha valorado ésta como “fundamental para el resto de la organización y para la izquierda en general de este país”, pues “va a marcar un estilo en cuanto a la organización de debates productivos y fructíferos”.
En su intervención que ha inaugurado este cónclave, Centella ha aseverado que “es un ejemplo de cómo se debate y una experiencia que hay que valorar y mejorar, pero sobre todo desarrollar”. Centella ha enmarcado esta iniciativa en la necesidad de plantear alternativas en estos “tiempos convulsos” en que el PP “ha decretado el final de la crisis” y en los que al capital y al poder económico “ya no le sirven las reglas de la democracia burguesa y le sobran los parlamentos y los gobiernos”.
El portavoz de IU en el Congreso de los Diputados ha incidido en la importancia de realizar propuestas para “resolver los problemas de la mayoría de la gente”, porque “a pesar de lo que dice Rajoy, la situación no ha cambiado para todas esas personas que actualmente siguen en paro, pierden sus viviendas, o no tienen para comer”.
Según ha asegurado Centella, el reto de IU y del resto de la izquierda de este país pasa por construir un bloque social y político que sea capaz de poner la economía al servicio de la mayoría social y, para eso –ha subrayado--, hay que empezar por “cambiar el artículo 135 de la Constitución Española”.
“El dilema” –ha dicho Centella- es avanzar hacia la reforma que el sistema quiere llevar a cabo, de la mano del PP y el PSOE, o construir entre todas y todos un nuevo país desde la “ruptura democrática”. Así, ha apostado por encarar este proceso constituyente desde la “unidad popular” y con “la gente que está en la lucha y sufre” porque “la crisis –ha enfatizado- hay que combatirla en la calle, pueblo a pueblo, barrio a barrio y fábrica a fábrica”.

Alberto Garzón: “Estamos ante una oportunidad histórica, nos merecemos ya un gobierno de izquierdas”
El secretario de Convergencia y Proceso Constituyente de Izquierda Unida, Alberto Garzón, ha señalado este domingo que la sociedad está ante una “oportunidad histórica” para “transformar este país” desde la “esperanza política” que “no debemos desaprovechar”.
“Las batallas electorales no son las únicas que hay que dar, también están las batallas políticas, las sociales o las culturales”, ha apuntado Garzón, quien ha indicado que en este país “nos merecemos ya un gobierno de izquierdas”, siendo IU el instrumento fundamental, a su juicio, para conseguir dicho objetivo.
Garzón ha apostado por seguir llevando “a nuestro ámbito y a la calle” el conflicto social y la lucha por un nuevo modelo de país, en el que la Troika y los poderes económicos “no sean los que dicten las políticas que están detrás del aumento del paro, del drama de los desahucios, la precariedad o los contratos basura”.
Así, para Garzón el principal problema de este país es que “gobiernan aquellos que no se presentan a las elecciones”, refiriéndose así a las grandes fortunas y empresas que “chantajean y extorsionan al poder político”.

Por eso, el dirigente de Izquierda Unida ha recalcado la importancia de “democratizar la economía, si de verdad queremos regenerar la política”. “Sin eso, todo lo demás es marketing”, ha remarcado Garzón, quien ha defendido el papel crucial que los militantes de la organización han de jugar en este momento histórico. “Necesitamos de toda la energía de los que estamos aquí”, ha subrayado para concluir llamando a los delegados de la Asamblea a “ser ambiciosos y a estar a la altura de las circunstancias”.

No hay comentarios: